Pintura

Ovidio Murguía de Castro: Naturalista y romántico

Junio 23, 2014

Click en la imagen para ver más obras

Ovidio Murguía de Castro

Nació en Torres de Lestrove, Dodro, A Coruña, en el verano de 1871.
Hijo de la escritora Rosalía de Castro, de la que heredó su sensibilidad y su amor por el arte, aunque la perdería muy pronto, ella murió cuando Ovidio contaba solo catorce años de edad.

Debido a su muerte prematura, fue encuadrado en la llamada “Generación Doliente Gallega”.
Su formación artística la recibió de José Fenollera, en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago de Compostela y las enseñanzas del maestro valenciano dirigirían los pinceles de Murguía hacia un realismo naturalista.
A pesar de que realizó numerosas obras con figuras, sobre todo escenas de género, fue fundamentalmente un paisajista.

Muy pronto empezó a exponer en esta ciudad gracias a sus numerosas relaciones en el mundo de la cultura gallega.
Su pintura, fue sin embargo un eslabón fundamental en la renovación del paisajismo, se apartó en la medida de sus posibilidades del academicismo y pintó del natural, dando a su pintura de gran pulso vital, plasmando en ella una emoción que fusiona el naturalismo con la espiritualidad del romanticismo.

Viajó a Madrid en 1895, en la capital asiste a tertulias literarias, se relaciona con otros artistas, pinta los paisajes de la sierra madrileña al natural y realiza copias de los maestros del Museo del Prado, aunque se niega a seguir estudios de forma oficial.

Gracias a las relaciones que le proporciona su padre, le llegan numerosos encargos para pintar escenas de género, muy de moda en esa época, con temas costumbristas muy marcados por la tradición realista naturalista y decora con murales distintos palacios.

En 1898, comienza a asistir a clases en el Círculo de Bellas Artes, pero ese mismo año, recibe del presidente del Senado, el gallego Alonso Montero Ríos, el importante encargo de decorar parte de los muros de su pazo pontevedrés de Lourizán, que componen el conjunto de obras más conocido del pintor.

Sin embargo, muy pronto se aburre de esta vida y este tipo de trabajos y decide vivir una vida bohemia y alegre, sin ataduras ni obligaciones, con lo que  su ya precaria salud se resintió con estos hábitos.

Realizó algunas exposiciones, pero su obra no pudo madurar ni cuajar; su salud que ya desde su infancia había sido muy delicada, se agrava en el verano de 1997, obligándose a regresar al domicilio familiar de A Coruña, donde permanecerá bajo cuidado de su familia hasta su muerte, el día 1 de enero del año 1900, tenía sólo 29 años.
Su pintura está presente en diversos museos gallegos, especialmente en los de Pontevedra y A Coruña, donde está la muestra más representativa.

 *Entrada en este blog fue publicado en este blog el 22 de mayo de 2011. Actualizada el 23 de junio de 2014.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com Mayo 22, 2012 at 10:14 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Ovidio Murguía de Castro Nació en Lestrove en 1871. Hijo de la escritora Rosalía de Castro de la que heredó su sensibilidad y su amor por el arte, aunque la perdería muy pronto, ella muri…..

  • Deja un comentario