Pintura

François Marius Granet: Iglesias y paisajes neoclásicos

Diciembre 17, 2016

Clic en la imagen para ver más obras

François Marius Granet

Nació en en Aix-en-Provence, Francia, el 17 de diciembre de 1777.
Pintor neoclásico que mostró su habilidad para el dibujo y la pintura, por lo que comenzó a formarse, de forma libre, en una academia que dirigía el paisajista M. Constantin, con un artista italiano.

Practicó sobre todo el paisaje y escenas de interior, en buena parte de conventos e iglesias.
Utilizó en su técnica, tanto el óleo como la acuarela y el aguatinta.

En 1973 participó junto a un grupo de voluntarios de Aix en el sitio de Toulon, siendo tras finalizar dicho conflicto, contratado como decorador en el arsenal.

Viajó a París en 1796, donde recibió clases de Jacques-Louis David, a la vez que se ganaba la vida como muralista.
En 1803 se trasladó a Roma donde plasmó los monumentos históricos y escenas de género de la vida de los artistas.

Fue reconocido por el clero, del que recibió numerosos encargos para iglesias y conventos, en los que podemos apreciar muchas similitudes con la Escuela holandesa, muy distante de su formación neoclásica.

En 1809, Dominique Ingrés le realizó un magnífico retrato.
Regresó a París en 1819.
En 1829 fue designado conservador del Museo del Louvre, y de la colección del Palacio de Versalles en 1830.

Tras la Revolución, se trasladó a su Aix Provence natal, en 1848, un año antes de su muerte.
Murió el 21 de noviembre de 1849.

Tras su desaparición, todo el material albergado en su taller, su colección de arte, mayormente de artistas holandeses e italianos del siglo XVII, y de los impresionistas franceses, entre las que se encuentran ocho cuadros de Paul Cezanne, fue legado a Aix, constituyendo actualmente la mayor parte de los fondos que alberga el Museo Granet, instalado en un edificio que había sido construido en 1838.

*Entrada actualizada y ampliada el 17 de diciembre de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario