Poesia

Ibn Hazm: Sobre la guarda del secreto

noviembre 7, 2020


¿No ves la candela? Recién encendida,
cuando empieza a lucir, la apaga un soplo.
Pero, cuando prenden en ella llama y fuego,
tu mismo soplo la aviva y la propaga.
IH

Mi recuerdo al poeta de Al-Andalus , en el aniversario de su nacimiento.

«Sobre la guarda del secreto»

Los que no saben qué es amor me censuran porque te amo,
pero, a mi juicio, tanto me da el que te injuria como el que se calla.
Me dicen: —Has dejado a un lado todo disimulo,
aunque te mostrabas a las gentes celoso observante de la ley religiosa —.

Yo les digo: —Ocultar mi amor sería hipocresía pura,
y uno como yo detesta los hipócritas —.
¿Cuándo vedó Mahoma el amor?
¿Consta acaso su ilicitud en el claro texto revelado?
Mientras no cometa cosas prohibidas, por las cuales tema
llegar el día de la resurrección con la cara perpleja,
no hago caso, en materia de amor, de lo que digan los censores,
y, por vida mía, me es igual que hablen a gritos o en voz baja.
¿Es acaso responsable el hombre de algo que no haya elegido libremente?
¿Por ventura el que se calla será reprendido por las palabras que no profirió?

· · · · · · · · · ·

A juzgar por los tormentos de enfermedad que en él se ven,
si vive es porque la muerte le tiene compasión.

· · · · · · · · · ·

Las lágrimas del enamorado se derraman;
la reputación del enamorado se lastima.
Cuando el amado aparece, palpita su corazón
como una qata cogida en la red.
—Decid, amigos míos,
pues vuestra opinión es de seguro común:
¿Hasta cuándo ocultaré esto
de que no puedo desprenderme? —

· · · · · · · · · ·

Las gentes saben que soy un mancebo enamorado;
que estoy triste y afligido; pero ¿por quién?
Cuando ven cómo me hallo, se cercioran;
pero si indagan se pierden en conjeturas.
Mi amor es como un escrito cuyo trazo es firme,
pero que se resiste a la interpretación;
o como la voz de la paloma en el boscaje,
que repite su canción de rama en rama
y cuyo murmullo deleita nuestros oídos,
pero cuyo sentido es enigmático y oscuro.
Me dicen: —¡Por Dios! Dinos el nombre de aquel
cuyo amor alejó de ti el sueño tranquilo. —
Pero nunca. Antes de que logren lo que desean
habría de perder la razón y afrontaría cualquier desventura.
Siempre estarán en la desazón de la duda,
tomando la sospecha como certidumbre y la certidumbre como sospecha.

· · · · · · · · · ·

Tengo para el secreto un lugar tan recóndito, que, si entra en él vivo,
no puede caberle ninguna duda sobre su muerte.
Lo mato allí; pero esa muerte es la vida del secreto,
lo mismo que la tristeza es la alegría del enamorado.

Ibn Hazm

Abu Muhammad Ali Ibn Hazm (en árabe: أبو محمد علي بن احمد بن سعيد بن حزم) nació en Córdoba, Al-Andalus (actual Andalucía), el 7 de noviembre de 994.
Su familia era originaria de la kûra de Lebla (actual provincia de Huelva).
Filósofo, polígrafo, teólogo, historiador, narrador y poeta hispano-árabe, hijo de un alto funcionario de Almanzor, fue visir del califa Abderramán V.
Participó en las guerras que dieron fin al califato Omeya, por lo que fue encarcelado; al quedar en libertad sufrió un breve destierro, tras lo que abandonó la política, dedicándose sólo a escribir y a sus estudios de teología y derecho, abandonó el rito Malequí y adoptó el rito Zaharí.
Debió exiliarse en diferentes taifas de Al Andalus tras la crisis del califato, exilio que le llevó a recorrer varias taifas, entre ellas Sevilla, invitado por Al Mutamid y la taifa de Mallorca.
La célebre quema pública de sus libros en Sevilla le inspiró un conocido poema que dice:

«Dejad de prender fuego a pergaminos y papeles,
y mostrad vuestra ciencia para que se vea quien es el que sabe.
Y es que aunque queméis el papel
nunca quemaréis lo que contiene,
puesto que en mi interior lo llevo,
viaja siempre conmigo cuando cabalgo,
conmigo duerme cuando descanso,
y en mi tumba será enterrado luego.»

Sus obras más importantes :«El collar de la paloma», considerado como el más bello libro que se ha escrito sobre el amor en lengua árabe, «La Historia crítica de las religiones, sectas y escuelas», «El bordado de la novia» y «Los caracteres y la conducta».
Murió en Montíjar, Huelva, el 15 de agosto de 1064.

También de Ibn Hazm en este blog:

«Ibn Hazm: Te amo con un amor inalterable…»: AQUÍ

«Ibn Hazm: Sobre la guarda del secreto»: AQUÍ

«Abu Muhammad Ali Ibn Hazm: El muladí»: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 27, 2012 at 3:33 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¿No ves la candela? Recién encendida, cuando empieza a lucir, la apaga un soplo. Pero, cuando prenden en ella llama y fuego, tu mismo soplo la aviva y la propaga. IH Para ti Pilar… “Sobre la guarda del secreto” Los qu……

  • Reply Recordando a Ibn Hazm: Te amo con un amor inalterable… | Trianarts agosto 15, 2014 at 7:01 pm

    […] “Ibn Hazm: Sobre la guarda del secreto”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.