Pintura

Lita Cabellut: La pintora española viva más cotizada

octubre 16, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Lita Cabellut

Nació en Sariñena, Huesca, el 24 de octubre de 1961.
Pintora de etnia gitana que reside y trabaja en los Países Bajos.

Está considerada como la pintora española viva más cotizada.
Realiza obras de gran formato, fundamentalmente retratos, con la técnica del fresco, aplicando elementos contemporáneos.

Su paleta de colores fácilmente reconocible surge de la obsesión por “darles piel a sus personajes”.

Los trazos desgarrados de su pincelada nos llevan de forma notable a la de Lucien Freud y la de Francis Bacon, ambos pintores, que se cuentan entre sus favoritos y son para ella fuente de inspiración.

Ella misma manifestó en una entrevista para la televisión, la relación del trabajo de estos artistas con su obra: “Con esas pinceladas neuróticas Freud es un maestro en describir la crueldad”, y que representa el “lado más olvidado de la sociedad”, con el que empatiza especialmente.

Tiene una gran capacidad de transformar estéticamente la apariencia humana a través del uso de los pigmentos.

Se podría afirmar que su pintura está muy cerca, son claras las referencias al expresionismo.
Sus expresiones van desde una delicadeza poética hasta una dureza incuestionable.

Hija madre soltera que ejercía la prostitución, fue abandonada por ésta con sólo tres meses de edad, quedando al cuidado de su abuela, en Barcelona, que la crió.

Aunque fue escolarizada, tenía serios problemas de dislexia y era enviada a mendigar en la calle.
Pedía limosna en lugares como Las Ramblas, la zona del Mercado de la Boquería y Port Vell, que eran sus preferidos, pero sobre todo en la fuente de la plaza Real, “porque los turistas echaban muchas monedas“.

Cuando contaba con diez años de edad murió su abuela, siendo internada en un orfanato, del que salió al ser adoptada cuando tenía trece años de edad.

Ya adaptada en su nueva vida, pudo conocer el Museo del Prado, quedando impresionada y fascinada por las obras de Francisco de Goya, Diego Velázquez, José de Ribera y Rembrandt, despertándose en ella su vocación por la pintura.

Con 19 años de edad marchó a Holanda con el fin de iniciar su formación artística en la Gerrit Rietveld Academy de Ámsterdam.

En ese tiempo, fue influenciada fuertemente por los grandes maestros holandeses y desarrolló su técnica, tan personal y única que hace su obra inconfundible.

No obstante aunque como decimos tanto su técnica como sus pinturas altamente reconocidas, practica así mismo, óleo sobre lienzo, dibujos sobre papel, escultura, fotografía, poesía, poemas visuales y vídeos.

Sus trabajos están conceptualmente agrupados en series, entre ellas: “Frida, The Black Pearl”, de 2010, en la que quiso representar la vida de la pintora mexicana Frida Kahlo, y a la vez incluir algunos detalles de sus propias experiencias.

Tras la serie de Kahlo inició la de Cocó Chanel: “The Testimony of Black and White”, de 2011, formada por una serie de 35 retratos de gran formato.

Siguió “A Portrait of Human Knowledge”, en 2012, en esta nueva serie continuó el trabajo realizado en anteriores colecciones retratando a algunos de los iconos más influyentes de los últimos 150 años, como Igor Stravinsky, Rudolf Nureyev, Marie Curie, Billy Holiday, Federico Garcia Lorca, Rudolf Steiner, Franz Kafka y Sigmund Freud.

“The Trilogy of the Doubt”, de 2013, es una colección de trípticos de temática social en los que trata de forma crítica los abusos del poder, la injusticia y la ignorancia.

Los retratos de “Dried Tear”, de 2013, expresan la fascinación y admiración de la pintor por la cultura asiática, mientras que en “The Black Tulip”, de 2014, se inspira en uno de los símbolos nacionales más famosos de los Países Bajos, el tulipán.

Su última colección, “Blind Mirror”, de 2015, aborda temas culturales y religiosos.
Expuso por primera vez en 1978 en el Ayuntamiento de Masnou en Barcelona en 1978.

A partir de entonces ha expuesto en ciudades todo el mundo, entre ellas: Nueva York, Dubái, Miami, Singapur, Hong Kong, Londres, París, Venecia, Mónaco y Seúl.

Las muestras que más repercusión han tenido: Trilogy of the Doubt, en 2013, en la Fundación Vilacasas en Barcelona y el Museo NoordBrabants, en Den Bosh, Países Bajos.

Here to Stay, en 2014, en Centro de Arte de Seúl.
Black Tulip, en 2014, en el State Visit Okura Hotel en Tokio, Japón.
Blind Mirror, en 2015, en el Museo Halsingland en Hudiksvall, Suecia.

En abril de 2011 recibió el Premio de Cultura Gitana de Pintura y Artes Plásticas del Instituto de Cultura Gitana: “en reconocimiento al trabajo realizado en beneficio de la cultura gitana en el mundo”.

En 2015 la revista Artprice incluyó a la artista en el puesto 333 de su top 500 de los artistas contemporáneos más cotizados del planeta. Así, Lita Cabellut se convirtió la artista femenina española mejor cotizada.

*Entrada actualizada y ampliada el 16 de octubre de 2017.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.