Poesia

José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia

enero 1, 2015

“…Alrededor de ti, de lo que fuiste,
en pozos similares, y en funestos estantes,
otros, sal o ceniza, te hacen imperceptible…”
JAG

 “Palabras para Julia”

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

 Jose Agustin Goytisolo.

De: “Palabras para Julia”
Recogido en “José Agustín Goytisolo – Obra completa”
Editorial Lumen – 2011©
ISBN: 978-84-264-1783-1

Reseña del poeta Santos Domínguez Ramos de, “José Agustín Goytisolo – Obra completa”: AQUÍ

José Agustín Goytisolo Gay nació en Barcelona, el 13 de abril de 1928.
Perteneció a la llamada Generación del 50′, junto a Ángel González, José Manuel Caballero Bonald, José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma, Alfonso Costafreda o Carlos Barral ente otros
Además de ser uno de los más grandes poetas españoles del siglo XX, fue un notable traductor, entre otros, de: Cesare Pavese, Pier Paolo Pasolini, Salvador Espriú y Pere Quart.
Obtuvo entre otros galardones:
Accesit en el Premio Adonais en 1954 por “El retorno”
El Premio Boscán en 1956 por “Salmos al viento”
El Premio Ausias March en 1959 por “Claridad.
El Premio de la Crítica en 1992, por su obra “La noche le es propicia”
Murió en Barcelona, 19 de marzo de 1999.

El poema recitado por el poeta:

Fragmento del poema al que Paco Ibañez puso música y grabó en 1969.

*Este poema fue publicado en este blog el día 8 de agosto de 2008, hoy quiero rescatarlo para insertar el vídeo en él que el poeta recita estos versos dedicados a su hija Julia Goytisolo.

También de José Agustín Goytisolo en este blog:

“José Agustín Goytisolo: Ojos como de niebla”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: La flor de la jara”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: La visita”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Más que una palabra”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: El aire huele a humo”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Llora conmigo, hermano”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Un sitio entre las rosas”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Donde tú no estuvieras”: AQUÍ 

“José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Piazza Sant’Alessandro, 6”:  AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Cuando la niebla”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: La noche le es propicia”: AQUÍ 

“Día Mundial de la Poesía: Mis Poetas – Fragmento de Palabras para Julia”: AQUÍ 

 “José Agustín Goytisolo: Nadie está sólo”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Por los bastardos”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Testimonio”: AQUÍ

“José Agustín Goytisolo: Amapola única”: AQUÍ

Bibliografía poética:

El retorno 1955
Salmos al viento 1956
Claridad 1959
Años decisivos 1961
Algo sucede 1968
Bajo tolerancia 1973
Taller de Arquitectura 1976
Del tiempo y del olvido 1977
Palabras para Julia 1979
Los pasos del cazador 1980
A veces gran amor 1981
Sobre las circunstancias 1983
Final de un adiós 1984
La noche le es propicia 1992
El ángel verde y otros poemas encontrados 1993
Elegías a Julia Gay 1993
Como los trenes de la noche 1994
Cuadernos de El Escorial 1995

Antologías:

Poetas catalanes contemporáneos 1968
Poesía cubana de la Revolución 1970
Antología de José Lezama Lima
Antología de Jorge Luis Borges
Los poemas son mi orgullo, antología poética. Edición de Carme Riera (editorial Lumen, 2003)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply lola agosto 7, 2008 at 12:45 am

    Hay tantas etapas en esta vidaaa, pero hay que pasarlas y afrontarlas como vengan y lo mejor posible :mrgreen:

  • Reply Triana agosto 8, 2008 at 4:03 am

    DONDE TÚ NO ESTUVIERAS

    Dónde tú no estuvieras,
    como en este recinto, cercada por la vida,
    en cualquier paradero, conocido o distante,
    leería tu nombre.

    Aquí, cuando empezaste a vivir para el mármol,
    cuando se abrió a la sombra tu cuerpo desgarrado,
    pusieron una fecha: diecisiete de marzo. Y suspiraron
    tranquilos, y rezaron por ti. Te concluyeron.

    Alrededor de ti, de lo que fuiste,
    en pozos similares, y en funestos estantes,
    otros, sal o ceniza, te hacen imperceptible.

    Lo miro todo, lo palpo todo:
    hierros, urnas, altares,
    una antigua vasija, retratos carcomidos por la lluvia,
    citas sagradas, nombres,
    anillos de latón, sucias coronas, horribles
    poesías…
    Quiero ser familiar con todo esto.

