Poesia

Mario Luzi: El pescador

junio 1, 2014

«… Sigo la luz que se desplaza, el viento;
a quien quiera que llegue espero…»

«El pescador»

Viene gente por mar. Gente en silencio
pasa junto al costado de los barcos,
se sobresalta con el choque del atraque.
La brisa
de inicios de verano vuela bajo, roza
las cortinas, la hierba, agita los cabellos.
Es el alba y la hora en que se sacan las redes,
hora que un temblor de espera
e incertidumbre luminosa bulle
de casa en casa, crea vacíos e imágenes
que mirados de cerca se disuelven
raudos sobre los árboles, más allá de los puentes.

Tiempo suspendido de algo entre oscuro
y manifiesto cuando parece cierto
que la verdad no está en nosotros sino en un secreto
o en un milagro próximo a mostrarse,
tiempo que engaña al hombre y si suscita esperanza,
es la esperanza de un prodigio.

La angustia hace extrañas y remotas
las sombras en la playa
y en la arena mojada que examino
entre perchas y mástiles enanos.

Perdóname, es propio de lo humano
buscar en lo secreto, como hago,
aquello que es para nosotros
próximo, humilde, verdadero,
o bien en parte alguna. Acerco el rostro,
miro con ansiedad al pescador
que está llegando a la escollera y trae
de la mar lo que ésta le permite,
pocos dones, de su perpetuo afán.

Mario Luzi

De “Honor de la verdad”
Versión de Francisco Deco
Ed. Linteo 2012©
ISBN: 978-84-96067-80-6

Poema original en italiano

«Il pescatore»

Viene gente per acqua. Gente muta
rasenta le murate delle navi alla fonda,
si riscuotono all’urto dell’attracco.

Il soffio
Di prima estate vola basso, sfiora
le tende, l’erba, eccita i capelli.
È l’alba ed è anche l’ora che si tirano le reti,
ora che in un brivido d’attesa
e d’incertezza luminosa guizza
di casa in casa, crea vuoti ed immagini
che se guardi da presso si dissolvono
rapidi sopra gli alberi e oltre i ponti.

Tempo sospeso ad alcunché tra oscuro
e manifesto quando pare certo
che il vero non sia in noi, ma in un segreto
O un miracolo prossimo a svelarsi,
tempo che illude gli uomini e se desta
speranza é la speranza di un prodigio.

L’inquietudine fa remote,
strane le ombre là sulla battigia
e sulla rena umida che scruto
tra queste antenne e questi alberi nani.

Perdonami, é parte dell’umano
cercare come fo in luoghi arcani
quel ch’e prossimo a noi umile e vero
oppure in nessun luogo. Tendo il viso,
seguo con gli occhi ansiosi il pescatore
mentre viene sul frangiflutti e reca
dal mare quel che il mare lascia prendere,
pochi doni, del suo perpetuo affano.

Mario Luzi

De: «Onore del vero»

Mario Luzi nació en Sesto Fiorentino, Italia, el 20 de octubre de 1914.
Fue el último gran representante del Hermetismo.
Al cumplir 90 años, fue nombrado senador vitalicio por el presidente de la República Italiana.
Murió en Florencia, el 28 de febrero de 2005.

También de Mario Luzi en este blog:

«Mario Luzi: Y el lobo, de Honor de la verdad»: AQUÍ

«Mario Luzi: Si te atreves, de Honor de la verdad»: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com diciembre 7, 2012 at 10:08 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “… Sigo la luz que se desplaza, el viento; a quien quiera que llegue espero…” “El pescador” Viene gente por mar. Gente en silencio pasa junto al costado de los barcos, se sobresalta con el choque del atraque. La b……

  • Reply Mario Luzi: Y el lobo, de Honor de la verdad » Trianarts | Trianarts marzo 12, 2013 at 11:19 am

    […] “Mario Luzi: El pescador, de Honor de la verdad”: AQUÍ […]

  • Reply Mario Luzi: El campamento de refugiados | Trianarts agosto 16, 2014 at 3:49 pm

    […] “Mario Luzi: El pescador”: AQUÍ […]

  • Responder a Mario Luzi: El campamento de refugiados | Trianarts Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.