Poesia

Mi recuerdo a Cesare Pavese: Luna de agosto

agosto 27, 2016

“… oigo el mar que bate y vuelve a batir, fatigado, la orilla…”
CP

Recordando al poeta italiano en el aniversario de su muerte.

“Luna de agosto”

Más allá de las colinas amarillas está el mar,
más allá de las nubes. Pero tremendas jornadas
de columnas ondulantes y crepitantes en el cielo
se interponen ante el mar. Aquí arriba está el olivo
con la charca de agua que no alcanza para verse reflejado
y los rastrojos, los rastrojos que nunca se acaban.

Y se alza la luna. El marido está tendido
en un campo, con el cráneo agrietado por el sol
—una esposa no puede arrastrar un cadáver
como un saco—. Se alza la luna, que proyecta algo de sombra
bajo las ramas retorcidas. La mujer en la sombra
eleva una risa aterradora hacia el rostro de sangre
que coagula y que inunda cada pliegue de las colinas.
No se mueve el cadáver tendido en los campos,
ni la mujer en la sombra. Sin embargo parece
que el ojo sangriento haga guiños a alguien y le indique un camino.

Llegan, desde lejos, largos escalofríos
por las desnudas colinas y la mujer los nota en su espalda,
como cuando corrían por el mar de trigo.
Invaden también las ramas del olivo perdido
entre aquel mar de lun y ya la sombra del árbol
parece a punto de replegarse y de engullirla a ella también.

Se precipita al exterior, bajo el horror lunar
y le sigue el murmullo de la brisa sobre los guijarros
y una tenue silueta que le agarra los pies
y el dolor en su regazo. Se adentra de nuevo, inclinada, en la sombra
y se tumba entre los guijarros y se muerde los labios.
Debajo, la tierra, oscura, se baña de sangre.

Cesare Pavese

De: “Trabajar cansa” – 1936
Traducción de Carles José i Solsora
Recogido en “Cesare Pavese – Poesías Completas” – 1995
ISBN: 978-84-7522-337-7 (De la 3º Edición 2008)

Poema original en italiano:

“Luna d’agosto”

Al di là delle gialle colline c’è il mare,
al di là delle nubi. Ma giornate tremende
di colline ondeggianti e crepitanti nel cielo
si frammettono prima del mare. Quassù c’è l’ulivo
con la pozza dell’acqua che non basta a specchiarsi,
e le stoppie, le stoppie, che non cessano mai.

E si leva la luna. Il marito è disteso
in un campo, col cranio spaccato dal sole
– una sposa non può trascinare un cadavere
come un sacco -. Si leva la luna, che getta un po’ d’ombra
sotto i rami contorti. La donna nell’ombra
leva un ghigno atterrito al faccione di sangue
che coagula e inonda ogni piega dei colli.
Non si muove il cadavere disteso nei campi
né la donna nell’ ombra. Pure l’occhio di sangue
pare ammicchi a qualcuno e gli segni una strada.

Vengon brividi lunghi per le nude colline
di lontano, e la donna se li sente alle spalle,
come quando correvano il mare del grano.
Anche invadono i rami dell’ulivo sperduto
in quel mare di luna, e già l’ombra dell’albero
pare stia per contrarsi e inghiottire anche lei.

Si precipita fuori, nell’orrore lunare,
e la segue il fruscio della brezza sui sassi
e una sagoma tenue che le morde le piante,
e la doglia nel grembo. Rientra curva nell’ombra
e si butta sui sassi e si morde la bocca.
Sotto, scura la terra si bagna di sangue.

Cesare Pavese

De: “Lavorare stanca” – 1936

Cesare Pavese nació en Santo Stefano Belbo, Cuneo, Italia, el 9 de septiembre de 1908.
Fue uno de los más importantes escritores italianos del siglo XX.
Tras la ruptura de su relación sentimental con la actriz norteamericana Constance Dowling, a la que dedicó sus últimos versos “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos”, su obra más conocida, se sume en una profunda depresión, que acaba con su suicidio en Turín, el 26 de agosto de 1950.

También de Cesare Pavese en este blog:

“Tienes rostro de piedra esculpida, de Cesare Pavese”: AQUÍ 

“Cesare Pavese: Eres como una tierra”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Gentes sin arraigo”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Tolerancia”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Eres la tierra y la muerte…”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Tierra roja, tierra negra”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Vienes siempre del mar…”: AQUÍ

“Cesare Pavese: The cats will know”: AQUÍ

“Cesare Pavese: El amigo que duerme”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Agonía”: AQUÍ

“Cesare Pavese: También tú eres colina…”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Indisciplina”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Las mañanas pasan claras…”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Tú no conoces las colinas”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Celos”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Ulises, de Trabajar cansa”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Creación”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Tú”: AQUÍ 

“Cesare Pavese: Verano”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Vendrá la muerte y tendrá tus ojos…: AQUÍ 

“Cesare Pavese: El paraíso sobre los tejados…”: AQUÍ 

“Cesare Pavese: Regreso de Deola”: AQUÍ

“Cesare Pavese: Fin de fantasía”: AQUÍ

Obra poética:

“Lavorare stanca” de 1936 – (Trabajar cansa) – Edición corregida, 1943
“La terra e la morte” – 1945
“Vendrá la muerte y tendrá tus ojos” – 1951

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Cesare Pavese: Vendrá la muerte y tendrá tus ojos... - Trianarts septiembre 9, 2015 at 10:24 am

    […] “Cesare Pavese: Luna de agosto”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Cesare Pavese: Vienes siempre del mar... - Trianarts septiembre 9, 2015 at 1:22 pm

    […] “Cesare Pavese: Luna de agosto”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Tierra roja, tierra negra - Trianarts octubre 31, 2015 at 1:41 am

    […] “Cesare Pavese: Luna de agosto”: AQUÍ […]

  • Reply Cesare Pavese: Tolerancia - Trianarts febrero 26, 2016 at 2:47 am

    […] “Cesare Pavese: Luna de agosto”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.