Pintura

Marten van Heemskerck: Manierismo de la Escuela nórdica

octubre 7, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Marten van Heemskerck

Marten Jacobszoon Heemskerk van Veen, nació en Heemskerk, a medio camino entre Alkmaar y Haarlem, Paises Bajos el 1 de junio de 1498.

Pintor, dibujante, y grabador, estuvo activo durante el siglo XVI. Desarrolló casi toda su carrera en Haarlem.
Su temática principal fue la religiosa, el retrato y algunas escenas mitólogicas.

Inició su formación con el pintor de Haarlem,  Willem Cornelio, más tarde en Delft la continuó con Lucasz, volviendo a Haarlem, donde la completó con el maestro Jan van Scorel, e influido por este adoptó el estilo de la Escuela Italiana en su obra.

Viajó a Italia donde vivió de 1532 a 1536 y donde probablemente estudió los frescos de Rafael Sanzio y Michelangelo Buonarotti, siendo influenciado por ellos como se puede observar en gran parte de su obra.

Recorrió todo el norte y centro de Italia, afincándose en Roma, tenía cartas de presentación de van Scorel al influyente cardenal holandés Guillermo de Enckenvoirt.

Gracias a esto, en 1536, fue seleccionado para realizar junto a Antonio da Sangallo el Joven, Battista Franco y Francesco de Rossi (Il Salviati) la redecoración de la Porta San Sebastián en Roma, como un arco de triunfo, en honor de Carlos V.

En ese tiempo realizó numerosos dibujos que utilizó como material el resto de su carrera.
Antes de viajar a Italia, pintó otra de sus más notables obras: “San Lucas pintando a la Virgen” para el altar de San Lucas en el Bavokerk.

Su obra logró una gran difusión gracias a sus grabados. Uno de ellos, “La última cena”, es albergado por el Museo del Prado de Madrid. De entre todos los más famosos forman parte de una serie, “Las maravillas del mundo”

De su primera época destacan algunos de sus retratos, uno de los más notables es “Una joven hilando”, que se puede ver en la colección del Museo Thyssen Bornemisza de Madrid; “Llama la atención la elaborada rueca con la que trabaja y su indumentaria, con pocos y sobrios colores, que destacan por contraste con la austeridad de la habitación en la que se instala la figura. Los únicos elementos que ornamentan la estancia son una cesta de labor, una devanadera de madejas y un escudo colgados de la pared.” (M Thyssen).

A su regreso a Holanda, en 1536, volvió a instalarse en Haarlem, donde fue elegido presidente del gremio de San Lucas de la ciudad en 1540.

Su cambio de estilo tras su experiencia italiana no fue bien acogida por sus paisanos, según el historiador van Mander: “en opinión de algunos de los mejores jueces su pintura no habían mejorado, excepto en que su esquema era más elegante que antes”.

Pintó grandes retablos para su amigo, el mecenas de arte y mártir después de la Reforma Protestante, Cornelis Muys. Muys habían regresado de un período en Francia a los Países Bajos en 1538 y se convirtió en prior del claustro St. Agatha en Delft.

Este trabajo fue muy lucrativo para Heemskerck; en Delft ganó una comisión por un retablo en la Nieuwe Kerk, para su gremio de San Lucas .

En 1553 fue nombrado coadjutor del Sint-Bavokerk, cargo que desempeñó durante 22 años (hasta la reforma protestante ).
En 1572 abandonó Haarlem trasladándose a Amsterdam, tratando de evitar el asedio por parte de los españoles en la ciudad.
Murió en Haarlem, el 1 de octubre de 1574.

*Entrada publicada el 17 de octubre de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 1 de octubre de 2017.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.