Refranero y Frases.

Doris Lessing: In memoriam

noviembre 17, 2017

“Piensa mal, pero en todos los casos, piensa por ti mismo.”
DL

Recordando a la escritora y activista Doris Lessing en el cuarto aniversario de su muerte.

Doris Lessing

Algunas de sus frases:

Algunas personas obtienen fama, otras la merecen.

Bien mirado, ¿por qué los varones poseen pechos y pezones si no tuvieron uso en algún momento? Quizá alumbraban por el ombligo.

¿Cómo puede haber una orgía – incluso emplearse esta palabra – cuando ni siquiera se han insinuado los límites, debilidades o preferencias, ni tan sólo los hábitos y costumbres?

Con una biblioteca eres libre, no estás confinado por el clima político del momento. La biblioteca es la más democrática de las instituciones, porque nadie en absoluto puede decirnos qué leer, cuándo y cómo.

Creo que nosotros, me refiero a la raza humana, tenemos una idea falsa, creemos que podemos controlarlo todo, y no es así. Somos expertos en adaptarnos al cambio, ahora a la guerra, a las enfermedades que van surgiendo, a los virus… Nos vamos adaptando a todo. Creo que eso es admirable, por eso sobrevive la raza humana.

Cuando se cuenta la historia a los jóvenes – tienen un nombre, se los denomina los guardianes de la memoria – primero se expone entre nosotros, y uno dirá No, no fue así, y otro Sí, así fue, y en el momento en que todo el mundo está de acuerdo podemos estar seguros de que la historia no contiene ninguna falsedad.

Digo pienso, pero ¿pensábamos entonces?

El gran secreto que comparten todos los viejos es que casi no cambias en setenta u ochenta años. Tu cuerpo cambia, sí, pero tú no cambias en absoluto.

El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia.

En algún momento de la edad adulta, la mayoría de la gente cae en la cuenta de que un siglo no es más que el doble de sus años. A partir de este pensamiento, toda la historia se precipita junta y a partir de este momento viven ya dentro de la historia del tiempo, en vez de mirarla desde fuera, como observadores.

Cien años es dos veces mi edad, te sientes como si hubieras estado en aquellos campos de batalla, o curando a aquellos soldados. Con Walt Whitman, quizás…

El hecho de que el destino de todos nosotros, envejecer, o incluso hacernos mayores, es tan cruel, que mientras gastamos todas y cada una de nuestras energías en intentar despistarlo o posponerlo, en realidad raramente conseguimos que su constatación no nos hiera aguda y fríamente.

En la universidad no les dicen que la ley más importante de todas es aprender a tolerar a los tontos.

Es una idea absurdamente sentimental pensar que las mujeres pueden hacer más por la paz que los hombres. No hay pruebas históricas. Siempre ha habido mujeres muy guerreras y muy racistas.

Escribir te hace más humano.

Eso es el aprendizaje. Usted entiende algo de repente y entiende toda su vida pero de una forma nueva.

Espacio o de la ciencia ficción se ha convertido en un dialecto de nuestro tiempo.

He estado siempre en el borde, observando, deslizándome hacia la salida; detesto pertenecer…

(…) Julia, la protagonista, es un ama de casa un poco anticuada, autocrática, muy estricta, no entiende nada de lo que está pasando. Me he preguntado más de una vez de dónde sale este personaje con semejantes ideas. Quizá yo soy un poquito Julia.

La biblioteca es la más democrática de las instituciones, porque nadie en absoluto puede decirnos qué leer, cuándo y cómo.

La diferencia en las grandes personas es que tratan a las cuestiones importantes como cuestiones importantes y a los asuntos insignificantes como asuntos insignificantes.

La ferocidad del mío ; de algún lugar debió de llegar, dado que su existencia resulta evidente y, por lo que sabemos, siempre nos ha compañado. ¿Siempre?

La literatura es el análisis del acontecimiento que ya ha pasado.

La risa es, por definición, saludable.

La ternura no es una de las cualidades que acostumbremos a asociar a la juventud. La vida nos la inculca a fuerza de golpes, nos hace más dulces y dúctiles de lo que nuestro orgullo juvenil nos había permitido.

Las cosas pequeñas divierten a las mentes pequeñas.

Lo más importa es aprender de la vida.

Lo que vemos necesitamos conquistarlo; lo que sabemos que existe también tenemos que conocerlo.

Los hombres, en comparación con las mujeres, son inestables e imprevisibles.

Los préstamos no son mucho mejor que la mendicidad, al igual que los préstamos con intereses no son mucho mejor que robar.

Los varones dan por sentado que aquello que arruinamos, las mujeres lo remiendan.

Me he vuelto muy intolerante con las ideologías. Pertenezco a una generación de grandes sueños, de utopías de sociedades perfectas, y lo que ha ocurrido es que ha habido mucha sangre. He observado a gente de mi generación que tenía grandes esperanzas y ahora la veo muy rezagada respecto a sus expectativas. Ya no creo en esos sueños perfectos y maravillosos.

Ninguno debe pedir nada, salvo todo, pero sólo durante el tiempo que lo necesite.

No confíes en un amigo sin defectos y ama a una mujer, no a un ángel.

No hay leyes para escribir una novela. Nunca hubo ni habrá.

¿Pero qué puedes hacer? La muerte está ahí, llegará, es inevitable.

… Porque las personas se enamoran con frecuencia y no se enamoran en condiciones de igualdad, ni tan siquiera al mismo tiempo.

¿Qué es un héroe sin amor por la humanidad?

Reconsideras tu vida conforme la vas viviendo, de la misma forma que si estuvieras escalando una montaña y continuamente vieras los mismos paisajes desde distintos puntos de vista.

Se tienen menos necesidades cuanto más se sienten las ajenas.

Sí, la vejez es un aburrimiento, pero la vida no es aburrida. Todo me interesa.

Siempre me ha parecido gracioso que se venere a las diosas mientras que, en la vida cotidiana, a las mujeres se las relega a una posición secundaria y se las considera inferiores.

Siempre queda leche en nuestros senos. Nuestro pechos son útiles. No como los vuestros.

Sólo se puede aprender a ser mejor escritor escribiendo.

Todo el mundo parece estar de acuerdo en que estar enamorada es una condición poco importante, o incluso cómica. No obstante, hay pocos estados más dolorosos para el cuerpo, el corazón y –peor aún– la mente, pues es la mente la que observa cómo la persona que se supone que la rige se comporta de una manera loca e incluso vergonzosa.

Yo solo poseo una de las menos importantes cualidades necesarias para escribir: la curiosidad.

Doris Lessing

De soltera Doris May Tayler, nació en Kermanshah, entonces Persia, actual Irán, el 22 de octubre de 1919.
Cuando contaba con seis años de edad, se trasladó junto a su familia a Rodhesia del Sur, antigua colonia británica, actualmente Zimbabue, donde residió hasta los 30 años de edad, hecho que le hizo amar profundamente la naturaleza y sensibilizarse para el resto de su vida con la discrimanación racial.
Con 36 años, después de dos divorcios y de haber tenido tres hijos, se traslado a Londres, donde se afilió al Partido Comunista Británico al que perteneció de 1952 a 1956:
Participó en numerosas campañas contra las armas nucleares y criticó ásperamente el régimen del apartheid sudafricano. Sin embargo, el estalinismo hizo que perdiera sus ideales ideológicos y abandonó el comunismo en 1954.
Su obra tiene mucho de autobiografía, y mucha parte de ella está inspirada en sus años africanos, en su infancia, en sus desengaños vitales, sociales y políticos, que la llevaron a ser una notable activista feminista, comunista, pacifista y anticolonialista.
Publicó algunas de sus obras con el seudónimo de Jane Somers.
Obtuvo casi todos los premios importantes literarios en Europa, además del Premio Nobel de Literatura en 2007, y en España el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, en 2001.
Además le fueron concedidos entre otros:

El Premio Somerset Maugham en 1954.
Finalista en el Premio Booker en 1971
Prix Medicis de Francia en 1976
Premio Austríaco de la Literatura Europea en 1982
Shakespeare Prize de la República Federal Alemana en 1982
Finalista en el Premio Booker en 1985
WH Smith Literary Award en 1986
Premio Internazionalle Mondello de Italia en 1986
Premio Palmero en 1987
Grinzane Cavour Prize (Premio Grinzane Cavour) de Italia en 1988
James Tait Black Prize de literatura inglesa en 1995
XI Premio Internacional de Catalunya en 1999
David Cohen British Literature Prize (Premio de Literatura Británica David Cohen) en 2001
Premio Dupont Pluma de Oro en 2002.
Murió en Londres, el 17 de noviembre de 2013, cuando contaba con 94 años de edad.

Bibliografía:

Canta la hierba, 1950
Éste era el país del Viejo Jefe, 1951
Martha Quest, 1952
Cinco novelas cortas, 1953
Un casamiento convencional, 1954
La costumbre de amar, 1957
Al final de la tormenta, 1958
Catorce poemas, 1959
En busca de un inglés, 1961
El cuaderno dorado, 1962
Play with a tiger, 1963
Un hombre y dos mujeres, 1963
Cuentos africanos, 1965
Cerco de tierra, 1965
Gatos muy distinguidos, 1967
La ciudad de las cuatro puertas, 1969
Instrucciones para un viaje al infierno, 1971
Historia de un hombre no casado, 1972
La tentación de Kack Orkeney, 1973
Memorias de una superviviente, 1974
A small personal voice, 1974
Shikasta, 1979
Los matrimonios entre las zonas tres, cuatro y cinco, 1980
Los experimentos sirios, 1981
The making of the representative for Planet 8, 1982
Diario de una buena vecina, 1983
Si la vejez pudiera, 1984 (con el pseudónimo de Jane Somers)
Los diarios de Jane Somers, 1984 (con el pseudónimo de Jane Somers)
La buena terrorista, 1985
Prisons we choose to live inside, 1986
El viento se llevará nuestras palabras, 1987
El quinto hijo, 1988
Historias de Londres, 1992
Risa africana, 1992
Dentro de mí, 1994
De nuevo el amor, 1996
Un paseo por la sombra, 1997
Mara y Dann, 1999
Problemas, mitos y otras historias, 1999
Ben en el mundo, 2000
El día en que murió Stalin: la mujer, 2001
El sueño más dulce, 2002
Las abuelas, 2003, Ediciones B, ISBN 978-84-666-2846-4
Historia del general Dann y de la hija de Mara, de Griot y del perro de las nieves, 2006 (Ediciones B, ISBN 84-02-42003-6)
La grieta, 2007 (Lumen, ISBN 978-84-264-1667-4)
Made in England, 2008 (Lumen. Barcelona 2008)
J.M. Coetzee, Pablo Neruda, W.Faulkner, Doris Lessing y G. García Marquez, Discursos, Alpha Decay, Barcelona, 2008.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 17 de noviembre del pasado 2013, día de su fallecimiento. Ha sido actualizada y ampliada con nuevas frases el 22 de octubre de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com noviembre 17, 2013 at 9:52 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “Piensa mal, pero en todos los casos, piensa por ti mismo.” Doris Lessing ha muerto hoy en Londres Algunas de sus frases: Algunas personas obtienen fama, otras la merecen. Bien mirado, ¿por qué los varones poseen pechos…

  • Deja un comentario