Poesia

Felipe Alcaraz: Panorama de Sevilla el día que murió Luis Cernuda

mayo 22, 2022

«Panorama de Sevilla el día que murió Luis Cernuda»

No me queréis, lo sé (…).
Devolvedme al tiempo del amor.
¿O es posible?
Imposible como aplacar ese fantasma
que de mí evocasteis.

L. Cernuda

Ese día de 1963
pasaron por la calle de las Sierpes
un grupo de camareros
con bandejas de plata
y paños de lino
escrupulosamente blancos,
tropillas de curas y monjas,
muchos hombres y algunas mujeres
que caminaban con la mirada gacha,
más algunos militares,
y, como siempre, hubo gente
en las mesas del Casino
y en la terraza del Ateneo,
pero nadie se acordó de ti.

Por las tapias de Torneo
o de la calle del Aire,
entre paredones con grandes cicatrices
de cal sucia,
o por los muros de San Bernardo,
o por la angostura de la calle Acetres,
por la misma puerta de tu casa
transitaron sombras,
y hubo cuerpos también,
y algún perro en rumbo indiferente,
según cuentan,
pero nadie se acordó de ti.

Orearon como de costummbre
cada mañana
las estancias del palacio de Dueñas
o de los Reales Alcázares,
y el casón de los Mañara
o la casa de Pilatos,
y los pasillos abovedados
del Archivo de Indias,
o las naves exaltadas de la Catedral,
y hubo cuerpos y sombras
matando el tiempo por las calles,
entre los sillares de granito
desmigado color pan,
pero nadie se acordó de ti.

Hubo jornaleros en los naranjales
y en los olivares de verdeo,
o cuidando los arriates
de mirtos,
o los huertos delimitados
con mojones bien pactados
en familia,
mientras el agua
secreteaba por los cañaverales
y los niños procesionaban
por Triana
un cristo hecho con tablas de chopo
y latas viejas
pero nadie se acordó de ti,
Luis Cernuda.

Ya no eras de Sevilla
ni de ningún otro lugar,
ni nunca lo habías sido,
hay que reconocerlo,
y dejabas como un puñal
de regomello
esas fotografías bien estudiadas
de pelo brillante,
golondrina sobre el labio,
la raya a escuadra del pantalón crema,
aquellos pañuelos de seda,
una pipa circunfleja,
y también,
no hay que olvidarlo,
un álbum bien pulido de perfiles.
Muchos creyeron
que no decir tu nombre
ni conseguir olvidarlo
era como una maldición,
aunque cuentan que Murube,
honra y espejo de Sevilla,
(Le había dicho Federico)
emocionado el hombre,
publicó unas líneas necrológicas
en las páginas locales,
aunque no podía arriesgarse demasiado,
hay que comprenderlo,
porque aún no estaban recogidas
ni enviadas a Londres
las naranjas agrias del centro.

No regresarías ya más
sin haber vuelto nunca desde entonces.
Es lo que repetía la ciudad
con su inutil eco
de almenas clausuradas
ante el revuelo rancio
de las capas pluviales
y las cofradías derrotadas.
Porque sin duda has vuelto
para alivio de unos pocos
y retranca durísima del resto,
gente ruidosa y poco alegre,
pastores del pudridero,
esos mismos que te querían
entenado y ágrafo.

Ese día de 1963
te quedaste yéndote
Luis Cernuda
para siempre.

Felipe Alcaraz

De: Como si fuera un fantasma
Ed. Atrapasueños, 2020@
ISBN: 978-84-121993-4-5

Reseña escrita por Santos Domínguez Ramos, en su blog Encuentros de Lecturas, de Como si fuera un fantasma: AQUÍ

Luis Felipe Alcaraz Masats nació en Granada, el 29 de febrero de 1943.
Es Doctor en Filología Románica.
Político y escritor, ha sido diputado en el Parlamento Andaluz, secretario general del PCA, diputado en el Congreso de los Diputados, Presidente Ejecutivo del Partido Comunista de España y portavoz federal de Izquierda Unida.
En 1973 se afilió al Partido Comunista de España, para ingresar finalmente en 1979 en el Comité Central.
Fue diputado a las Cortes Generales, por Jaén, puesto que desempeñó de 1994 a 2004; Secretario general del Partido Comunista Andaluz, del 20 de enero de 1981-12 de mayo de 2002 y Diputado del Parlamento de Andalucía
por Sevilla, del 23 de mayo de 1982, al 29 de junio de 1993.

También de Felipe Alcaraz en este blog:

«Felipe Alcaraz: Y no era posible el amor»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: Sabes que no estás solo»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: Deja que hable el fantasma: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: Ultimidad»: AQUÍ 

«Felipe Alcaraz: Muerte Civil»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: La vega tan cerca…»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: Elegía a Javier Egea»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz: Desahucidio»: AQUÍ

«Felipe Alcaraz y la obra de Vázquez de Sola»: AQUÍ

Novelas:

Sobre la autodestrucción y otros efectos – 1975
Informe d’una toma de partido en literatura – 1977
El sueño de la libertad – 1981
Amor, enemigo mío – 1993
Extraños centinelas – 2006
La muerte imposible – 2009
La conjura de los poetas – (Biografía novelada del poeta Javier Egea) – 2010
Tiempo de ruido y soledad – 2011
La disciplina de la derrota – 2013
Serpentario o La agonía de un régimen – 2014
Eclipse Rojo (Los días de la gran crisis) – 2015
La torre y las mujeres – 2016
La mujer invisible – 2018
Los últimos días de la izquierda – 2019
Los pobres – 2021

Poesía:

Azahar y caballo – 1986
Conspiración de olvido – 1988
Navegación de silencio – 2003
Elegía a Javier Egea – 2015

Ensayos:

Pasionaria: : Una leyenda que se podía tocar – 2015
1917 – 2017. Desde que NOVIEMBRE se llama OCTUBRE – 2017
Luis Cernuda – Un poeta insobornable – 2019

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.