Arquitectura, Efemerides, Escultura, Pintura

Michelangelo Buonarroti o Miguel Angel, El Divino

febrero 18, 2016

Click en la imagen para ver más obras

Miguel Angel

Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni (Miguel Angel ), nació en Caprese, Italia, el 6 de marzo de 1475.
Su figura es una de las más grandes de entre todos los artistas de la historia, arquitecto, escultor y pintor, sobresalió en las tres especialidades a lo largo de más de 70 años en las ciudades de Florencia y Roma, ciudades en las que vivían sus mayores mecenas, los Medicis y los Papas de Roma.
Tal era su importancia, que es el primer artista de Occidente que vio dos biografías suyas publicadas en vida.

Sus colegas contemporáneos, le apodaron “El Divino”, triunfando en cualquier arte que practicara, dotando a toda su obra de un gran perfeccionismo. Él decía qué lo que más le apasionaba era la escultura, y qué la pintura le era “impuesta” por Julio II, responsable de que pintara los frescos de la “Capilla Sixtina” del Palacio del Vaticano.

Su madre murió en 1481, cuando Miguel Ángel contaba seis años de edad. La familia que vivía en Florencia desde hacía más de trescientos años, había pertenecido al partido de los güelfos, muchos de ellos habían desempeñado cargos públicos, pero en época del abuelo del artista comenzó la decadencia, su padre, que había fracasado en el intento de mantener la posición social de la familia, vivía de trabajos ocasionales para el gobierno, como el de corregidor de Caprese en la época en que nació Miguel Ángel.

Regresaron a Florencia, donde vivían de unas pequeñas rentas procedentes de una cantera de mármol, y una pequeña finca que tenían en Settignano, pueblo donde Miguel Ángel había vivido durante la larga enfermedad y muerte de su madre; en esa localidad quedó al cuidado de la familia de un picapedrero.
Su padre le obligó estudiar gramática en Florencia, sin embargo él quería ser artista, cuando se lo comunicó a su padre, mantuvieron fuertes discusiones, en aquella época era un oficio con escaso reconocimiento social y que no era digno del prestigio de su linaje.

Sin embargo, logró convencerlo para que le dejara cumplir sus deseos, ser artista, que según Miguel Ángel, venía de la influencia de la que fue su nodriza, la mujer del picapedrero. De ella decía: “Juntamente con la leche de mi nodriza mamé también las escarpas y los martillos con los cuales después he esculpido mis figuras”.
Pronto demostró sus magnificas aptitudes artísticas, sobre todo para la escultura, en la que ponto empezó a sobresalir.

En abril de 1488, con sólo doce años de edad, entró en el taller de los famosos hermanos Davide Ghirlandaio y Domenico Ghirlandaio , con los que permaneció un año como aprendiz, tras lo que, y bajo la tutela de Bertoldo di Giovanni, empezó a frecuentar el jardín de San Marcos de los Médicis, donde admiró y estudió las esculturas antiguas que que poseían estos en él.

Según la biografía de Giorgio Vasari: “Un día, saliendo del jardín de los Médicis -o, según Benvenuto Cellini, de la capilla Brancacci, donde él y otros alumnos aprendían a dibujar delante de los frescos de Masaccio, cuando Pietro Torrigiano le dio un puñetazo y le rompió la nariz, a consecuencia de esto, a Miguel Ángel le quedó la nariz chata toda la vida, como se puede apreciar claramente en todos sus retratos”.

A la muerte de Lorenzo el Magnífico, en 1492, el artista huyó de Florencia a Venecia, y posteriormente se instaló en Bolonia. En esta ciudas esculpió diversas obras influenciado por Jacopo della Quercia.
En el año 1496 decidió partió a Roma, donde logró triunfar. En la capital italiana inició una década de gran intensidad artística, con treinta años, fue acreditado como un gran artista. Después esculpir el “Bacus del Bargello”, en 1496, esculpió la “Piedad del Vaticano”, tenía sólo veintitrés años de edad; posteriormente realizó el magnifico “Tondo Pitti”.

De la misma época es el cartón de “La batalla de Cascina·, (desaparecido), y el “David”, obra cumbre de la escultura, de una gran complejidad por la escasa anchura de la pieza de mármol, que fue colocado inicialmente delante del palacio del Ayuntamiento de Florencia, convirtiéndose en la expresión de los supremos ideales cívicos del Renacimiento.

En marzo de 1505 Julio II le encargó la realización de su monumento fúnebre; Miguel Ángel proyectó un complejo arquitectónico y escultórico monumental, entusiasmándose con este proyecto, permaneciendo en Carrara ocho meses para elegir personalmente la elección y la dirección de la extracción de los mármoles que iba a utilizar para llevarla a cabo. Sin embargo a su regreso a Roma, el papa había desechado la idea del proyecto, debido a estar muy ocupado en la reforma de Bramante en la Basílica de San Pedro. Contrariado, salió de Roma dirigiéndose a Florencia, pero a finales de noviembre de 1506, tras incontables llamadas del papa, que le llegó amenazar con la excomunión, volvió para reunirse con él en Bolonia.

En mayo de 1508 aceptó dirigir la decoración de la bóveda de la Capilla Sixtina, frescos en los que trabajó durante cuatro años, tras un trabajo que llevó a cabo de forma tenaz y en solitario; una grandiosa estructura arquitectónica pintada, inspirada en la forma real de la bóveda. En el tema bíblico general de ella, Miguel Ángel interpuso una interpretación neoplatónica del Génesis y dio forma a un tipo de interpretación de las imágenes que conseguirían ser un símbolo del arte del Renacimiento.

En 1516 León X le encargó la realización de la fachada de la Basílica de San Lorenzo, trabajo que hubo de abandonar con gran tristeza en 1520; del proyecto se conservan numerosos dibujos y una maqueta de madera.
Finalmente, después de la muerte de Bramante en 1514 y de Rafael Sanzio en 1520, Miguel Ángel consiguió la total confianza del papado.

De 1520 a 1530, trabajó en Florencia, construyó la Sacristía Nueva de San Lorenzo y la Biblioteca Laurenciana. Tras el saqueo de Roma en 1527, y de la expulsión de los Médicis de Florencia, Miguel Ángel formó parte del gobierno de la nueva República Florentina, siendo nombrado «gobernador y procurador general de la fabricación y fortificación de las murallas, y participó en la defensa de la ciudad asediada por las tropas papales. En 1530, tras de la caída de la República, el perdón de Clemente VII lo salvó de la venganza de los partidarios de los Médicis. En este año reinició los trabajos de la Sacristía Nueva y del sepulcro de Julio II. Con este propósito esculpió las dos figuras de los Esclavos y el Moisés, que reflejan una atormentada energía, “la terribilitá” de Miguel Ángel.

En 1534 aceptó el encargo de Clemente VII para trabajar en el altar de la Capilla Sixtina, donde entre 1536 y 1541, realizó el magnífico “Juicio Final”.

Hasta el año 1550 fue haciendo obras para la tumba de Julio II, y los frescos de la Capilla Paulina que representan La conversión de San Pablo y el Crucifixión de San Pedro.
Su inclinación natural por la materia, por las formas físicas, -se consideraba sobre todo escultor de cuerpos- unido a su fascinación por todo lo joven y vigoroso, emblemas de la belleza clásica, lo llevaron a decantarse por la belleza humana y el amor más sensual hasta muy avanzada su vida. Esta conflictividad enriquecedora con la que el artista vivió su deseo carnal, también afloró en el enfrentamiento con su homosexualidad.

Mantuvo relaciones con varios jóvenes, como Cecchino dei Bracci, por el que sentía un gran afecto; en 1543, Bracci falleció y Miguel Ángel diseñó su tumba, en la iglesia de Santa María in Aracoeli de Roma. También Giovanni da Pistoia, joven y bello literato, que fue durante un tiempo su íntimo amigo, es posible que mantuviera una relación amorosa con él en la época que empezó a pintar la bóveda de la Capilla Sixtina, relación que queda reflejada en unos sonetos muy apasionados que Giovanni le dedicó.

Durante las dos últimas décadas de su vida, Miguel Ángel se dedicó sobre todo a la arquitectura: dirigió las obras de la Biblioteca Laurenziana de Florencia, en Roma, la remodelación de la plaza del Capitolio, la capilla Sforza de Santa María Mayor, la finalización del Palacio Farnese y, sobre todo, la finalización de la Basílica de San Pedro del Vaticano. De esta época son las últimas esculturas como la “Piedad Palestrina” o la “Piedad Rondanini”, también numerosos dibujos y poesías de inspiración religiosa.
A lo largo de los últimos años de su vida trabajó en el proyecto de la basílica vaticana, simplificando el proyecto que concibió Bramante, si bien mantuvo la estructura con planta de cruz griega y la gran cúpula.

Murió antes de ver acabada su obra, a la edad de ochenta y ocho años de edad, el 18 de febrero de 1564, acompañado por su secretario Daniele da Volterra y por su fiel amigo Tommaso Cavalieri. Dejó escrito que deseaba ser enterrado en Florencia, e hizo testamento en presencia de su médico Federigo Donati: “dejando su alma en manos de Dios, su cuerpo a la tierra y sus bienes a los familiares más próximos”. Su sobrino Leonardo fue el encargado de cumplir con esta última voluntad del gran artista, y el 10 de marzo de 1564 recibió sepultura en la sacristía de la iglesia de la Santa Croce; el monumento funerario fue diseñado por Giorgio Vasari el año 1570.

*Entrada publicada en este blog el 6 de marzo de 2010. Ha sido actualizada y ampliada el 18 de febrero de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

52 Comments

  • Reply Bitacoras.com marzo 6, 2010 at 6:25 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hacer click en el grafíco para ver muestra de su obra. Miguel Angel. “El Divino” Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni (Miguel Angel en España), nació en Caprese (Italia), el 6 de marzo de 1475.    Su figura es ……

  • Reply Hendrick Goltzius: El manierismo de Haarlem | Trianarts julio 25, 2011 at 5:46 pm

    […] acosaban, cosa harto dificil por la deformidad de su mano. En Roma estudió con pasión la obra de Miguel Angel y la de Rafael Sanzio. “En 1600, fundó en Haarlem la primera academia neerlandesa, basada en […]

  • Reply Tamara de Lempicka “El Art Decó” | Trianarts agosto 1, 2011 at 11:37 pm

    […] de estilo Art Decó le dieron su reconocida fama. Se apasiona  por el Renacimiento italiano (Miguel Ángel, Botticelli, Bellini, Pontormo, Antonello da Messina…)después de viajar a Italia con su […]

  • Reply Luca Signorelli o Luca di Cortona: El Quatrocento italiano | Trianarts agosto 3, 2011 at 12:23 am

    […] de la realización pictórica y la complejidad iconográfica los precedentes más significativos de MiguelÁngel y Rafael.” Murió en […]

  • Reply El Bronzino: El manierismo italiano | Trianarts agosto 24, 2011 at 3:21 am

    […] de la “Accademia del Disegno” y como representante de la misma participa de las exequias de Miguel Ángel en 1564.” Murió en Florencia, el 23 de noviembre de 1572 […]

  • Reply Gustave Moreau, el precursor del símbolismo | Trianarts octubre 21, 2011 at 3:19 am

    […] Delacroix, Rousseau y Courbet. Viajó a Italia en 1857 y 1859 haciendo copias de las obras de Miguel Ángel, Rafael, Veronés, Correggio y Carpaccio y durante los años que siguieron, su éxito sin ser […]

  • Reply Sebastiano del Piombo: El Renacimiento manierista | Trianarts enero 3, 2012 at 11:42 pm

    […] ocupó desde 1531, como encargado de los sellos de plomo del Estado Vaticano. Fue un protegido de Michelangelo Buonarroti y uno de los pintores más notables e influyentes del Alto Renacimiento y el manierismo Italiano. […]

  • Reply Doménikos Theotokópoulos, El Greco | Trianarts febrero 25, 2012 at 4:38 pm

    […] incapacidad para abrirse paso en los medios de la curia y quizá la enemistad con los sectores de Miguel Angel, pudo hacerle comprender que Roma se había cerrado para […]

  • Reply Vincent Desiderio: El realismo más agresivo | Trianarts marzo 20, 2012 at 10:25 am

    […] italianos, habiendo sido influenciado por los más grandes renacentistas, como Leonardo da Vinci, Michelangelo Buonarroti, Rafael Sanzio, Masaccio. Su obra, es agresiva, desafiante, no exenta de patetismo, causando en […]

  • Reply Pier Toffoletti: Figura femenina y sensualidad | Trianarts junio 11, 2012 at 7:05 pm

    […] Su pasión por el arte comenzó cuando era un niño, su tía le regaló dos libros de arte sobre Michelangelo Buonarotti y Paul Cezanne, momento a partir del cual, al contrario que la mayoría de niños de su edad, en vez […]

  • Reply Bernardino di Betto di Biagio, Pinturicchio: El Quattrocento italiano | Trianarts agosto 13, 2012 at 12:51 pm

    […] realidad toda su obra inicial, está influenciada por este, con el que colabora en los frescos de la Capilla Sixtina, como en “Viaje de Moisés” y “Bautismo de Cristo”. En 1486, pinta para la […]

  • Reply Rafael Sanzio: La perfección del Renacimiento | Trianarts agosto 18, 2012 at 6:29 pm

    […] entre grandes artistas, fue uno de los más grandes renacentistas italianos junto a Leonardo y a Michelangelo Buonarroti. Vivió solo 34 años y aún así dejó un importante legado, la mayoría se conserva en El […]

  • Reply Rafael Sanzio y el Alto Renacimiento | Trianarts agosto 18, 2012 at 6:35 pm

    […] una de sus obras cumbres. Su fama se debe en parte a la perfección en su arte. Junto con Miguel Ángel y Leonardo da Vinci forma el trío de los grandes maestros del citado período en Italia. Su […]

  • Reply Michelangelo Merisi da Caravaggio: El origen del barroco | Trianarts septiembre 8, 2012 at 9:10 pm

    […] es obvio que estudió y asimiló los estilos de los maestros renacentistas, especialmente el de Miguel Ángel. El impacto de Caravaggio fue decisivo en el arte de su […]

  • Reply Martin Schongauer: Los inicios del Renacimiento en Alemania | Trianarts septiembre 29, 2012 at 2:43 am

    […] refiere Giorgio Vasari, Martin Schongauer fue también muy considerado en Italia, incluso el gran Michelangelo Buonarotti, copió de Schongauer su “Tentación de San Antonio”. Alberto Durero fue a Colmar con […]

  • Reply El realismo de John Singer Sargent | Trianarts septiembre 30, 2012 at 7:44 pm

    […] he aprendido a admirar inmensamente a Tintoretto y a considerarlo quizás solo por detrás de de Miguel Ángel y […]

  • Reply Dante Gabriel Rossetti: Simbolismo Prerrafaelita | Trianarts octubre 20, 2012 at 10:34 pm

    […] pintura acádemica, de alguna forma perpetuaba el manierismo italiano posterior a Rafael Sanzio Y Miguel Angel, en las que se plasmaban escenas muy elegantes pero carentes de realismo. Es por eso, que estaban a […]

  • Reply Jan Brueghel de Velours: Maestro de la Escuela Flamenca | Trianarts noviembre 12, 2012 at 8:44 pm

    […] manteniendo el contacto con él el resto de su vida; estudió y se apasionó con las obras de Michelangelo Buonarotti, Rafael Sanzio y Leonardo Da Vinci. En 1596 vuelve a Amberes, y 1601 es ya decano del Gremio de San […]

  • Reply Frans Floris de Vriendt: El manierismo flamenco | Trianarts diciembre 9, 2012 at 10:29 pm

