Pintura

Anne Redpath: La Escuela de Edimburgo

diciembre 10, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Anne Redpath

Nació en Galashiels, concejo de Scottish Borders, en Escocia, Reino Unido, en 1895 .
Pintora escocesa a la que dieron fama sus naturalezas muertas.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es SFpIMgu.jpg

Hija de un diseñador de tejidos en las fronteras de Escocia, vio una conexión entre su uso del color y el suyo propio: «Lo hago con un punto de rojo o amarillo en una armonía de gris, lo que mi padre hizo en su tela».

Los Redpaths se mudaron de Galashiels a Hawick cuando Anne tenía unos seis años de edad.

Tras estudiar en la Hawick High School, ingresó en la Escuela de Arte de Edimburgo en 1913. En sus estudios de posgrado logró una beca que le permitió viajar por el continente europeo en 1919, tiempo en el que visitó Brujas, París, Florencia y Siena.

En 1920 se casó con el arquitecto James Michie; tras la boda se instalaron en vivir a Pas-de-Calais, en el norte de Francia, donde nacieron sus dos primeros hijos; El mayor de ellos es el pintor y escultor Alastair Michie. En 1924 se mudaron al sur de Francia, y en 1928 tuvieron su tercer hijo, el también artista David Michie.

En 1934 regresó a Hawick, y muy pronto pudo exponer en Edimburgo.
Fue presidenta de la Scottish Society of Women Artists desde 1944 hasta 1947.

La Royal Scottish Academy la admitió como asociada en 1947, y en 1952, se convirtió en la primera mujer académica de la institución.
En 1955, le fue otorgada la OBE (Orden del Imperio Británico) por su trabajo como artista, y nombrada Miembro de la Junta de Administración de Edinburgh College of Art.

Merced a una participación activa en los círculos artísticos de Edimburgo, se mudó a vivir a la ciudad con sus hijos mayores, a finales de la década de 1940.


En la década de 1950 y principios de la de 1960 viajó por Europa, pintando en España, península e Islas Canarias, Córcega, Bretaña, Venecia y otros lugares.

Hay una placa conmemorativa en la casa donde vivía en London Street, Edimburgo.
En sus naturalezas muertas pintó los objetos familiares del hogar, como una silla o una taza, que convertía en un diseño bidimensional. Usó telas, como un mantel estampado o una bufanda con manchas, para agregar un patrón dentro del patrón; «La alfombra india» , también conocida como «Red Shoes», es un buen ejemplo de este grupo de pinturas.

La influencia de Matisse es clara en estas composiciones interiores audaces de superficie plana.

Los críticos ven además la influencia en las mesas inclinadas para adaptarse al diseño, no a la perspectiva convencional, la de la pintura medieval sienesa, pinturas que la impresionaron en su primer viaje al extranjero. En estos viajes descubrió por primera vez la riqueza de las imágenes católicas (desconocidas para una joven educada como protestante escocesa), un tema practicó frecuentemente en su trabajo posterior.

Junto a un grupo de compañeros contemporáneos fueron conocidos como La Escuela de Edimburgo (The Edinburgh School), o también para muchos críticos, herederos de los coloristas escoceses, un ejemplo es «La silla naranja de Redpath», sugiere la herencia colorista.

Durante sus años en Francia, entre 1920 y 1933, su pintura estuvo limitada por sus compromisos familiares, pero aún así expuso 1921 y 1928. También decoró muebles con brillantes diseños de flores y pájaros, como «Still Life with Painted Chest».

Más tarde realizó muchas pinturas de flores, en jarrones, o directamente de la naturaleza, como «The Poppy Field», actualmente en la Tate Britain. Durante esta época fue fuertemente influenciada por artistas como Henri Matisse y Pierre Bonnard.

A su regreso a Escocia en 1934, comenzó a dibujar el campo de los alrededores de Hawick, y pintó paisajes con una apariencia más apagada que la mayor parte de su trabajo, como «Frosty Morning» o «Trow Mill», de 1936.

De los inicios de la década de 1940 es la citada más arriba «The Indian Rug», en la que mostró que estaba desarrollando un enfoque más libre e individual que el descrito anteriormente. Otras obras que representan este momento son «The Mantelpiece» y «Still Life with Table».

Su autorretrato de alrededor de 1943 fue solicitado por Ruth Borchard, quien creó una colección de 100 autorretratos de artistas británicos modernos. Redpath le envió a Borchard el cuadro en 1964, teniendo cuidado de marcar la fecha como 1943 porque no quería que la gente pensara que se había pintado a sí misma como 20 años más joven. Una amiga que viajó a España con Redpath en 1951, describió su apariencia: «Ana se parecía a la reina Victoria; el cabello negro se separaba correctamente en el centro y el moño detrás, ¡pero llevaba colores!» La severidad formal del retrato se ve mitigada de manera similar por los toques de color de la misma manera que su padre había introducido hilos de colores vivos en sus sobrios tejidos.

«La ventana en Menton», pintada en 1948, una de las obras favoritas de Redpath, también es una superficie de textura rica con elementos familiares (flores, silla, papel tapiz impreso), pero en esta escena, una mujer sentada mira hacia una ventana abierta hacia una larga panorámica del paisaje, una ladera con dibujos de casas y árboles.

Su patio en Venecia, de 1964, es otra vista desde adentro mirando hacia afuera.

Algunas obras posteriores reflejan influencias religiosas, especialmente pinturas de altares, como «La Capilla de St Jean-Treboul», de 1954) y «Altar Veneciano».

Estos últimos trabajos, son muy apreciados por los críticos, que admiran su trabajo más maduro, incluso más importantes que las pinturas de la década de 1940.

La Portland Gallery realizó una gran exposición de obras de Redpath en julio de 2008.

La mayor parte de su obra está en colecciones particulares, pero se pueden ver muestras de ella en los más importantes museos escoceses y resto del Reino Unido, entre ellos la Tate Gallery londinense.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.