Poesia

Aleister Crowley: Himno a Lucifer

diciembre 1, 2017

“… ¡Ay! Beberás la cicuta, sufrirás
y morirás por respeto a ti mismo, ¡por amor a los demás!…”

AC

Recordando al escritor y ocultista británico en el aniversario de su muerte.

“Himno a Lucifer”

Pensad, sin bien ni mal, ¿qué sentido tiene actuar?
Sin su clímax, la muerte, ¿qué sabor tiene
La vida? Una máquina impecable, exacta, que
Va y viene por un sendero estúpido y sin sentido
Para colmar brutos apetitos, su … única satisfacción.
¡De qué modo tan pesado ha sido capaz de comprenderse a
Sí Misma!
Y aun más, este noble elemento nuestro,
De fuego en la naturaleza, de amor en el espíritu, la vida
Que no se entiende a sí misma no tiene primavera, ni eje, ni fin.
Su cuerpo, un radiante rubí de sangre,
Con noble pasión, Lucifer, de alma solar,
Recorrió colosal al amanecer, rápido, oblicuo,
El imbécil perímetro del Edén.
Él bendijo lo que no existía con cada maldición
Y salpicó de dolor la torpe alma del buen juicio,
Exhaló vida en el universo estéril,
Con Amor y Conocimiento echó a la inocencia.
La Clave al Goce es la desobediencia.

Aleister Crowley

Poema original en inglés:

“Hymn To Lucifer”

Ware, nor of good nor ill, what aim hath act?
Without its climax, death, what savour hath
Life? an impeccable machine, exact
He paces an inane and pointless path
To glut brute appetites, his sole content
How tedious were he fit to comprehend
Himself! More, this our noble element
Of fire in nature, love in spirit, unkenned
Life hath no spring, no axle, and no end.

His body a bloody-ruby radiant
With noble passion, sun-souled Lucifer
Swept through the dawn colossal, swift aslant
On Eden’s imbecile perimeter.
He blessed nonentity with every curse
And spiced with sorrow the dull soul of sense,
Breathed life into the sterile universe,
With Love and Knowledge drove out innocence
The Key of Joy is disobedience.

Aleister Crowley

Edward Alexander Crowley nació en Warwickshire, Inglaterra, el 12 de octubre de 1875.
Novelista, poeta y ensayista, fue conocido por sus apodos, “Frater Perdurabo y “The Great Beast 666″ (La Gran Bestia 666), apodo que le puso su propia madre. Como ejemplo de su crueldad, y su casi segura psicopatía, a los ocho años cogió un gato, le administró arsénico y, para que no opusiera resistencia, le suministró cloroformo, y tras otras torturas, le despellejó vivo y lo quemó en un horno.
Era hijo de un millonario galés, Edward Crowley, fallecido en 1886. Muy pronto quedó huérfano y heredó una gran fortuna. Fue criado por dos tías solteras que pertenecían al mismo grupo religioso que sus padres, los Hermanos de Plymouth, una denominación evangélica, conservadora y muy puritana.
Por esto Aleister empezó a tener aversión a todo lo referente a la Iglesia y la religión, y comenzó sus practicas iniciáticas de magia negra.
No soportaba la autoridad y la desafiaba siempre que podía. A causa de esto puede ser por lo que comenzó a ser cruel con todo lo que podía.
Tuvo dos esposas, las cuales acabaron alcoholizadas. Él mismo consumía todo tipo de drogas en grandes cantidades que hubieran podido matar a cualquier hombre.
Llegó a ser un influyente ocultista, místico y mago ceremonial inglés, fundador de la filosofía religiosa de Thelema; miembro de la organización esotérica Hermetic Order of the Golden Dawn; co-fundador de la Astrum Argentum y líder de la Ordo Templi Orientis.
Murió en Hastings, East Sussex, el 1 de diciembre de 1947.

También de Aleister Crowley en este blog:

“Aleister Crowley: El Pensador”: AQUÍ

“Aleister Crowley: Himno a Pan”: AQUÍ

“Aleister Crowley: Necrofilia”: AQUÍ

“Aleister Crowley: Sócrates, el hombre de la nariz rota”: AQUÍ

“Aleister Crowley: Con perro y señora: idilio de octubre”: AQUÍ

“Edward Alexander (Aleister) Crowley, La bestia: Balzac”: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.