Pintura

Fra Angelico: El gótico más bello

diciembre 7, 2015

Click en la imagen para ver más obras

Fra Angelico

Guido di Pietro da Mugello, conocido como Fra Angelico, nació en Vicchio, en la región de Toscana, Italia, el 24 de junio de 1390.

Pintor de los principios del Renacimiento,durante el quatrocento italiano, que supo combinar su vida monástica con la de pintor excelente y consumado.

En 1418 ingresó en un convento dominico en Fiésole, y alrededor de 1425 se convirtió en fraile de la orden con el nombre de Giovanni da Fiesole, siendo apodado Angelico por la temática religiosa en su obra y por ser extremadamente devoto. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1982 pasando a ser el Beato Fra Angelico.

Se desconoce su escuela pictórica, pero se cree que comenzó ilustrando misales y libros religiosos para más tarde decorar murales y tablas.

Giorgio Vasari en su obra “Vida de los mejores, pintores, escultores y arquitectos” habla del pintor como Fra Giovanni Angelico, poseedor de un “raro y perfecto talento” y menciona que “nunca levantó el pincel sin decir una oración ni pintó el crucifijo sin que las lágrimas resbalaran por sus mejillas”.

De entre sus obras más importantes se pueden destacar: ” La Madonna de la estrella”, ” Cristo en la Gloria rodeado de santos y de ángeles” , en la National Galllery de Londres, “La Madonna dei Linaioli” “: La Anunciación” en Museo del Prado de Madrid  y numerosos frescos y retablos, (Catedral de Orvieto, en el Vaticano para decorar la capilla del Papa Nicolás V).

La madurez de su estilo se aprecia por primera vez en la “Madonna dei Linaioli”, de 1433, en la iglesia de San Marcos de Florencia, en la que pintó una serie de doce ángeles tocando instrumentos musicales.

En 1436, los dominicos de Fiésole se trasladaron al convento de San Marcos de Florencia que acababa de ser reconstruido por Michelozzo.

Fra Angelico, ayudado de varios aprendices, pintó numerosos frescos en el claustro, la sala capitular y las entradas a las veinte celdas de los frailes de los corredores superiores. Los más impresionantes son “La crucifixión”, “Cristo peregrino” y “La transfiguración”.

El retablo que hizo para San Marcos, hacia 1439, es una de las primeras representaciones de lo que se conoce como “Sacra conversación”: la Virgen acompañada de ángeles y santos que parecen compartir un espacio común. Pintó así mismo un tema que repitió incontables veces una “Anunciación”.

En 1445 fue llamado a Roma por el papa Eugenio IV para pintar unos frescos en la capilla del Sacramento del Vaticano, hoy desaparecida.
En 1447, pintó los frescos de la catedral de Orvieto junto con su discípulo Benozzo Gozzoli.

Sus últimas obras importantes, los frescos realizados en el Vaticano para decorar la capilla del papa Nicolás V, en ellos representó distintos episodios de las vidas de San Lorenzo y de San Esteban, entre 1447 y 1449,  probablemente fueron ejecutados por ayudantes a partir de diseños de Fra Angelico.
Desde 1449 hasta 1452,  fue el prior de su convento de Fiesole.

Fra Angelico combinó la elegancia decorativa del gótico internacional de Gentile da Fabriano, con el estilo más realista de otros maestros del renacimiento como el pintor Masaccio y los escultores Ghiberti y Donatello, que trabajaban en Florencia, y aplicó también las teorías sobre la perspectiva de León Battista Alberti.

Su maestría en la creación de figuras monumentales, en la representación del movimiento y en la capacidad para crear planos de profundidad a través de la perspectiva lineal, especialmente en los frescos realizados en Roma,  confirman que fue  uno de los pintores más importantes del primer Renacimiento.

El Museo del Prado de Madrid, como decíamos, alberga  una de sus obras más representativas: “La Anunciación”, de  1430-1432, realizada para el convento dominico de Fiesole.

El Museo Thyssen-Bornemisza posee “La Virgen de la humildad”.

Así mismo la Casa de Alba albergaba “La Virgen de la granada”, en el Palacio de Liria, adquirida por el Duque de Alba en Florencia hacia 1816 y que ha sido vendida recientemente por la Casa Ducal al Museo del Prado.
Murió en el convento dominico de Roma el 18 de febrero de 1455.

*Entrada publicada en este blog el 18 de febrero de 2010. Ha sido actualizada y ampliada el 18 de febrero de 2018.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Museos del Mundo: Rijksmuseum de Amsterdam | Trianarts julio 21, 2011 at 4:22 pm

    […] una colección magnifica de obras de arte egipcio y asiático. Entre otras joyas, posee pinturas de Fra Angelico, Lucas van Leyden, Jan Brueghel el Viejo, Frans Hals, Pedro Pablo Rubens, Jan Vermeer y un […]

  • Reply Piero della Francesca: El Quattrocento | Trianarts agosto 25, 2011 at 11:27 pm

    […] uniforme, sin intensidades ni gradación lumínica (ligeramente arcaica, similar a la de Fra Angélico). Se deleitaba mucho haciendo modelos de tierra, a los que les ponía tejidos suaves, para […]

  • Reply Benozzo Gozzoli: El Quatrocento italiano | Trianarts enero 7, 2012 at 11:52 pm

    […] con su familia a Florencia. Según la teoría de Vasari, Gozzoli habría tenido como maestro a Fra Angelico, habría trabajado junto a este en la decoración del Convento de San Marcos de Florencia. Siempre […]

  • Reply Museos del Mundo: L’ Hermitage | Trianarts mayo 18, 2012 at 3:39 pm

    […] en la actualidad se encuentran en sus salas las obras de los renacentistas italianos, con obras de Fra Angélico y Botticelli y Leonardo da Vinci como la “Madona Benois” o el “San […]

  • Reply Paolo Ucello: El gótico del Quattrocento italiano | Trianarts agosto 11, 2012 at 2:06 am

    […] ellas impregnadas de detalles clásicos del gótico tradicional. Como sus conteporáneos Masaccio y Fra Angelico, sus primeras obras en soltario estarían datadas en esa decáda. Atendiendo a Vasari, su primer […]

  • Reply Lorenzo Monaco o Piero di Giovanni: El gótico de la Escuela de Florencia | Trianarts septiembre 4, 2012 at 2:33 pm

    […] ya se abría paso lo que supondría una de las mayores revoluciones del arte, el Renacimiento de Fra Angelico, que fue su alumno eclipsando al maestro y de Masaccio. Murió en 1425 en Florencia […]

  • Reply Fray Filippo di Tommaso Lippi: El Quattrocento | Trianarts mayo 23, 2013 at 12:02 am

    […] en Florencia, un mayor acento profano con respecto a las obras de su maestro Masaccio o inluso de Fra Angelico, ambos le sirvieron de inspiración toda su carrera, dado enfoca el arte religioso desde su lado […]

  • Reply Lorenzo Bonechi: Figura y color | Trianarts junio 7, 2013 at 10:30 pm

    […] interesó sobre todo por las obras de Sano di Pietro, Giovanni di Paolo, el Sassetta, Fra Angelico , y también por el arte bizantino y ruso; iniciando un estudio profundo de las raíces de la […]

  • Reply Maurice Denis: Simbolismo y Los Nabis | Trianarts junio 10, 2013 at 3:06 pm

    […] Después de un viaje a Roma en 1898, su pintura, dio un giro en cuanto a sus ideas de la estética, poniéndose a la cabeza una tendencia más clasicista. Estos viajes dieron lugar a su inspiración en la pintura religiosa anterior a Rafael Sanzio, con autores como Piero della Francesca y Fra Angelico. […]

  • Reply Gustave Van De Woestyne: Expresionismo belga | Trianarts noviembre 17, 2014 at 4:42 pm

    […] Posteriormente fundaron un segundo con el mismo nombre, junto a Constant Permeke, Frits van den Berghe y Gustave de Smet y Leon de Smet. Este grupo tenía su nexo de unión en la admiración que sus miembros tenían por los maestros flamencos y por Fra Angelico. […]

  • Reply El impresionismo belga de León de Smet | Trianarts diciembre 23, 2014 at 2:57 am

    […] su nexo de unión en la admiración que sus miembros tenían por los maestros flamencos y por Fra Angelico. Tuvo que huir de su país al inicio de la Primera Guerra Mundial a Gran […]

  • Reply Jean Fouquet: Gótico, innovador y Prerrenacentista - Trianarts agosto 22, 2015 at 8:36 pm

    […] del papa Eugenio IV con dos dignatarios. En Roma entró en contacto, y quizás colaboró, con Fra Angélico, cuya influencia es notable en su obra […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.