Refranero y Frases.

José Saramago: Sus frases

noviembre 16, 2009

«Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran»
JS

José Saramago

Algunas de sus más conocidas frases:

«La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva»

«Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal»

«Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay»

«No creo en dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en dios, no lo necesito y además soy buena persona»

«Soy un comunista hormonal.

«Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos»

«¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?»

«No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar»

«El poder real es económico, entonces no tiene sentido hablar de democracia»

«No busques trabajo: escribe»

«Si hay que buscar el sentido de la música, de la filosofía, de una rosa, es que no estamos entendiendo nada»

«El nombre que tenemos sustituye lo que somos: no sabemos nada del otro»

«Vivimos observando sombras que se mueven y creemos que eso es la realidad»

«A lo mejor estoy en un momento de la vida en que me creo tontamente saber algo de la vida»

«Vamos hacia los quinientos canales de TV, y ¿para qué sirven? Para que la gente no cuestione el poder»

«Yo no decido sobre lo que voy a escribir. No, yo espero a que algo ocurra»

«No sólo hay desigualdad en la distribución de la riqueza, sino en la satisfacción de las necesidades básicas»

«Para quien se está muriendo de hambre la realidad no es huidiza es algo que está allí. Se puede filosofar mucho acerca de la realidad, de si lo que vemos es lo que es y todo eso, pero hay que reflexionar sobre los hechos que tienen que ver con la situación del mundo»

«Ahora, no hay duda de que la búsqueda incondicional del triunfo personal implica la soledad profunda. Esa soledad del agua que no se mueve»

«No suceden en ningún lugar de hecho, y no es por una actitud de universalidad, de llegar a más lectores: es sólo que yo estoy preocupado por causas más fundamentales, por ello retiro todo lo circunstancial e inmediato»

«El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración… El objetivo de un viaje es solo el inicio de otro viaje»

«Como escritor y como persona, mi empeño es no separar al escritor de la persona que soy. Me esfuerzo, en la medida de mis posibilidades, en tratar de entender y explicar el mundo»

«Me ilusiona mucho, ya la tengo, la tengo. Sólo necesito no pensar en ello, dejar que madure en ese otro pensamiento que trabaja por su propia cuenta, me fío de él. Y así hasta que el pensamiento activo pueda tomar la decisión: ahora es mi turno. Entonces me siento a escribir»

«Las noticias políticas no son más que declaraciones. Es como el mundo del fútbol, los presidentes se calumnian, se intrigan, protestan, pero ¿quién gobierna los países? Las finanzas internacionales»

«La literatura siempre ha sido una actividad minoritaria. Me parece que ahora se lee y se escribe más. Quizá por la informática»

«El poder lo contamina todo, es tóxico. Es posible mantener la pureza de los principios mientras estás alejado del poder. Pero necesitamos llegar al poder para poner en práctica nuestras convicciones. Y ahí la cosa se derrumba, cuando nuestras convicciones se enturbian con la suciedad del poder»

«Ese jardín encantado quizá haya sido para el niño feliz, el que está descubriendo el mundo. Pero quise sacar a luz también al niño infeliz, al niño melancólico. Yo le digo a la gente, ¿tu niño está triste? Déjalo estar, está creciendo. Pequeñas memorias tiene un epígrafe que dice «déjate llevar por el niño que has sido». Tengo tan presente a ese niño como si yo fuera por ahí llevado por él, de la mano»

«Como cualquier otro lector, o escritor, me busco a mí mismo. Busco encontrarme en páginas, en ideas, en reflexiones, reconocer que somos algo más que esto que se presenta como «realidad», ése sigue siendo el mayor deslumbramiento»

«Las sociedades son apáticas y ni siquiera la evidencia de los hechos las conmueve o las mueve. Si no hay resistencia se puede llevar a las sociedades donde quiera. La sociedad civil, tan reclamada y aplaudida por políticos es la más manipulada y más allá está el caso de las multinacionales que desvirtúan las democracias. En democracia el ciudadano debe elegir, que yo sepa las multinacionales no se presentan a las elecciones y tienen el poder efectivo, real. Es una comedia de engaños»

«Hemos pronunciado no sé cuántos millones de veces la palabra «libertad», pero no sabemos lo que es, porque no la hemos vivido, y la estamos interpretando como permisividad»

«No he sentido jamás la necesidad de un triunfo, la necesidad de tener una carrera, la necesidad de ser reconocido, la necesidad de ser aplaudido, no lo he sentido jamás en mi vida. No he hecho en cada momento nada más que lo que tenía que hacer y las consecuencias han sido éstas, podrían haber sido otras»

«La memoria es selectiva y tiende a borrar las partes duras, va armando un recuerdo basado sólo en lo más dulce… Pero hay que tratar de ser honesto»

«Es un bosque que navega y se balancea sobre las olas, un bosque en donde, sin saberse cómo, comenzaron a cantar pájaros, debían de estar escondidos por ahí y de repente decidieron salir a la luz, tal vez porque la cosecha ya esté madura y es la hora de la siega… »

«Lo más curioso, para no decir lo más tristemente divertido, es que las instituciones democráticas son buscadas y queridas por organismos no democráticos»

«Cuando uno levanta muros, está volviendo a la Edad Media. Si no encuentras ninguna otra forma de resolver los problemas humanos, estás dando marcha atrás en el tiempo»

«El alma humana es una caja de donde siempre puede saltar un payaso haciéndonos mofas y sacándonos la lengua, pero hay ocasiones en que ese mismo payaso se limita a mirarnos por encima del borde de la caja, y si ve que, por accidente, estamos procediendo según lo que es justo y honesto, asiente aprobadoramente con la cabeza y desaparece pensando que todavía no somos un caso perdido»

«Hay personajes de novela que están más vivos que algunos que andan por allí. (…) ¿Hay alguien más vivo que ellos? O esos personajes de Shakespeare, grandes, pequeños, mediocres, magníficos, que vienen de la literatura pero que también están aquí, vivos, entre nosotros… »

«Todas estaban frente a él, y no era por casualidad, o porque pensaran, cuando entraron en la Conservaduría General, que el funcionario ausente quizá fuese más simpático y acogedor que los que estaban a la vista a lo largo del mostrador, sino porque esos mismos indicaron que era allí adonde debían dirigirse.»

José Saramago

José de Sousa Saramago nació en Azinhaga, Ribetejo, Portugal, el 16 de Noviembre de 1922, en el seno de una humilde familia de labradores, con escasos recursos económicos, lo que marcaría profundamente su carácter y su ideología.
El origen de su apellido es una cuanto menos curiosa anécdota: El apodo de la familia paterna era Saramago «Jaramago» en español, (nombre de una planta herbácea silvestre de la familia de las crucíferas). El niño debería haberse llamado José Sousa, pero el funcionario del registro civil cometió un «lapsus calami» (error de pluma) y lo anotó como José «Saramago», aunque hay quienes dicen que fue una broma del funcionario, conocido de su padre.
Novelista, poeta, periodista y dramaturgo, es una figura clave de la literatura portuguesa del siglo XX.
En 1969 se afilió al entonces clandestino, Partido Comunista Portugués.
Entre 1972 y 1973 fue redactor del Diário de Lisboa.
En 1974 se sumó a la conocida como Revolución de los Claveles, que llevó la democracia a Portugal.
La novela «El Evangelio según Jesucristo», de 1991, lo catapultó a la fama a causa de una polémica sin precedentes en Portugal, a pesar de ser considerada una república laica, que el gobierno luso veto la presentación de la obra al Premio Literario Europeo de ese año, alegando que era una «ofensa a los católicos».
Como acto de protesta, el escritor abandonó Portugal, fijando su residencia en la isla de Lanzarote, Canarias, por el resto de su vida.
Fue galardonado por la Academia sueca con el Premio Nobel de Literatura en 1998, siendo el primer escritor —y hasta ahora el único— de lengua portuguesa en ganar este premio, al decir de la Academia, por: «su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía«.
Murió en Lanzarote, Islas Canarias, España, el 18 de junio de 2010.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com noviembre 16, 2009 at 12:21 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: José Saramago, nació en Azinhaga, Ribatejo, Portugal, el 16 de noviembre de 1922 Nació en el seno de una humilde familia de labradores, con escasos recursos económicos, lo que marcaría profundamente su carácter y su ideología…..

  • Reply Helena Braga noviembre 21, 2009 at 5:10 am

    Querida Triana,
    Não quero deixar de te agradecer por trazeres Saramago ao teu blog mais uma vez. As frases que escolheste mostram bem o quão lúcido é. Pena é que seja tão odiado, ou tão invejado – muitas vezes, mais do que seria de esperar o ser invejado leva a ser odiado – pelos seus/nossos compatriotas.
    “Vivimos observando sombras que se mueven y creemos que eso es la realidad”
    Um beijo e obrigada. Helena

  • Reply Triana noviembre 21, 2009 at 10:22 am

    Querida Helena, cuando alguien nos dice lo que no queremos oir, somos rechazados, creo que es algo inherente al ser humano, desgraciadamente, y pienso que ese es el motivo por el que se le odia, Saramago, para mi es un referente, quizá sea porqué nací igual de rebelde que él, ojála y también hubiera heredado su inteligencia…
    Un fuerte abrazo.

  • Reply José Saramago “In memorian” | Triana junio 18, 2010 at 3:40 pm

    […] mejores frases en otra entrada de este blog: AQUI […]

  • Reply Celebes junio 18, 2012 at 9:03 am

    Cuanta sabiduría regalada … Las cosas importantes de este mundo son gratis.

  • Reply José Saramago: El beso » Trianarts | Trianarts abril 1, 2013 at 9:24 pm

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply José Saramago: Voto, de Probablemente alegría » Trianarts | Trianarts abril 1, 2013 at 11:47 pm

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply José Saramago: Laberinto | Trianarts junio 18, 2013 at 1:13 am

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply Recordando a José Saramago: Hasta la carne | Trianarts junio 18, 2013 at 1:35 am

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply José Saramago: No me pidan razones | Trianarts agosto 8, 2014 at 11:47 pm

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply José Saramago: el Premio Nobel de Literatura | Trianarts enero 8, 2015 at 1:36 pm

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply Portugal se enfrenta a Saramago y le llama Caín | Trianarts enero 8, 2015 at 1:48 pm

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Reply Mi recuerdo a José Saramago: Dispuestos en cruz - Trianarts noviembre 16, 2015 at 12:18 am

    […] “José Saramago, nació el 16 de noviembre de 1922. Sus frases”: AQUÍ  […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.