jul 282009
 

Caso Ryan. Otra noche negra en el Hospital Gregorio Marañón.


En Face Book se ha creado un grupo de apoyo a la enfermera del caso Ryan que además exige mediante un manifiesto la especialización en la enfermería.

En la foto podeis ver con todo realismo a una niña de una UCIP, podeis fijaros en la cantidad de bombas de perfusiòn de fluidos que tiene conectados, de cada uno de ellos sale un sistema por el que entra medicación a la via sanguinea del paciente a través de multiples conexiones, es cierto que es nuestro trabajo, pero para poder hacerlo de forma eficáz y segura, se requiere un largo periodo de aprendizaje.

Hay muchas “perlas” que leer en este grupo:   “Apoyo a la enfermera del Gregorio Marañòn”

  y de entre ellos saco el relato que hace una compañera que vivió otro de los momentos de oro en uno de los hospitales más grandes y supuestamente mejor dotados de Europa.

Apoyo absolutamente su escrito:

 “Parece increible que un gerente que estuvo inculpado como jefe de hospital hasta ser absuelto durante 2 años, por los hechos acaecidos la noche del 23/01/1990 conocida como “la noche negra del Gregorio Marañón”, en la cual murieron dos pacientes y se cerró la urgencia. Salga a la palestra y sin juicio previo ponga como única culpable de los hechos a una compañera.

Al final, gracias a que la familia retiró la acusación tras cobrar 17 millones de pesetas y “En los fundamentos de derecho de la sentencia, la sala señala que no se han dado todos los requisitos que integran el delito de falsedad” quedaste absuelto.
Según noticia recogida de los archivos del diario El Pais, donde se sigue la noticia desde el inicio hasta el final “Barba firmó el parte de defunción de un paciente, del que aseguró que había ingresado cadáver en la residencia sanitaria Gregorio Marañón, cuando había ingresado vivo”.

Señor Barba, en el año 1990 y posteriores, todos tus compañeros te apoyaron, hicieron huelgas y exigieron la dimisión del gerente por los gravísimos errores de organización que dieron como resultado la muerte de estos dos pacientes. Si estabas de acuerdo con ello ahora deberías hacer exactamente lo mismo, si es que te queda algo de coherencia claro.

La historia acabó con la indemnización a la familia, la dimisión del director médico en marzo de 1990 y la creación de una OPE pública con 900 plazas.

Espero que ahora se siga el ejemplo, se depuren de una vez por todas las responsabilidades que son muchas y basicamente de gestión, se pongan medios personales y técnicos como entonces.Todo para evitar que dentro de un tiempo haya otra tercera noche negra que tanto daño hace a todos los que trabajamos allí.

Respecto a la compañera ni que decir tiene que espero que como en tu caso, que a la vista está que la confianza en ti no la perdieron, se le devuelva el buen nombre y el prestigio que tú solito has hecho tirar por los suelos.

PD: increible que ante el manifiesto en defensa de la enfermería del Gregorio Marañón que firmaron 1148 personas del centro no figure ningun supervisor@ de enfermería. Se ve que tienen muy claro que ell@s no son en realidad enfermeras y que solo se ha tirado el prestigio de los que solo podemos ser calificados de ” números de base”

Está firmado por Gloria Guerrero.

Compartelo:

  7 Responses to “Caso Ryan. Otra noche negra en el Hospital Gregorio Marañón.”

  1. La verdad es que cuando se supo el caso de Rayán lo sentí por el niño, pero no me podía quitar de la cabeza a la pobre enfermera, otra víctima más del sistema. Trabajar con vidas humanas tiene un riesgo, eso lo sabemos, pero a veces el que termina siendo culpable en realidad no lo es, hay mucho detrás.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Caso Ryan. Otra noche negra en el Hospital Gregorio Marañón. En Face Book se ha creado un grupo de apoyo a la enfermera del caso Ryan que además exige mediante un manifiesto la especialización en la enfermería. En la foto pod…..

  3. No hay que echarle toda la culpa a la enfermera, la pobre bastante tiene ya,pero tampoco hay que pasar , tendran que indemnizar, hacer algo, se han cargado una vida.
    Esta profesión es lo que tiene si se equivocan se cargan una vida.
    en fin que pongan más gente , y personas especializadas en cada departamento..

  4. Si, he vivido entre esos tubos y aparatos en los que apenas podías tocar al enfermo…
    pero tampoco tenemos que exagerar la imagen.esto sería como hacder algo de demagogia…
    Lo que está claro es que nadie puede materse ahí si no está acostumbrada a hacerlo.
    son cosas con las que tienes que aprender a convivir de alguna forma pero que
    ni en años no sabes donde te has metido !
    Antiguamente se decía que el personal de estos servicios no podían estar más de 4,ó 5 años, en ellos,me refiero a enfermería, claro está, no a médicos ni a supervisores , los únicos que están 24 horas con el enfermo son las enfermras /osy auxiliares, no lo olviden, por lo tanto decían que demasiado tiempo “quemaba”, y podía perjuducarnos seriamente…ç
    si, si… !!. en una unidad de estas con 4 ó 5 años eres nueva aún.
    Se necesita muchísimo tiempo para formar a un buen profesional para que se desenvuelva cómodo y bien entre tanta presión, tanta inmediatez y tantísima responsabilidad.
    Y como crees que los que nos mandan responden ??.
    Pues cada vez creando más puestos de trabajo para administradores y cargos, etc… ( yo les llamaba ” del otro lado del pasillo ” … ) cuya misión es la de pensar y pensar como hacer para reducir gastos y dismunir puestos de trabajo asistenciales , pero no quittando trabajo, al reves !!, además la presión es cada vez mayor , por las innovaciones y avances.
    Es absolutamente denunciable, pero señores a la mayoría de enfermeras/os de estos sitios no nos queda ni tiempo para protestar.!!.
    por eso cuando hay asambleas o cualquier cosa en el hospital, es dificil que de UCIS por lo menos de mi hospital se pudiese ir.
    Falto de hace 3 años y cada vez está peor , jamás ha dejado de estar peor porlo que hace referencia a las cargas de trabajo.
    se aprovechan que estamos tratando un tema que no admite errores u omisiones, pero es que ya se está llegando al límite…
    Por favor, no tengamos días ni noches negras en ninguna parte por favor !.pongámosle remedio, aunque me cuesta ver como se puede hacer. antes si sabía como,,ahora ya no !.
    Referente a nuestra compañera, creo que hay unos jueces para averiguar que es lo que pasó aquel día allí,
    pero de entrada si yo fuese la supervisora no estaría demasiado tranquila…
    De todas formas a nivel de responsabilidad de ella, pueden haber muchísimos factores, que la hubiesen podido hacer confundir, no unicamente lo que contó ese señor tan rapidamente… bastantes más. !.
    Por eso antes que con mis palabras pudiene poner dudas sobre algunas otras personas, es mejor esperar el juicio, y desearle toda la suerte del mujndo, y que reciba la máxima ayuda.
    Desearle que se reponga lo antes posible, aunque yo sé que eso no va a ser posible, al menos si me hubiese pasado a mí no lo sería.
    Disculpa Triana, creo que me he dejado llevar por la indignación que me causan estos temas.

  5. Hola todos. Os paso una carta que ha escrito otro compañero a la enfermera que se equivocó y le puso leche intravenosa a Ryan en la UCI de neonatos del Gregorio Marañón.
    Sólo puedo añadir, que como algunos sabéis, trabajé dos meses en esa unidad esta semana santa y un compañero de esa misma unidad me explicó que a la enfermera en cuestión, la sacaron de la quinta planta (de una unidad de hospitalización convencional) para meterla en la que tiene fama de ser la unidad de cuidados intensivos neonatales más compleja de este pais (doy fe de ello) una tarde suelta porque les faltaba personal (y si esto ocurrió a primeros de julio, no hay que ser gerente de un hospital, para suponer que no se habían contratado suficientes suplentes). El hecho de que la enfermera estuviese repartiendo las leches (tarea que habitualmente realiza una auxiliar de enfermería) parece resaltar, a mi humilde juicio, que no estaba preparada para hacer nada más, y que por lo tanto ayudaba con lo que podía. Hubo una emergencia en el puesto de enfrente (en esa UCI eso pasa varias veces por turno) , y como ahí no podía hacer nada por ayudar, se dedicó a ir haciendo la tarea más sencilla. Aún así, parece complicado cometer ese error, pero os aseguro que esos puestos, con niños que en ocasiónes no llegan a pesar mil gramos, con infinidad de aparatos, accesos venosos, sondas, etc, pueden llegar a confundira muchas personas (sobre todo el primer día).
    Ninguno pensamos que haya sido un “simple error”, a la vista está. Pero afirmamos que se podía haber evitado, contratando más personal, más especializado y ofreciendo estabilidad a suplentes que llevaban dos años (por poner un ejemplo) haciendo suplencias allí y que en vista de que no conseguían trabajo estable, acabaron cogiendo un contrato en la trauma del hospital mengano.

    Por último, sólo añadir que hace unos cuatro años, se aprobó el decreto que daba luz verde a la especialidad de enfermería infantil (y otras 6), e inexplicablemente, en todo este tiempo, no se han puesto en marcha (inexplicable, excepto por el detalle de que a un especialista se le paga más que a un generalista, claro…)

    En el mundillo, se comenta que lo increible de todo es que esto no haya ocurrido más veces (y que hay veces que ocurre y no se llega a saber…)

    Fdo. Jorge Santalices Celma.
    Enfermero.
    H. Gregorio Marañón. Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

    CARTA A MARIA, LA ENFERMERA DE RYAN

    Tengo cincuenta y ocho años y como tú soy enfermero del sistema público de
    sanidad desde hace más de treinta.
    ¡Animo compañera! Has tenido un error, como todos hemos cometido; lo malo
    es que tú, que nosotros, no trabajamos con papeles, con tornillos, con
    cosas, lo hacemos con personas y escogimos voluntariamente esta actividad
    llevados de nuestro deseo de ayudar a los demás a mantener su salud, de
    luchar por mejorar las condiciones de vida o en último extremo por evitar
    el dolor.
    Y te equivocaste, ¡cómo es posible!, dicen algunos basándose precisamente
    en que como trabajamos con personas tenemos que extremar la atención y el
    cuidado. Lo que nadie puede imaginar es cuánta atención y cuidado has
    tenido que poner cada uno de los días que has trabajado cuidando
    pacientes; cuántas veces has revisado lo que ibas a hacer; cuántas
    carreras has tenido que dar para poder atender a tus pacientes por falta
    de compañer@s suficientes; cuántas veces has tenido que cambiar de
    destino, siempre con la amenaza encubierta de la no renovación de
    contrato, siempre esforzándote por hacerlo todo bien aunque superase lo
    lógico, y a pesar de todo eso, cuántas caricias y ánimos has prodigado;
    cuánto aprendizaje has ido acumulando a pie de cama.

    ¡¡¡HIPOCRITAS!!! Dicen que cometiste un error terrorífico. ES MENTIRA. Tú
    tuviste una equivocación, te equivocaste, desgraciadamente, y es seguro
    que nadie en esta historia está más destrozada que tú y la familia
    afectada.
    ¡¡EL ERROR TERRORIFICO LO COMETIERON Y LO COMETEN ELLOS!! los que han
    llevado al deterioro de la sanidad pública, la de todos, y quieren
    hundirla aún más para entregarla a manos del negocio privado.
    Los que obviando, ellos sí, que trabajamos con personas, no han aumentado
    las plantillas a pesar de que la población ha crecido y mucho, a fin de
    abaratar costes.
    Los que obviando, ellos sí, que la precariedad en el empleo es fuente del
    aumento de accidentes de todo tipo, vienen firmando contratos temporales
    constantes a quienes se incorporan al mundo sanitario, a fin de evitar que
    se consoliden sus derechos, de que puedan decir no a órdenes carentes de
    rigor profesional (hoy a cardiología, mañana a trauma, anteayer en
    medicina interna), los que tratan la salud de los ciudadanos como si
    estuvieran en una fábrica de tornillos, no en un hospital de todos, para
    todos y pagado por todos.
    Los que obviando, ellos sí, que también son médic@s, enfermer@s, acatan
    directrices de los dirigentes políticos contra la dignidad de unas
    profesiones a las que deberían todo el respeto, contra la calidad de la
    atención a la que todos tenemos derecho, dando órdenes, aceptando malos
    materiales, asistiendo impasibles al desmantelamiento de los centros
    públicos desde los diferentes puestos de responsabilidad, logrados a dedo
    y que mantienen con silencios cómplices y culpables.
    Los que obviando, ellos sí, que no son, o deberían ser, sino
    representantes de la enfermería, se llevan ahora las manos a la cabeza
    espantados de cómo te han atacado, cuando no han sabido luchar ni
    movilizar al colectivo en pos de unas condiciones dignas de trabajo y de
    contratación para ti y para miles como tú, sino que han permanecido en un
    ignominioso silencio cómplice, permitiéndolo todo, aceptando tus cambios
    constantes y los de otros miles de puesto de trabajo. Callando ante la
    privatización de la sanidad de todos, y apareciendo sólo con fugaces
    lavados de cara. Y todo eso, por qué, a cambio de qué. Seguro que ellos sí
    que lo saben. Lo más fácil es que ahora empiecen a organizar cursos
    subvencionados con sustanciosos beneficios, sin que a la postre peleen por
    mejorar las condiciones de trabajo y la atención a los pacientes.
    A TODOS ELLOS LES INVITO A QUE DIMITAN, y se vengan al bando de los
    hombres y mujeres que consideramos que lo más importante son las personas,
    no el detentar puestos de poder o los beneficios a obtener en los negocios
    ya sean sucios o limpios.

    ¡¡¡TODOS ELLOS SON LOS QUE HAN COMETIDO UN ERROR TERRORÍFICO Y
    PLANIFICADO!!! No tú, María. Te repito, tú te equivocaste.
    Tú, que probablemente fuiste la última persona en acariciar con ternura a
    Ryan, antes de cerrar la incubadora.
    ANIMO ENFERMERA MARIA.

    Juanjo Moreno
    Enfermero del Hospital Virgen de la Torre

  6. Gracias Pepa por tu testimonio

  7. Jorge, nada más que decir. solo suscribir todas y cada unas de vuestras palabras, y se de lo que hablo, yo he sido muchos años una enfermera neonatal y de UCI pediatrica.

    Gracias por aportar la carta de Juanjo y un abrazo para los dos, además por supuesto para Maria con mi apoyo absoluto.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>