Literatura, Poesia

Cesar Vallejo: Enereida

junio 20, 2015

“… En un sillón antiguo sentado está mi padre.
Como una Dolorosa, entra y sale mi madre.
Y al verlos siento un algo que no quiere partir…”

CV

“Enereida”

Mi padre, apenas,
en la mañana pajarina, pone
sus setentiocho años, sus setentiocho
ramos de invierno a solear.
El cementerio de Santiago, untado
en alegre año nuevo, está a la vista.
Cuántas veces sus pasos cortaron hacia él,
y tornaron de algún entierro humilde.

Hoy hace mucho tiempo que mi padre no sale!
Una broma de niños se desbanda.
Otras veces le hablaba a mi madre
de impresiones urbanas, de política;
y hoy, apoyado en su bastón ilustre
que sonara mejor en los años de la Gobernación
mi padre está desconocido, frágil,
mi padre es una víspera.
Lleva, trae, abstraído, reliquias, cosas,
recuerdos, sugerencias.
La mañana apacible le acompaña
con sus alas blancas de hermana de la caridad.

Día eterno es éste, día ingenuo, infante,
coral, oracional;
se corona el tiempo de palomas,
y el futuro se puebla
de caravanas de inmortales rosas.
Padre, aún sigue todo despertando;
es enero que canta, es tu amor
que resonando va en la Eternidad.
Aún reirás de tus pequeñuelos,
y habrá bulla triunfal en los Vacíos.

Aún será año nuevo. Habrá empanadas;
y yo tendré hambre, cuando toque a misa
en el beato campanario
el buen ciego mélico con quien
departieron mis sílabas escolares y frescas,
mi inocencia rotunda.
Y cuando la mañana llena de gracia,
desde sus senos de tiempo,
que son dos renuncias, dos avances de amor
que se tienden y ruegan infinito, eterna vida,
cante, y eche a volar Verbos plurales,
jirones de tu ser,
a la borda de sus alas blancas
de hermana de la caridad, ¡oh, padre mío!

Cesar Vallejo

De: “Los heraldos negros” – 1919
Recogido en: “Cesar Vallejo Poesías completas”
Editorial Losada  1949©
Reeditado de noviembre de 2013
ISBN de esta última edición: 978-950-03-5351-9

César Abraham Vallejo Mendoza nació en Santiago de Chuco, Perú, el 16 de marzo de 1892.
Está considerado como uno de los más grandes e innovadores de entre los poetas del siglo XX y según el crítico Thomas Merton “el más grande poeta después de Dante, llamado también el poeta del “dolor humano”, revolucionó en la forma y el fondo de sentir y escribir poéticamente.
Aunque practicó la narrativa, el teatro y el ensayo, es en la poesía donde alcanza su más brillante forma de expresión, esta se puede dividir en tres etapas: la modernista, de la que destaca “Los heraldos negros”, el vanguardismo, de la que quizá su obra más notable es “Trilce” y la revolucionaria y comprometida representada sobre todo por dos títulos, “Poemas humanos” y “España, aparta de mí este cáliz”, estos últimos de publicación póstuma, a cargo de la viuda del poeta, en la que englobó textos que había dejado Vallejo, que tituló “Poemas humanos”, publicados en en París en julio de 1939; No obstante de “España, aparta de mí este cáliz”, el propio Vallejo lo dejó finalizado, siendo publicado en enero de ese año en España.
Murió el 15 de abril de 1938, un Viernes Santo con llovizna en París, no un jueves, como quiso vaticinar en su poema “Piedra negra sobre una piedra blanca”.
En su funeral, las palabras de despedida corrieron a cargo de su gran amigo Louis Aragon.
Fue inhumado en el cementerio de Montrouge,  posteriormente, el 3 de abril de 1970, su viuda, Georgette, pudo cumplir uno de los sueños más queridos del poeta, trasladando sus restos al cementerio de Montparnasse, donde se puede leer su epitafio: “He nevado tanto para que duermas.

También de Cesar Vallejo en este blog:

“Cesar Vallejo: Pequeño responso a un héroe de la República”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Imagen española de la muerte”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Batallas”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Yeso”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Imagen española de la muerte”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Ausente, de Los heraldos negros”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Los mendigos pelean por España…”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: La Rueda del hambriento”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Gleba”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Absoluta”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: A mi hermano Miguel”: AQUÍ

“César Vallejo: Y no me digan nada”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Piedra negra sobre una piedra blanca”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: El poeta a su amada: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Hoy me gusta la vida mucho menos…”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: El poeta del dolor humano – Espergesia – Trilce – Fue domingo en las claras orejas de mi burro…””: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Heces”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Los heraldos negros”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Desnudo en barro”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Altura y pelos, de Poemas humanos”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Cuídate, España, de tu propia España”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Amor prohibido”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: España, aparta de mi este cáliz”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: Ausente, de Los heraldos negros”: AQUÍ

“Cesar Vallejo: La violencia de las horas”: AQUÍ

Bibliografía poética:

– Los heraldos negros – 1919

– Trilce – 1922

– España aparta de mi este cáliz – 1937-1938

– Poemas en prosa – 1939 (Publicación póstuma)

– Poemas humanos – 1939 (Publicación póstuma)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Cesar Vallejo: Hoy me gusta la vida mucho menos… - Trianarts noviembre 11, 2015 at 10:24 pm

    […] “Cesar Vallejo: Enereida”: AQUÍ […]

  • Reply Cesar Vallejo: El pan nuestro - Trianarts diciembre 20, 2015 at 9:30 pm

    […] “Cesar Vallejo: Enereida”: AQUÍ […]

  • Reply Cesar Vallejo: Sombrero, abrigo, guantes - Trianarts febrero 4, 2016 at 9:37 pm

    […] “Cesar Vallejo: Enereida”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario