Poesia

Pier Paolo Pasolini: Atenas

julio 17, 2016

“… En el mundo rigen solo las Verdades indecibles…”
PPP

“Atenas”

En los tiempos de Atenas
las chicas reían en las puertas de casitas bajas todas iguales
(como en los barrios pobres de Río);
estas casitas estaban dispuestas a lo largo de bulevares
que en aquellos tiempos perfumaban (no recordabas el nombre) los tilos
Las noches, como suelen, eran eternas
porque había que realizar toda una ceremonia
(subir por las escaleras polvorientas a los dormitorios;
aquello era una ascensión, y hacía reír mucho a las muchachas),
afuera seguían despiertos,
porque los atenienses son charlatanes, sobre todo los varones
Y, sobre todo, quedaba ese olor de los tilos en los callejones;
las horas que las chicas no conocen,
pero ellas no lloran por eso, más bien ríen, ríen entre ellas
Porque toda la vida es de ellas y las espera, casi eterna
Las luces tardan en apagarse,
hay que pelearse con la hermana
que se desprecia de toda la vida, por razones que no se dicen
y se llevan, misteriosas, en el corazón;
y la madre
Cada familia conoce la suya; y sabe cuál es la de las otras;
vecindario por vecindario, toda Atenas
está comprendida en la noche de una muchacha,
que será gorda, pero ahora está en flor, tiene grandes mejillas
y cabellos dignos de las antiguas abuelas llegadas del interior
Pero nadie sabe lo que pasará,
salvo, tal vez, algún viejo mendigo al que no le importa nada,
que no tiene familia o vecindario
o se ilusiona con tenerlos
Probablemente en regiones lejanas, unidas en un interior
que será siempre desconocido,
o unidas por el mar, al Adriático que se hace siempre más diáfano
Como sea, aquí es noche de verano,
está la eternidad de la juventud,
las escaramuzas fueron llevadas a cabo victoriosamente –
el faltante beso,
victoria de la aridez de la virgen;
él se ha ido, “alto y rubio”, sumergido en el olor de los tilos
Se entra a casa,
voces continúan alzándose desde las otras casas;
el vecindario habla, con voces desveladas,
tal vez se oyen ranitas, lejanas,
y por cierto llega un ligero viento del mar
Hay guerra; y si las chicas ríen es porque son santas ─

Pier Paolo Pasolini

De: “Transhumanar y organizar” – 1971
Traducción de Jorge Aulicino

Poema original en italiano

“Atene”

Ai tempi di Atene
le ragazze ridevano, alle porte di casette basse tutte uguali
(come nei quartieri poveri di Rio);
queste casette erano disposte lungo viali
che a quei tempi profumavano (non ricordavi il nome) di tigli
Le sere, come suole, erano eterne
perché c’era da concludere tutta una cerimonia
(salire per le scale polverose alle camere da letto;
che era un’ascensione, e faceva ridere ancor di più le ragazze)
fuori si continuava a vegliare
perché gli ateniesi son chiacchieroni, sopratutto i maschi
E, sopratutto, restaba quell’odore di tigli per i vialoni;
le ore che le ragazze non conoscono,
ma esse non piangono per questo, anzi ridono, ridono fra loro
Perché tutta la vita è loro e le attende, quasi eterna
Le luci tardano a spegnersi,
c’è da litigare con la sorella
chi si disprezza da tutta la vita, per ragioni che non si dicono
e si tengono misteriosamente in cuore;
e la madre
Ogni famiglia sa la sua; e sa com’è quella delle altre;
di vicinato in vicinato tutta Atene
è compresa nella notte di una ragazza,
che sarà grassa, e ora è florida, di gran guancia,
e capelli digni delle antiche nonne venute dall’interno
Ma nessuno sa ciò che accadrà,
se non forse qualche vecchio mendico a cui non importa nulla;
che non ha famiglia o vicinato
o si illude di averli
Magari in regioni lontane, legate da un entroterra
che resterà sempre sconosciuto,
o legate dal mare, l’Adriatico che si fa sempre più diafano
Comunque qui è notte d’estate,
c’è l’eternità della giovinezza,
le schermaglie sono state portate a termine vittoriosamente –
il mancato bacio,
vittoria dell’aridità della vergine;
lui se n’è andato “alto e biondo”, sprofondato nell’odore dei tigli
Si rientra a casa,
le voci si continuano ad alzare dalle altre case;
il vicinato parla, con voci insonni,
forse si senteno raganelle lontane,
e certo viene un leggero vento dal mare
C’è la guerra; e se le ragazze ridono è perché sono sante ─

Pier Paolo Pasolini

De: “Trasumanar e organizzar”, 1971,
Recogido en: “Pier Paolo Pasolini Tutte le poesie” – 2003

Pier Paolo Pasolini nació en Bolonia, el 5 de marzo de 1922.
Escritor, poeta y director de cine, es uno de los escritores más reconocidos de su generación, al igual que uno de los cineastas más venerados de su país.
Murió asesinado en Ostia, cerca de Roma, el 2 de noviembre de 1975.

También de Pier Paolo Pasolini en este blog:

“Pier Paolo Pasolini: Las cenizas de Gramsci – Canto II”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Un trapo rojo como aquel…”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Temor de mí”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Ladrones”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Los pobres de Malafiesta”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: El llanto de la excavadora”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Las hermosas banderas”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Análisis tardío”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Carne y cielo”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Poesía mundana”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Las cenizas de Gramsci – Canto VI”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Versos sutiles como rayas de lluvia”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Cercana a los ojos”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Muerte, de La religión de mi tiempo”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Manifestar”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Fragmento de la Muerte, de La Religión de mi tiempo”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: El motivo de Charlot”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Danza de Narciso”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Dies Irae”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Abro a la mañana de un blanco lunes…”: AQUÍ

“Pier Paolo Pasolini: Al príncipe”: AQUÍ

“Poema del día: Abro a la mañana de un blanco lunes… de Pier Paolo Pasolini”: AQUÍ 

“Pier Paolo Pasolini: Al muchacho Codignola”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Poesie a Casarsa – 1942
Poesie – 1945
Diarii – 1945
I pianti – 1946
Dov’è la mia patria, con 13 disegni di G. Zigaina – 1949
Tal còur di un frut, Edizioni di Lingua Friulana – 1953 (reeditada en 1974)
Dal diario (1945-47) – 1954
La meglio gioventù – 1954
Il canto popolare – 1954
Le ceneri di Gramsci – 1957
L’Usignolo della Chiesa Cattolica – 1958
Roma 1950 – 1960
Sonetto primaverile (1953) – 1960
La religione del mio tempo – 1961
Poesia in forma di rosa (1961-1964) – 1964
Poesie dimenticate, al cuidado de Luigi Ciceri – 1965
Trasumanar e organizzar – 1971
La nuova gioventù. Poesie friulane 1941-1974 – 1975
Le poesie: Le ceneri di Gramsci, La religione del mio tempo, Poesia in forma di rosa – 1975
Bestemmia. Tutte le poesie, 2 vols. – 1993
Poesie scelte – 1997
Tutte le poesie, 2 vols. – 2003

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.