Pintura

Claude Lorrain: Maestro del paisaje con figuras

noviembre 23, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

“Claude conocía el mundo con el corazón hasta el último detalle. Se servía del mundo para expresar lo que sentía en el alma. ¡Esto es el verdadero idealismo!”
Johann Wolfgang Goethe

Claude Lorrain

Claude Gellée, conocido como Claude Lorrainm, nació en Chamagne, Vosges, entonces parte del ducado de Lorena, entre 1600 y 1605.
Aunque nacido en Francia, pasó la mayor parte de su vida en Italia.

Pintor, dibujante y grabador, enmarcado como clasicista, dentro del barroco, destacó sobre todo como paisajista, aunque en el mayor parte de ellos con figuras, tanto bíblicas y religiosas como alegóricas.

Fue un artista muy prolífico, han llegado hasta nuestros días, 51 grabados, 1200 dibujos y alrededor de 300 cuadros.
Según su biógrafo Baldinucci, los padres de Claude murieron cuando él tenía sólo doce años, yendo a vivir con su hermano mayor, Jean Gellée en Friburgo; Jean era artista y enseñó Claude los primeros rudimentos de su profesión.

Se sabe que fue, por la descripción que hicieron sus contemporáneos, que fue una persona de carácter apacible, reservado y totalmente dedicado a su trabajo.

Con una escasa formación, estudió a nivel personal el arte de clásicos, labró una gran fortuna, partiendo de una familia de origen humilde logró alcanzar la fama y el éxito personal.
Viajó a Italia posteriormente, trabajando inicialmente para Goffredo Wals, en Nápoles, para más tarde unirse al taller de Agostino Tassi en Roma.

Regresó a Lorena en 1625  para estudiar con Claude Deruet, estudios que abandonó pronto, en 1626 o 1627, para regresar a Roma e instalarse en una casa en la Via Margutta, cerca de las Plaza de España.

Realizó frecuentes viajes buscando fuentes de inspiración y para cumplir encargos, pasando por Marsella, Génova y Venecia, estudiando especialmente la naturaleza en Francia, Italia y Baviera.

Tenía la costumbre de dibujar al aire libre, especialmente al amanecer y al atardecer.
Su primera pintura fechada es “Paisaje con ganado y Campesinos”, actualmente en el Philadelphia Museum of Art,  es de 1629, en el que ya muestra su estilo y su técnica bien desarrollados.

A pesar de estar rodeado de un ambiente de gran rivalidad profesional, trató con nobles, cardenales, papas y reyes; su fama fue creciendo de manera constante, como se evidencia por las comisiones del embajador de Francia en Roma en 1633, del Rey de España entre 1634 y 1635, y para el papa Urbano VIII, pintó cuatro cuadros.

En 1650 se trasladó a una casa en la Via Paolina (hoy Via del Babuino), donde vivió hasta su muerte.
Nunca se casó, pero adoptó una niña huérfana, Agnese, en 1658;
Fue conocido en su tiempo sólo por su nombre de pila, Claude, de la misma forma que ocurre con Miguel Ángel, Rafael  o Rembrandt.
Sin duda, fue un auténtico innovador dentro del género paisajístico, siendo calificado como el primer paisajista puro.

Uno de los detalles más significativos de su pintura, su uso de la luz, a la que otorgó una importancia de primer orden en la concepción de sus escenas, sirviendo en primer lugar como factor plástico, por ser la base para organizar la composición, creando el espacio y el tiempo, con la que pudo combinar las figuras, la arquitectura y los elementos de la naturaleza; es además es un factor estético, al destacar la luz como principal elemento sensible, como el medio que atrae y envuelve al espectador, y lo conduce a un mundo de ensueño, un mundo de ideal perfección recreado por el ambiente de total serenidad y placidez que Claude crea con su luz, creando un sentimiento casi panteísta, como se ve en su pintura “El embarque de la reina de Saba”.

Murió en Roma, en los Estados Pontificios, el 23 de noviembre de 1682, siendo enterrado originalmente en Trinita dei Monti, y más tarde restos fueron trasladados, en 1840, a ​​San Luis de los Franceses.

John Constable describió Lorrain como “el pintor más perfecto paisaje que el mundo jamás vio”, y declaró que en el paisaje de Claude “todo es precioso, todo es amable, todo es comodidad y reposo; el sol tranquilo del corazón”
En el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid podemos ver una de sus obras “Paisaje pastoral con la Huida a Egipto”.

*Entrada actualizada y ampliada el 23 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com noviembre 23, 2014 at 8:07 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras “Claude conocía el mundo con el corazón hasta el último detalle. Se servía del mundo para expresar lo que sentía en el alma. ¡Esto es el verdadero idealismo!” Johann Wolfgang Goethe Claude..…

  • Reply Maestros del paisaje: Martín Rico y Ortega - Trianarts marzo 8, 2016 at 12:27 am

    […] en sus cuadros la influencia de varios pintores de la Escuela de Barbizon, de William Turner, de Claudio de Lorena y de una forma notable, el preciosismo de […]

  • Deja un comentario