    Pero tu nombre sigue aquí,
    tu ausencia y tu recuerdo
    siguen aquí.

    ¡Aquí!

    donde tú no estarías,
    si una hermosa mañana, con música de flores,
    los dioses no te hubieran olvidado.

    JA. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 13, 2008 at 2:16 am

    José Agustín Goytisolo
    Esa flor instantánea

    ” Miedo a perderse ambos
    vivir uno sin otro:
    miedo a estar alejados
    en el viento en la niebla
    en los pasos del día
    en la luz del relámpago
    en cualquier parte. Miedo
    que les hace abrazarse
    unirse en este aire
    que ahora juntos respiran.
    Y se buscan y buscan
    esa flor instantánea
    que cuando se consigue
    se deshace en un soplo
    y hay que ir a encontrar otras
    en el jardín umbrío.
    Miedo; bendito miedo
    que propicia el deseo
    la agonía y el rapto
    de los que mueren juntos
    y resucitan luego.

  • Reply Triana agosto 15, 2008 at 12:56 am

    PALABRAS NUNCA DICHAS

    No sabía decirlas, no podía;
    porque jamás las pronunciará antes,
    juntas así.
    La angustia la mataba,
    imposible aguantar aquel anhelo
    que era dolor cruel
    de tan agudo.
    Y las palabras nunca dichas
    fueran el único remedio
    en aquel trance
    que alteraba su cuerpo:
    de la piel, hasta lo más profundo.
    Con voz rota ella pide:
    ¡oh tú, por caridad ayúdame
    a decirte que… Palabras.

    J.A. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 16, 2008 at 12:33 am

    LA FUENTE PERDURABLE

    Se estremeció al contacto de las manos
    y ofrecía su cuerpo al alfarero
    que ella siempre anheló: primero el rostro
    después el talle luego las rodillas.

    ¡Oh sí! Mujer de barro que se vuelve
    cántaro de aguamiel vasija húmeda
    copa de vino para los desmayos
    maceta de albahaca taza honda

    cáliz de olor jofaina regalada
    pila bajo la fuente perdurable
    lamparilla de aceite que alumbrara

    noches sin sueño y páginas de un libro
    que está por escribir. ¡Oh sí; ser barro!
    Barro que ha descubierto a su alfarero.

    J.A. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 19, 2008 at 12:46 am

    Des de Algo sucede (1968),
    “Mis habitaciones”:

    En las noches sin sueño en esa hora
    de la rauda memoria
    que precede al olvido
    pasan por mi cabeza
    como ante la pantalla de un cine desbocado
    escenas gestos voces alegrías,
    persecuciones, himnos
    pero de entre las cosas
    que vuelven desde el fondo
    sin límites del alma
    asoman su contorno surgen
    las extrañas habitaciones
    en las que yo he vivido.

    A veces me contemplan los sillones
    de la casa del padre me preguntan
    por mis zapatos nuevos,
    por aquella pelota que un día me quitaron
    o por el perro que murió.
    También me observan
    los espejos recordando mi rostro
    cubierto de jabón, me saludan
    y me encuentran más viejo.

    Una silla otras veces
    salta desde el rincón más alejado
    de aquel cuarto que fue
    mi residencia de estudiante
    y desde allí me grita
    me canta las virtudes de aquel vino
    repite mis lecciones de memoria
    y me despierta con una campana.

    También llega un pasillo
    que me conduce de la mano
    hasta el cuarto encalado
    de mis veranos libres
    me encierra allí y aguarda
    la bienvenida del ropero
    y escucha agazapado tras la puerta
    nuestras conversaciones
    hablando de la caza de los higos
    o de aquella camisa de soldado
    que todavía guarda.

    Están, después aquellas
    otras habitaciones silenciosas
    que no preguntan nada que me miran
    reprochando algo feo
    que debió suceder y no recuerdo
    y lanzan sus lavabos
    como una acusación disparatada
    dirigiéndome sordos
    ruidos con sus desagües pecadores
    para llamarme al arrepentimiento.

    Así, en las altas noches
    me cercan y preguntan
    estas habitaciones de mi vida
    estos cuartos sus muebles sus dinteles
    y en un agobio de percheros
    de alfombras y de libros olvidados,
    me recuerdan el tiempo
    que dejé como un trapo.
    Hecho jirones entre sus paredes.

