Pintura

Enrique Simonet: Realismo de la Escuela de Málaga

febrero 2, 2019

Clic en la imagen paraver más obras

Enrique Simonet

Enrique Simonet Lombardo nació  en Valencia, el 2 de febrero de 1866.
Su vocación inicial fue ser sacerdote, aunque esta fue menor que la que se despertó con la pintura.

Estudió inicialmente en la a Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, y más tarde en el taller que poseía en Málaga, el valenciano Bernardo Ferrándiz, pasando desde entonces a pertenecer a la llamada escuela malagueña de pintura.

En 1887 viajó a Roma, visitando toda Italia; a continuación estuvo en París en varias ocasiones y a partir de 1890 hizo un recorrido por el Mediterráneo.
En Roma pintó algunas de sus mejores obras, como «La decapitación de San Pablo», actualmente en la Catedral de Málaga.

En 1890 realizó la considerada su obra maestra «¡Y tenía corazón!», también conocido como «La autopsia», actualmente en el Museo de Bellas Artes de Málaga, obra sobrecogedora en el que vemos la escena del momento en el que el forense está realizando una autopsia a una joven que yace sobre una mesa.

«El tratamiento realista del tema y su crudeza han hecho que algunos autores encasillen esta pintura dentro del realismo social; sin embargo, la obra también sobresale por su interés por los contrastes lumínicos, el detalle de la representación realista, la rigurosidad anatómica y la experimentación con elementos tan arriesgados como la profundidad del cuadro sugerida por el escorzo de la joven, por lo que debería considerarse como parte de la corriente cientifista que domina el siglo XIX. El estudio anatómico del cuerpo de la chica es impecable, así como el tratamiento de su cuerpo en ese escorzo. Pero si hay algo por lo que destaca esta obra es por los contrastes lumínicos de luces y sombras.» (MBA de Málaga).

También viajó a Tierra Santa, donde se documentó y tomo numerosos apuntes para su monumental «Flevit super illam» (Él lloró sobre ella), que fue primera medalla en la Exposición Internacional de Madrid de 1892, que así mismo obtuvo un premio en Chicago en 1894, en Barcelona en 1896 y en París en 1900.

En 1893 y 1894 viajó como corresponsal de guerra de La Ilustración Española y Americana, a Marruecos.
En 1901 obtuvo la cátedra de Estudios de Formas de la Naturaleza y el Arte en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, ciudad en la que residió desde entonces hasta 1911, a excepción de los veranos que se trasladaba a Galicia.

En 1911 logró el traslado a la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, y entre 1921 y 1922 fue director de la Residencia de El Paular, escuela para paisajistas.

Llevó a cabo varias obras decorativas, entre ellas destacan cuatro lienzos de gran formato sobre las Alegorías del Derecho para el palacio de Justicia de Barcelona y otras ocho Alegorías de las Provincias para el palacio de Justicia de Madrid.
Murió el 20 de abril de 1927, cuando aún desempeñaba la cátedra de la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid.

*Entrada publicada el 25 de agosto de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 2 de febrero de 2019.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.