    […] lo hizo, estudiando durante su estancia allí a los grandes maestros renacentistas, sobre todo a Michelangelo Buonarrotti, Rafael Sanzio y Leonardo da Vinci, enamorándose especialmente de la obra del […]

  • Reply Paolo Veronese (Paolo Caliari): El manierismo veneciano » Trianarts | Trianarts diciembre 31, 2012 at 10:39 pm

    […] veneciano. En Venecia se establece en 1556 y en 1560 viaja a Roma para estudiar los frescos de Miguel Angel en la Capilla Sixtina. A principios de los años 1570, la familia Cuccina le encargó una serie de […]

  • Reply Maerten van Heemskerck: El manierismo en Holanda » Trianarts | Trianarts enero 9, 2013 at 12:26 am

    […] 1546, actualmente en la galería de La Haya. En estas se puede observar la influencia de la obra de Miguel Ángel y Rafael Sanzio adquirida en su estancia en Roma y de los frescos de Andrea Mantegna y Giulio […]

  • Reply Annibale Carracci: Manierismo de la Escuela Boloñesa » Trianarts | Trianarts enero 23, 2013 at 6:01 pm

    […] sólidas, duras”, caracteristíca común en los artistas de Florencia, como por ejemplo, Michellangelo Buonarotti y el uso rico del color y los “efectos atmmosféricos” de la Escuela de Venecia. Siglos […]

  • Reply Samuel Bak: Expresión y surrealismo tras el Holocausto » Trianarts | Trianarts enero 28, 2013 at 10:56 pm

    […] con una carga importante de sus vivencias en casi toda su obra. Influido poderosamente por Miguel Angel y Alberto Durero, mezcla el “genio” de estos con sus vivencias del Holocausto, […]

  • Reply Diego Rodríguez de Silva Velázquez nace en Sevilla el 6 de junio de 1599 » Trianarts | Trianarts enero 30, 2013 at 5:16 pm

    […] a Italia, donde realizará su segundo aprendizaje al estudiar las obras de Tiziano, Tintoretto, Miguel Ángel, Rafael Sanzio y Leonardo da Vinci. En Italia pinta “La Fragua de Vulcano” y “La […]

  • Reply George Frederick Watts: Simbolismo Victoriano » Trianarts | Trianarts febrero 14, 2013 at 10:32 pm

    […] de la década de 1840, donde sobre todo se impresionó con los frescos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel y por la Capilla de los Scrovegni de Giotto di […]

  • Reply Edward John Poynter: Prerrafaelita y Academicista » Trianarts | Trianarts febrero 17, 2013 at 9:32 pm

    […] Se formó inicialmente en Londres, en el Ipswich School y el Brighton College; tuvo que dejar pronto los estudios debido a una enfermedad, pasando los inviernos huyendo del clima londinense, en Roma y Madeira. Durante su estancia en Roma se sintió fuertemente atraído y de forma definitiva influenciado en su carrera por la obra de Michelangelo Buonarroti. […]

  • Reply John Collier y el Prerrafaelismo Británico » Trianarts | Trianarts marzo 23, 2013 at 11:34 am

    […] imperante no hacía sino perpetuar el manierismo de la pintura italiana posterior a Rafael y Miguel Ángel, con composiciones elegantes pero vacuas y carentes de sinceridad. Por esa razón, ellos […]

  • Reply William Blake: Símbolismo visionario » Trianarts | Trianarts marzo 24, 2013 at 11:53 am

    […] grabando copias de grandes maestros, como Rafael Sanzio, Michelangelo Buonarotti o Alberto Durero y a realizar sus propios dibujos, la influencia de estos maestros se puede […]

  • Reply Recordando a Seamus Heaney: Sibila » Trianarts | Trianarts abril 13, 2013 at 12:59 am

    […] *La imagen es un fragmento de la Sibila Cumana de Michelangelo Buonarotti. […]

  • Reply El academicismo clásico de Guillaume Seignac » Trianarts | Trianarts abril 21, 2013 at 11:51 am

    […] Cultivó en toda su carrera el academicismo clásico, con una temática casi exclusiva en sus cuadros,  temas alegóricos, mitológicos y de bellas mujeres, muchos de ellos desnudos, con reminiscencias de la antigüedad, en las que sobre todo se aprecia la influencia del escultor Fidias y de los frescos de Michelangelo Buonarotti. […]

  • Reply Pedro Pablo Rubens: El barroco de la Escuela Flamenca | Trianarts mayo 30, 2013 at 11:17 pm

    […] a estudiar tanto el arte de la Roma clásica como el de los grandes renacentistas Rafael Sanzio y Miguel Ángel, entre […]

  • Reply Giorgio Vasari: El Renacimiento y la historia del arte | Trianarts agosto 7, 2013 at 9:34 pm

    […] y se relacionó con el círculo de Andrea del Sarto y sus alumnos los hermanos Pontormo. Conoció a Miguel Angel, a quien admiró con pasión el resto de su vida, poco antes de que este partiera a Roma, dejando […]

  • Reply Théodore Géricault: El románticismo francés | Trianarts septiembre 26, 2013 at 9:31 pm

    […] cuenta a Italia, donde quedó impactado por los maestros renacentistas, sobre todo con la obra de Miguel Ángel y del pintor flamenco Pedro Pablo Rubens. En esa estancia pintó su conocida serie de caballos […]

  • Reply Marten van Heemskerck: Manierismo de la Escuela nórdica | Trianarts octubre 20, 2013 at 4:00 pm

    […] a Italia donde vivió de 1532 a 1536 y donde probablemente estudió los frescos de Rafael Sanzio y Michelangelo Buonarotti, siendo influenciado por ellos como se puede observar en gran parte de su […]

  • Reply Correggio: Del Renacimiento al inicio del Barroco | Trianarts octubre 30, 2013 at 3:25 pm

    […] ciudad en la que se establece hasta 1520, absorbiendo el “clasicismo naturalista” de Michelangelo Buonarroti (Miguel Ángel) y Rafael […]

  • Reply Andrea del Sarto: El manierismo de Florencia | Trianarts enero 21, 2014 at 1:04 am

    […] un gran número de dibujos que sin duda nos revelan la influencia y el estudio de la obra de Michelangelo Buonarotti. En 1514 comienza a pintar los frescos monocromos para el claustro del Scalzo en Florencia, obra […]

  • Reply Pier Francesco Mola: El barroco romano | Trianarts febrero 9, 2014 at 2:15 am

    […] de la iglesia de San Domenico e Sisto, en la que logró fusionar la monumentalidad y grandeza de Michelangelo Buonarotti y de Rafael Sanzio, con la paleta de Tiziano y El […]

  • Reply Rosso Fiorentino: Manierismo toscano | Trianarts febrero 21, 2014 at 3:31 pm

    […] los Uffizi de Florencia, obra singular esta última, en la que se puede observar la influencia de Michelangelo Buonarotti. De su etapa romana, son importantes los frescos realizados para Santa Maria della Pace: “La […]

  • Reply Sevilla, arte en la calle: Las grandes esculturas de Henry Moore | Trianarts marzo 10, 2014 at 11:45 pm

    […] según manifestaciones del propio artista, por los grandes maestros góticos y renacentistas Michelangelo Buonarotti, Giotto, Giovanni Pisano y por la cultura […]

  • Reply Sandro Boticelli: el Quattrocento italiano | Trianarts mayo 16, 2014 at 11:33 pm

    […] años de su vida; en 1504 formó parte de la comisión que decidió la ubicación del Moisés de Michelangelo Buonarotti. En sus últimas obras pareció querer renovar su estilo, realizando la última “Adoración […]

  • Reply Prerrafaelita y Simbolismo: Edward Burne-Jones | Trianarts junio 16, 2014 at 11:43 pm

    […] pintura académica, de alguna forma perpetuaba el manierismo italiano posterior a Rafael Sanzio Y Miguel Angel, en las que se plasmaban escenas muy elegantes pero carentes de realismo. Es por eso, que estaban […]

