Poesia

Cesare Pavese: Ulises

diciembre 11, 2013

«La ventana que da al empedrado zozobra,
vacía siempre…»

CP

«Ulises»

Ese es un viejo frustrado, porque engendró a su hijo
demasiado tarde. De vez en cuando, se miran cara a cara,
pero, tiempo atrás, bastaba un sopapo. (Sale el viejo
y regresa con el hijo que se friega una mejilla
y ya no levanta la vista.) Ahora el viejo está sentado,
hasta el anochecer, ante una amplia ventana,
pero no acude nadie y la calle está vacía.

Esta mañana el muchacho huyó de su casa y regresa
esta noche. Se estará riendo con sorna. Si almorzó alguna
cosa,
a nadie habrá de decirlo. Acaso sus ojos
los cerrará el cansancio e irá a acostarse en silencio:
dos zapatos enlodados. Era azul la mañana
tras un mes de lluvias.

Por la fresca ventana,
amargo, penetra un olor de hojas. Pero el viejo
no se mueve de la oscuridad, de noche no tiene sueño
y quisiera tener sueño y olvidarse de todo
al igual que cuando volvía, hace tiempo, de una larga
andadura.
Tiempo atrás, gritaba y golpeaba para calentarse.

El muchacho que no tarda en llegar, no encaja ya más zurras.
El muchacho empieza a ser un joven y descubre
algo más cada día y no habla con nadie.
Nada hay en la calle que no pueda advertirse
desde esta ventana. Pero el muchacho deambula
por las calles todo el día. Aún no busca muchachas
y ya no juega en el suelo. Siempre regresa.
El muchacho tiene tal modo de marcharse a su casa
que quien se queda es consciente de que no hay nada que
hacer.

Cesare Pavese

De: «Trabajar cansa» – 1931 – 1940
Recogido en «Cesare Pavese – Poesías Completa»
Traducción Carlos José i Solsona
Edición de Italo Calvino
Ed. Visor – Colección de Poesía
ISBN: 978-84-7522-337-7

Poema original en italiano:

«Ulisse»

Questo è un vecchio deluso, perché ha fatto suo figlio
troppo tardi. Si guardano in faccia ogni tanto,
ma una volta bastava uno schiaffo. (Esce il vecchio
e ritorna col figlio che si stringe una guancia
e no leva più gli occhi). Ora il vecchio è seduto
fino a notte, davanti a una grande finestra,
ma non viene nessuno e la strada è deserta.

Stamattina è scappato il ragazzo, e ritorna
questa notte. Starà sogghignando. A nessuno
vorrà dire se a pranzo ha mangiato. Magari
avrà gli occhi pesanti e andrà a letto in silenzio:
due scarponi infangati. Il mattino era azzurro
sulle piogge di un mese.

Per la fresca finestra
scorre amaro un sentore di foglie. Ma il vecchio
non si muove dal buio, no ha sonno la notte,
e vorrebbe aver sonno e scordare ogni cosa
como un tempo al ritorno doppo un lungo cammino.
Per sacaldarsi, una volta gridava e picchiava.

Il ragazzo, che torna fra poco, non prende più schiffo.
Il ragazzo comincia a esser giovane e scopre
ogni giorno qualcosa e non parla a nessuno.
Non c’è nulla per strada che non possa sapersi
stando a questa finestra. Ma il ragazzo cammina
tutto il giorno per strada. Non cerca ancor donne
e non gioca più in terra. Ogni volta ritorna.
Il ragazzo ha un suo modo di uscire di casa
che, chi resta, s’accorge di non farci più nulla.

Cesare Pavese

En: «Laborare stanca» – 1931 – 1940

Cesare Pavese nació en Santo Stefano Belbo, Cuneo, Italia, el 9 de septiembre de 1908.
Fue uno de los más importantes escritores italianos del siglo XX.
Tras la ruptura de su relación sentimental con la actriz norteamericana Constance Dowling, a la que dedicó sus últimos versos «Vendrá la muerte y tendrá tus ojos», su obra más conocida, se sume en una profunda depresión, suicidándose en Turín, el 26 de agosto de 1950.

También  de Cesare Pavese en este blog:

«Cesare Pavese: Creación»: AQUÍ

«Cesare Pavese: Tú»: AQUÍ 

«Cesare Pavese: Verano»: AQUÍ

«Tienes rostro de piedra esculpida, de Cesare Pavese»: AQUÍ 

«Cesare Pavese: Vendrá la muerte y tendrá tus ojos…: AQUÍ 

“Cesare Pavese: El paraíso sobre los tejados…”: AQUÍ 

«Cesare Pavese: Regreso de Deola»: AQUÍ

«Recordando a Cesare Pavese: Fin de fantasía»: AQUÍ

Obra poética:

«Lavorare stanca» de 1936 (Trabajar cansa)- Edición corregida, 1943
«La terra e la morte»
«Vendrá la muerte y tendrá tus ojos» – 1951

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com diciembre 11, 2013 at 5:44 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “La ventana que da al empedrado zozobra, vacía siempre…” CP “Ulises” Ese es un viejo frustrado, porque engendró a su hijo demasiado tarde. De vez en cuando, se miran cara a cara, pero, tiempo atrás, bastaba un so…

  • Reply Cesare Pavese: Tienes rostro de piedra esculpida | Trianarts julio 3, 2014 at 10:49 pm

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Cesare Pavese: Las mañanas pasan claras… | Trianarts agosto 27, 2014 at 2:42 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Cesare Pavese: Indisciplina | Trianarts septiembre 7, 2014 at 12:11 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Agonía | Trianarts octubre 19, 2014 at 3:53 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Tierra roja, tierra negra | Trianarts octubre 19, 2014 at 3:56 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Tú no conoces las colinas | Trianarts octubre 19, 2014 at 4:38 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Eres como una tierra - Trianarts agosto 10, 2015 at 11:19 pm

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Cesare Pavese: Luna de agosto - Trianarts agosto 27, 2015 at 12:44 pm

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Eres la tierra y la muerte... - Trianarts enero 11, 2016 at 4:18 am

    […] “Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.