feb 222015
 

“Ni mármol duro y eterno,
ni música ni pintura,
sino palabra en el tiempo.”

AM

Hace 76 años murió en Collioure, su memoria siempre viva.

“Crece en la plaza en sombra”

Crece en la plaza en sombra
el musgo, y en la piedra vieja y santa
de la iglesia. En el atrio hay un mendigo ..
Más vieja que la iglesia tiene el alma.

Continue reading »

feb 172015
 

“…Triste cosa es el sueño
que el llanto nos arranca
más tengo en mi tristeza una alegría…
¡Sé que aún me quedan lágrimas!

GAB

Mi recuerdo al poeta romántico, a uno de los poetas más queridos de mi adolescencia, al poeta sevillano que siempre me acompaña, en el aniversario de su nacimiento.

“No dormía: vagaba en ese limbo”

Rima LXXVI

No dormía: vagaba en ese limbo
en que cambian de forma los objetos,
misteriosos espacios que separan
la vigilia del sueño.

Continue reading »

feb 162015
 

“…porque la vida es larga y el arte es un juguete.
Y si la vida es corta
y no llega la mar a tu galera,
aguarda sin partir y siempre espera,
que el arte es largo y, además, no importa…”
AM

“Sobre la tierra amarga”

Sobre la tierra amarga,
caminos tiene el sueño
laberínticos, sendas tortuosas,
parques en flor y en sombra y en silencio;

Continue reading »

feb 012015
 

“… ¡Hacia lejanas torres soleadas
el perdurable asalto por castigo!…”
AM

“España en paz”

En mi rincón moruno, mientras repiquetea
el agua de la siembra bendita en los cristales,
yo pienso en la lejana Europa que pelea,
el fiero Norte, envuelto en lluvias otoñales.

Continue reading »

ene 302015
 

“…El hombre es una nube de la que el sueño es viento.
¿Quién podrá al pensamiento separarlo del sueño?…”
LC

“Pregones”

Eran tres pregones.

Uno cuando llegaba la primavera, alta ya la tarde, abiertos los balcones, hacia los cuales la brisa traía un aroma áspero, duro y agudo, que casi cosquilleaba la nariz. Pasaban gentes: mujeres vestidas de telas ligeras y claras; hombres, unos con traje de negra alpaca o hilo amarillo, y otros con chaqueta de dril desteñido y al brazo el canastillo, ya vacío, del almuerzo, de vuelta al trabajo. Entonces, unas calles más allá, se alzaba el grito de “¡Claveles! ¡Claveles!”, grito un poco velado, a cuyo son aquel aroma áspero, aquel mismo aroma duro y agudo que trajo la brisa al abrirse los Continue reading »