Pintura

Maurice Chabas: Místico y simbolista

noviembre 29, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Maurice Chabas

Nació en Nantes, Francia, el 21 de de septiembre de 1862.
Hijo de un pintor aficionado, alentó a la vocación artística de dos de sus hijos Maurice y Paul.
Se formó en la Académie Julian en París , donde tuvo como maestros a Tony Robert-Fleury, William A. Bouguereau, Gustave Boulanger, Jules Joseph Lefebvre y, entre otros, a Jules Adler como compañero de estudios.

Fue un artista muy prolífico, que pronto, tras descubrir la obra de Pierre Puvis de Chavannes, que fue una influencia definitiva en su carrera, se decantó por el simbolismo.

Se inició en el Salón de Artistas Franceses en 1885, en el que donde presentó sus obras hasta 1913.
Así mismo expuso en el Salón de los Amigos de Bellas Artes de Nantes entre 1890 y 1907, y diversas muestras de contenido religioso.

Su gran sensibilidad y su misticismo, se sumó a las ideas desarrolladas por Joséphin Peladan, participando en todos los salones de los Rosacruces de 1892 a 1897.

A la mayoría de sus pinturas las tituló con nombres de un ideal místico que creyó necesario para el ser humano, como: Celsa (Fase éxtasis) o Melete (melodía de la noche tranquila sensación y la contemplación).
En sus paisajes adoptó un estilo menos clásico, en los que son una característica sus cielos etéreos.

A partir de 1900 residió en Sainte-Foy villa en Neuilly-sur-Seine, donde instaló su taller, que se convirtió en un centro de reunión de artistas e intelectuales, entre ellos el escritor Léon Bloy y el pintor Lucien Lévy-Dhurmer, el astrónomo Camille Flammarion, apasionado del espiritualismo, el escritor Maurice Maeterlinck, el profesor de medicina Charles Richet, y Joséphin Peladan, el fundador del Salón de Rose -Croix.

Participó en los salones y exposiciones universales de París en 1900 y Bruselas en 1910.
En 1915,conoció en Belgica de Gabrielle Storms-Castelot, con la que se casaría, instalándose en Bruselas.

El inicio de la Primera Guerra Mundial los obligó a abandonar Bélgica y refugiarse en Inglaterra, para volver a París en el último trimestre de 1914.

Ya instalado en Francia, optó por una simplificación estilística, sujeta a un pensamiento espiritual y cósmico que le llevó en 1920 a la abstracción total, presentando estas primeras obras de su cambio en Nantes en 1925.

En 1913 publicó una colección de litografías, acompañadas de un texto del pintor, hacia el Amor Supremo , diseñadas para elevar las almas y magnetizar a estados superiores de “vida universal”.

En 1923 , cofundó el Salón de las Tullerías con, entre otros, Bessie Ellen Davidson et Charles Dufresne.
En 1925 se convirtió en un miembro del Salón de Otoño.

Se mantendría toda su vida dentro de un espiritualismo exaltado que siguió defendiendo en 1935, en una carta al director general de Bellas Artes que aún se conserva, en la que escribió: “La humanidad actual necesita un ideal superior. Ya no podemos vivir en el desequilibrio que da lugar a la falta de armonía y que a su vez conduce a la destrucción y la muerte. Se necesita el Espíritu para dar vida a lo material.”

Al final de su vida pintó prácticamente sólo temas religiosos, dentro de un gran ambiente luminoso tendiendo hacia la abstracción. No veía prácticamente a nadie y vivió lejos de los suyos.
Murió en Versalles, el 11 de diciembre de 1947.

*Entrada actualizada y ampliada el 29 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario