Pintura

Domenico Ghirlandaio: Maestro del Quattrocento italiano

diciembre 26, 2016

Click en la imagen para ver más obras

Domenico Ghirlandaio

Domenico Curradi di Tommaso Bigordi, nació 1449 en Florencia.
Hermano de los también pintores Benedetto Ghirlandaio y Davide Ghirlandaio, fue el más notable de los tres, y así mismo padre de otro pintor, Ridolfo Ghirlandaio.

Su apodo (Ghirlandaio, en italiano fabricante de guirnaldas ), se debe a la actividad de su padre, joyero del Puente Vecchio y afamado creador de las guirnaldas que solían llevar sobre la frente las jóvenes de aquellos años en Florencia.

Pintor quattrocentista, se formó en el taller de Baldovinetti y en el de Andrea del Verrocchio, taller en el que contactaría con Leonardo da Vinci, y en el que desarrolló un estilo sólido, materialista y algo anticuado, comparándolo con algunos de sus contemporáneos, como el mismo Leonardo o Sandro Botticelli.

Desarrolló su carrera como pintor en la Toscana, sobre todo en Florencia, aunque acudió a Roma llamado por Sixto IV, junto con otros grandes artistas de su época, entre los que se encontraban Botticelli, Perugino y Cosimo Rosselli, para decorar con figuras de los doctores de la Iglesia la Biblioteca Apostólica del Vaticano, en 1475, y la Capilla Sixtina, entre 1481 y 1482, con La llamada a San Pedro y San Andrés.

El valor de la pintura de Domenico, supera en importancia a todos sus antecesores y a muchos de sus coetáneos, y junto a Giotto di Bondone, Masaccio, Fra Filippo Lippi y Botticelli, se le puede considerar uno de los más grandes pintores del Renacimiento italiano.

Artista con un delicado espíritu narrativo, plagó sus composiciones de figuras elegantes en las que lo secundario superaba en muchas ocasiones el tema central de la escena.

Uno de sus más importantes merecimientos de maestro, se le otorga por haber tenido como alumno a Rafael Sanzio en sus inicios.
De estilo profano, también en los temas religiosos, Domenico, realizó el desarrollo de todas sus escenas dentro de casas absolutamente burguesas florentinas. Es por eso que se le considera el más importante cronista de las costumbres de Florencia en su tiempo.

Estuvo al servicio de la familia Medici, y entre sus obras más importantes,destacan los frescos que se conservan, y que son un testimonio de su época, se encuentran: el primer gran ciclo monumental al fresco realizado en la capilla de Santa Fina en la colegiata de Pieve en San Gimignano, hacia 1477-1478; los frescos que realizó sobre la vida de María, para la iglesia de Santa Maria Novella de Florencia;los de la iglesia de Ognissanti, de 1480, con “La Última Cena” y “San Jerónimo en su estudio”; los de la capilla Sassetti en Santa Trinità, entre 1483 y 1486, con escenas de La vida de san Francisco.

Por último realizó los de Santa Maria Novella, entre 1486 y 1490, con escenas de la vida de la Virgen y de san Juan Bautista encargados para la cabecera de la iglesia por Giovanni Tornabuoni y que se consideran su obra maestra, y entre los que destaca la escena del Nacimiento de la Virgen.

Giovanni Tornabuoni fue su mecenas más importante y entre los muchos proyectos que le encomendó se encuentra, anterior a los frescos de Santa Maria Novella, la decoración de la tumba de su mujer Francesca en la iglesia de Santa Maria sopra Minerva en Roma.
Se pueden ver obras suyas además en Pisa y San Gimignano.

Cronista de su tiempo, introdujo en sus frescos, de complejas composiciones que reflejaron las costumbres de su tiempo.
Realizó así mismo algunos retratos, a las que añadió una serie de retratos de personalidades de su entorno.

Las ricas perspectivas y las amplias arquitecturas formaron parte del trazado de sus obras.
Entre las pinturas de caballete destacamos “La Visitación” y el retrato lleno de realismo y ternura “Abuelo y nieto!”, ambos en el Museo del Louvre de París.

Murió victima de la peste, el 11 de enero de 1494.
En España podemos ver uno de sus retratos, el de Giovanna Tornabuoni, de 1490, en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid.

*Esta entrada se publicó en este blog el 29 de noviembre de 2011. Ha sido revisada y actualizada con más de 50 nuevas obras, el 26 de diciembre de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com noviembre 29, 2011 at 10:46 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Domenico Ghirlandaio Domenico Curradi di Tommaso Bigordi, nació 1449 en Florencia. Hermano de los también pintores Benedetto Ghirlandaio y Davide Ghirlandaio, fue el más notable de lo……

  • Reply Davide Ghirlandaio: El Renacimiento italiano | Trianarts diciembre 1, 2011 at 12:57 am

    […] hermanos, también pintores, Benedetto Tommaso Bigordi y el más famoso e importante de los tres, Domenico di Tommaso Bigordi, fue conocido como Ghirlandaio, contemporaneo de Sandro Boticelli y Fray Filippo di Tommaso Lippi, […]

  • Reply Andrea del Verrocchio: El Quattrocento Italiano | Trianarts diciembre 15, 2012 at 2:54 pm

    […] Medici. Tuvo como alumnos a los que después serían grandes maestros Leonardo da Vinci, Perugino, Ghirlandaio y Sandro Botticelli, e influyó notablemente en Miguel Ángel Buonarotti. Fue uno de los más […]

  • Reply Sandro Boticelli: el Quattrocento italiano | Trianarts marzo 1, 2014 at 5:28 am

    […] del parnaso pictórico florentino. En 1481 marcha a Roma llamado por el Papa Sixto IV, junto con Ghirlandaio y Cosimo Roselli, para unirse a Pietro di Cristoforo Vanucci “El Perugino” en la […]

  • Reply Michelangelo Buonarroti o Miguel Angel, El Divino | Trianarts marzo 6, 2014 at 12:05 am

    […] 1488, con sólo doce años de edad, entró en el taller de los famosos hermanos Davide Ghirlandaio y Domenico Ghirlandaio , con los que permaneció un año como aprendiz, tras lo que, y bajo la tutela de Bertoldo di […]

  • Reply El Perugino: El Alto Renacimiento - Trianarts noviembre 17, 2015 at 4:45 am

    […] ella trabajó con los que entonces eran jóvenes talentos, Leonardo da Vinci, Domenico Ghirlandaio, Lorenzo di Credi, Filippino Lippi, entre otros, y sobre todo con su casi coetáneo Sandro […]

  • Deja un comentario