abr 222014
 

“El agua ensimismada
piensa o sueña?…”
MZ

Mi recuerdo a la gran escritora, filósofa y ensayista malagueña en el aniversario de su nacimiento

“Delirio del incrédulo”

Bajo la flor, la rama;
sobre la flor, la estrella;
bajo la estrella, el viento.
¿Y más allá?
Más allá, ¿no recuerdas? , sólo la nada.
La nada, óyelo bien, mi alma:
duérmete, aduérmete en la nada.
[Si pudiera, pero hundirme... ]
Ceniza de aquel fuego, oquedad,
agua espesa y amarga:
el llanto hecho sudor;
la sangre que, en su huida, se lleva la palabra.
Y la carga vacía de un corazón sin marcha.
¿De verdad es que no hay nada? Hay la nada.
Y que no lo recuerdes. [Era tu gloria.]
Más allá del recuerdo, en el olvido, escucha
en el soplo de tu aliento.
Mira en tu pupila misma dentro,
en ese fuego que te abrasa, luz y agua.
Mas no puedo.
Ojos y oídos son ventanas.
Perdido entre mí mismo, no puedo buscar nada;
no llego hasta la nada.

María Zambrano

Enero, 1950. Hotel d’lnghilterra, Roma.

María Zambrano Alarcón nació en Vélez-Málaga, el 22 de abril de 1904.
Filósofa y ensayista, durante los años de la II República española, participó en las Misiones Pedagógicas, donde entabló contacto y amistad con Luis Cernuda, Rafael Dieste, Ramón Gaya, Miguel Hernández, Camilo José Cela o Arturo Serrano Plaja, entre otros.
Su marido se incorpora al ejército, y colaborará en defensa de la República como Consejero de Propaganda y Consejero Nacional de la Infancia Evacuada, consumada prácticamente la victoria de los sublevados franquistas, el 28 de enero de 1939 cruza la frontera francesa, camino del exilio.
Tras varios años en América Latina, vuelve a Europa, y en por fin, en 1981 es recompensada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.
A su vez, el ayuntamiento de Vélez-Málaga, su ciudad natal, la nombra Hija Predilecta. Al año siguiente, el 19 de diciembre, la Junta de Gobierno de la Universidad de Málaga acuerda su nombramiento como Doctora honoris causa.
El 20 de noviembre de 1984, pisa de nuevo suelo español instalándose en Madrid. En esta última etapa la actividad intelectual será incansable, siendo nombrada Hija Predilecta de Andalucía el 28 de febrero de 1985.
En 1987, se constituye en Vélez-Málaga la Fundación que lleva su nombre, y en 1988 se le concede el Premio Cervantes.
Murió en Madrid, el 6 de febrero de 1991, siendo enterrada en Vélez-Málaga.

También de Maria Zambrano en este blog:

“El agua ensimismada, de María Zambrano”: AQUÍ

Compartelo:

  2 Responses to “Recordando a María Zambrano: Delirio del incrédulo”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “El agua ensimismada piensa o sueña?…” “Delirio del incrédulo” Bajo la flor, la rama; sobre la flor, la estrella; bajo la estrella, el viento. ¿Y más allá? Más allá, ¿no recuerdas? , sólo la nada. La nada, ……

  2. […] “Delirio del incrédulo, de María Zambrano”: AQUÍ […]

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>