Poesia

Ilyá Kaminsky: El manifiesto sordo

agosto 12, 2016

«…En el juicio de Dios preguntaremos: ¿Por qué permitiste
todo esto?
Y la respuesta será un eco: ¿Por qué permitiste todo esto?…»
YK

«El manifiesto sordo»

En la Plaza Vasemblye nos hacen sentarnos en nuestras manos. Si nos atrapan haciendo señas, nos arrestan. Nos citamos en baños públicos para palpar las gargantas de los otros, cerramos puertas, encendemos linternas y hablamos en señas. La mano del sordo funciona como boca —el dedo pulgar como lengua, los dedos como labios.

Las cárceles de la Calle Tedna se llaman «Centros para estimular a los sordos a oír». Los oficiales dicen que arrestarnos previene la epidemia. Sospechan que no poseemos habla; el habla, la única barrera que los separa de los animales. El colonialismo mueve su boca: a los niños no se les permite el silencio antes de que el habla fuerce sus labios. Ellos abren los labios. Nosotros movemos las manos. Los seres humanos necesitan silencio pero no pueden tenerlo.

Estás vivo, me susurro a mí mismo, por tanto algo en ti escucha algo

corre calle abajo, cae, es incapaz de levantarse.
Yo corro, etcétera, con mis piernas y mis manos, etcétera, yo
corro por la Calle Vasenka, etcétera, bastan
apenas unos minutos para hacer a un hombre.

Ilyá Kaminsky

De: «Bailando en Odesa» – Apéndice: «Sonia y su cuento de hadas»
Traducción de G.A. Chaves
Ed. Libros en el Aire – 2012© Edición bilingüe
Colección Jardín Cerrado
ISBN: 978- 84-940387-3-0

Ilyá Kaminsky nació en Odesa, Rusia, (entonces Unión Soviética) en 1977.
Con cuatro perdió la audición casi por completo, y cuando contaba con dieciséis años, se exilió junto a su familia a Estados Unidos, continuó durante un tiempo escribiendo en ruso hasta aprender inglés.
De ascendencia ruso-judío-americana, comenzó a escribir poesía siendo adolescente, época en la que publicó «La Ciudad Bendita«.
Se licenció en Artes por la Universidad de Georgetown.
Su primera publicación en inglés fue: Musica Humana, en 2002; con «Bailando en Odessa», ganó un premio de la Academia Americana de las Artes.
Así mismo sus poemas han aparecido en innumerables publicaciones literarias y revistas de todo el mundo, y grandes elogios de críticos e importantes poetas.
Ha trabajado como asistente legal en el Centro Nacional de Leyes de Inmigración; en el Bay Area Legal Aid, organismo destinado a ayudar a los pobres y sin hogar, que trata de resolver sus problemas legales. Así mismo enseña en la actualidad en un programa de escritura creativa en la Universidad Estatal de San Diego; Es miembro de la Frost Place Conference on Poetry.
Vive en San Diego con su esposa, Katie Farris.

Reseña escrita por Santos Domínguez Ramos en su blog Encuentros de Lecturas de Bailando en Odesa: AQUÍ

También de Ilyá Kaminsky en este blog:

«Ilyá Kaminsky: Adiós a los amigos»: AQUÍ

«Ilyá Kaminsky: Paul Celan, de Músicos ambulantes»: AQUÍ 

«Ilyá Kamínsky: Marina Tsvietáieva»: AQUÍ

«Ilyá Kaminsky: Bailando en Odesa»: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com junio 13, 2013 at 1:28 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “…En el juicio de Dios preguntaremos: ¿Por qué permitiste todo esto? Y la respuesta será un eco: ¿Por qué permitiste todo esto?…” “El manifiesto sordo” En la Plaza Vasemblye nos hacen sentarnos en nuestras ma……

  • Reply Ilyá Kaminsky: Bailando en Odesa | Trianarts octubre 29, 2014 at 3:35 pm

    […] “Ilyá Kaminsky: El manifiesto sordo”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.