Poesia

Alphonse de Lamartine: Tristeza

octubre 21, 2019


«A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd»
AL

Mi recuerdo al poeta romántico francés en el aniversario de su nacimiento.

«Tristeza»

Llevadme, decía, a la afortunada orilla
donde Nápoles se refleja en un mar azul,
con palacios, oteros, con astros sin nubes,
naranjos en flor bajo un cielo siempre puro.
¿A qué esperáis? Partamos. Quiero aún ver
el Vesubio en llamas surgir de las aguas;
y desde lo alto quiero ver la alborada;
y, siguiendo los pasos de mi adorada,
bajar soñando de esos oteros cantarines.
Sígueme por los recodos de este golfo tranquilo;
volvamos a nuestros paseos tan conocidos,
jardines de Cintia, tumba de Virgilio,
cerca de las ruinas del templo de Venus:
allí, bajo el naranjo, bajo la parra florida,
cuyos flexibles pámpanos al mirto se casan
y trenzan sobre tu cabeza un arco de flores,
con el dulce son de la ola o del viento,
solos con nuestro amor, solos con la natura,
la vida y la luz tendrán más dulzura.

La llama de mis días grises se consume,
se extingue poco a poco con el soplo del dolor,
o, si a veces crepita un endeble destello,
es que tu recuerdo alumbra mi corazón.
No sé si los dioses al fin permitirán
terminar aquí mi penosa jornada.
Mi horizonte se cierra, mi incierta mirada
apenas un año a alargarse se atreve.
Mas si hay que morir mañana,
si hay que, sobre la tierra prometida al gozo,
dejar escapar de mis manos
esta copa que el destino
parecía haber coronado de rosas,
sólo pido a los dioses guiar mis pasos
a la orilla que tu cara memoria adornó,
y saludar de lejos esos fastos climas,
y morir allí donde he gozado la vida.

 1815

Alphonse de Lamartine

Recogido en la Antología de la Poesía Romántica Francesa.
Edición de Rosa de Diego. Traducción de Vicente Bastida
Ediciones Cátedra, Madrid, 2000©
ISBN: 978-84-3761-837-1

Poema original en francés:

«Tristesse»

Ramenez-moi, disais-je, au fortuné rivage
Où Naples réfléchit dans une mer d’azur
Ses palais, ses coteaux, ses astres sans nuage,
Où l’oranger fleurit sous un ciel toujours pur.
Que tardez-vous? Partons! Je veux revoir encore
Le Vésuve enflammé sortant du sein des eaux;
Je veux de ses hauteurs voir se lever l’aurore;
Je veux, guidant les pas de celle que j’adore,
Redescendre, en rêvant, de ces riants coteaux;
Suis-moi dans les détours de ce golfe tranquille;
Retournons sur ces bords à nos pas si connus,
Aux jardins de Cinthie, au tombeau de Virgile,
Près des débris épars du temple de Vénus :
Là, sous les orangers, sous la vigne fleurie,
Dont le pampre flexible au myrte se marie,
Et tresse sur ta tête une voûte de fleurs,
Au doux bruit de la vague ou du vent qui murmure,
Seuls avec notre amour, seuls avec la nature,
La vie et la lumière auront plus de douceurs.

De mes jours pâlissants le flambeau se consume,
Il s’éteint par degrés au souffle du malheur,
Ou, s’il jette parfois une faible lueur,
C’est quand ton souvenir dans mon sein le rallume;
Je ne sais si les dieux me permettront enfin
D’achever ici-bas ma pénible journée.
Mon horizon se borne, et mon oeil incertain
Ose l’étendre à peine au-delà d’une année.
Mais s’il faut périr au matin,
S’il faut, sur une terre au bonheur destinée,
Laisser échapper de ma main
Cette coupe que le destin
Semblait avoir pour moi de roses couronnée,
Je ne demande aux dieux que de guider mes pas
Jusqu’aux bords qu’embellit ta mémoire chérie,
De saluer de loin ces fortunés climats,
Et de mourir aux lieux où j’ai goûté la vie.

Alphonse de Lamartine

Alphonse Marie Louise Prat de Lamartine, nació en Mâcon, el 21 de octubre de 1790.
Está considerado “el primer romántico francés”, y fue reconocida su enorme influencia sobre Paul Verlaine y los simbolistas.
Durante la República Francesa, en la que ejerció como político, hizo valiosos esfuerzos que hicieron posible abolir la esclavitud y la pena de muerte a la vez que fomentó el derecho al trabajo y a la formación laboral en programas cortos de capacitación, fue por tanto un idealista que siempre apoyó la democracia y el pacifismo.
Es necesario conocer mínimamente su biografía entender su obra literaria, excepcional naturalista, romántico e historiador.
Murió en la más absoluta pobreza, el 28 de febrero de 1869, en París.

También de Alphonse de Lamartine en este blog:

«Alphonse de Lamartine: El otoño»: AQUÍ

«Alphonse de Lamartine: El Lago»: AQUÍ

«Alphonse de Lamartine: Meditación sobre los muertos»: AQUÍ

«Alphonse de Lamartine: Sus Frases»: AQUÍ

*La fotografía es de Antonio Palmerini

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.