  • Reply Léon Bonnat: Romantico y neoclasicista | Trianarts junio 20, 2014 at 12:22 am

    […] colección personal, acumulada durante años, entre las que se incluyen obras de Leonardo da Vinci, Michelangelo, Ingres y Géricault. Nunca se casó;  murió el 8 de septiembre de 1922, en […]

  • Reply Alessandro Allori: Manierismo en la Escuela Florentina | Trianarts agosto 11, 2014 at 3:17 am

    […] Tras la muerte de su padre, en 1940, cuando él era un niño, su familia fue acogida en la casa del pintor Angelo di Cosimo, “El Bronzino”, donde se crió. Está documentado que con catorce años ya había cobrado por algunas obras realizadas y que entre 1554 y 1559, permanece en Roma, donde tras estudiar la obra de los grandes maestros, es fuertemente influenciado por Miguel Ángel Buonarotti. […]

  • Reply El manierismo de Francesco Mazzola, Il Parmigianino | Trianarts agosto 24, 2014 at 1:28 am

    […] 1524, viajó a Roma, donde conoció a Rafael Sanzio y a Michelangelo Buonarotti, que serían una influencia decisiva en su obra. De este periodo, sobresalen, “La visión de […]

  • Reply Jacopo da Pontormo: El Renacimiento florentino | Trianarts septiembre 6, 2014 at 2:29 am

    […] su atención puesta en la pintura de la Escuela de Roma, siendo fuertemente influenciado  por la Miguel Ángel, y más tarde tras conocer  los grabados por Alberto Durero y el estilo de la Escuela Nórdica, […]

  • Reply Mujeres Pintoras: Mara Schasteenm | Trianarts septiembre 16, 2014 at 10:35 am

    […] a sus pintores favoritos de entre los maestros antiguos, confiesa que su “primer amor fue Michelangelo Buonarotti, y que pasaba horas y horas en la biblioteca sumergida en todos los libros sobre él y su vida que […]

  • Reply Anton Raphael Mengs: Neoclasicismo | Trianarts noviembre 27, 2014 at 7:48 pm

    […] con su padre y hermanas, y tuvo la oportunidad de estudiar la Antigüedad clásica y las obras de Miguel Ángel y Rafael Sanzio en el Vaticano. En esta primera estancia romana acudió a la escuela de Marco […]

  • Reply Alessandro Leone Varotari, Il Padovanino: El barroco italiano » Trianarts abril 4, 2015 at 12:11 am

    […] de la generación anterior a la suya. En la Ciudad de los Papas estudió a grandes maestros, como Michelangelo Buonarotti, Annibale Carracci o Palma el Joven, la influencia de este último se dejó ver en sus obras […]

  • Reply Domenico Beccafumi: Inicios del manierismo en la Escuela de Siena » Trianarts mayo 18, 2015 at 12:03 am

    […] 1510 a 1512 residió en Roma donde estudió la pintura de los maestros Rafael Sanzio, Michelangelo Buonarotti y Baldassare […]

  • Reply El Prerrafaelita Sir John Everett Millais » Trianarts junio 8, 2015 at 1:05 am

    […] pintura acádemica, de alguna forma perpetuaba el manierismo italiano posterior a Rafael Sanzio Y Miguel Angel, en las que se plasmaban escenas muy elegantes pero carentes de realismo. Es por eso, que estaban a […]

  • Reply Maestros del retrato: Joshua Reynolds » Trianarts julio 16, 2015 at 12:25 am

    […] profundamente los más importantes monumentos de la antigüedad, las obras de Rafael Sanzio y Michelangelo Buonarotti, a la vez que dibujó numerosas obras de Tiziano, Tintoretto y […]

  • Reply Claude Lorrain: Maestro del paisaje con figuras » Trianarts noviembre 23, 2015 at 1:07 am

    […] Fue conocido en su tiempo sólo por su nombre de pila, Claude, de la misma forma que ocurre con Miguel Ángel, Rafael  o Rembrandt. Sin duda, fue un auténtico innovador dentro del género paisajístico, […]

  • Deja un comentario