    J. A. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 23, 2008 at 9:08 pm

    ALGUNA NOCHE

    Alguna noche -las fogatas eran
    de dolor o de júbilo-
    la casa te veía desertar.

    Te abrías a una vida
    distinta, a un mundo
    alegre como los ojos de un dios:
    voces mayores, fuegos de artificio,
    inacabable noche de San Juan
    en tu estancia vacía…

    El tiempo se agrandaba en los rincones,
    se detenía en torno al corazón,
    mientras el estruendo proseguía,
    lejos, lejos, quién sabe si real.

    Después, todo más claro:
    los sonidos pequeños, el crujido de un mueble
    la lluvia en el desván.

    Nueva vida a las cosas, el alba aparecía,
    y tú llegabas, amorosamente.

    J.A. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 24, 2008 at 9:59 pm

    COMO LA PIEL DE UN FRUTO

    Como la piel de un fruto, suave
    a la amenaza de los dientes,
    iluminada, alegre casi,
    ibas camino de la muerte.

    La vida estaba en todas partes:
    en tu cabello, sobre el césped,
    sobre la tierra que añorabas,
    sobre los chopos, por tu frente…

    Todo pasó, tal un verano,
    sobre tu carne pura y breve.
    Como la piel de un fruto, ¡eras
    tan olorosa y atrayente!

    J.A. Goytisolo

  • Reply Triana agosto 28, 2008 at 11:46 am

    “Oficio del Poeta”

    Contemplar las palabras
    sobre el papel escritas,
    medirlas, sopesar
    su cuerpo en el conjunto
    del poema, y después,
    igual que un artesano,
    separarse a mirar
    cómo la luz emerge
    de la sutil textura.
    Así es el viejo oficio
    del poeta, que comienza
    en la idea, en el soplo
    sobre el polvo infinito
    de la memoria, sobre
    la experiencia vivida,
    la historia, los deseos,
    las pasiones del hombre.
    La materia del canto
    nos lo ha ofrecido el pueblo
    con su voz. Devolvamos
    las palabras reunidas
    a su auténtico dueño.

    José Agustín Goytisolo

  • Reply Triana septiembre 5, 2008 at 12:21 am

    Encuentro

    ” Alegría yo te he buscado y buscado por todos los lugares
    por todos los caminos que andaba y desandaba,
    alguna vez oí tus pasos en el bosque,
    otra vez escuché tu risa,
    pero nunca te tuve entre los brazos para poder hablarte,
    para decirte que mi vida iba cayendo como una gota de agua,
    que hacía frío y que te he esperado siempre
    roto y amante como me ves,
    como me tienes contra tu pecho amiga. ”

    J.A. Goytisolo

  • Reply Emma abril 7, 2011 at 8:32 pm

    Cuales son las etapas de la obra lírica de Jose Agustin Goytisoloo?? Os agradeceria mucho que me ayudaseis, ya que tengo que hacer un comentario de palabras para Julia y lo necesito urgentementee. Graciaas!!

    • Reply Triana abril 8, 2011 at 10:26 am

      José Agustín Goytisolo perteneció a la poesía del realismo social o poesía de la conciencia dentro de la Generación de los 50. No hay que yo sepa ninguna otra etapa lírica en su obra.

  • Reply Bitacoras.com junio 9, 2012 at 10:24 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “…Alrededor de ti, de lo que fuiste, en pozos similares, y en funestos estantes, otros, sal o ceniza, te hacen imperceptible…” JAG  ”Palabras para Julia” Tú no puedes volver atrás porque la vida ya te empuja co……

  • Reply José Agustín Goytisolo: Llora conmigo, hermano | Trianarts julio 7, 2012 at 11:51 am

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply José Agustín Goytisolo: Más que una palabra, de Palabras para Julia | Trianarts noviembre 22, 2012 at 4:53 pm

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply José Agustín Goytisolo: Piazza Sant’Alessandro, 6 | Trianarts diciembre 12, 2012 at 5:26 pm

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply José Agustín Goytisolo: La visita » Trianarts | Trianarts enero 24, 2013 at 12:20 am

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a José Agustín Goytisolo: Cuando la niebla » Trianarts | Trianarts abril 13, 2013 at 12:31 am

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply José Agustín Goytisolo: Un sitio entre las rosas | Trianarts mayo 1, 2014 at 6:12 pm

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a José Agustín Goytisolo: El recuerdo » Trianarts abril 12, 2015 at 11:50 pm

    […] “José Agustín Goytisolo: Palabras para Julia”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario