Pintura

Francisco de Goya y Lucientes: El genio del Romanticismo

abril 16, 2017

Hacer click en la imagen para ver más de 300  obras

Francisco de Goya

Francisco de Goya y Lucientes nació en Fuendetodos, Zaragoza, el 30 de marzo de 1746.
Inició su formación artística con el maestro José Luzán Martinez, que le daría las primeras clases de dibujo de forma privada.
La continuó en la Academia de Dibujo de Zaragoza. Luzan que había sido alumno de pintores napolitanos, le hizo copiar las mejores estampas que poseía hasta que su dominio de la técnica le permitió pintar de propia inventiva.

Tras tres años, solicitó una beca para la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, en 1763, cuando contaba con 17 años de edad, que no le fue concedida; tampoco en la siguiente ocasión que lo solicitó, en 1766, siendo opositor de la primera clase de pintura de la Academia.
En 1770 viajó a Italia con la intención de ampliar su formación y hacer méritos que mejoraran sus posibilidades.Viaje que, según consta en sus cuadernos de apuntes que se conserva, atravesando el sur de Francia y el norte de Italia hasta llegar a Roma donde se instaló.

Visitó además las más importantes ciudades italianas, estudió a los más grandes maestros italianos, tomó numerosas notas de trajes regionales, máscaras típicas del teatro popular y de las arlequinadas romanas y venecianas, con lo que se hizo fehaciente su gusto por lo grotesco y la sátira.
Presentó en un concurso en Parma un cuadro: “Aníbal cruzando los Alpes”, los académicos admiran y elogian su capacidad de expresión y la fluidez de su pincelada. Es propuesto para el premio; sin embargo, su colorido poco realista, no les convence y otorgan el premio a otro.

Vuelve a Zaragoza y recibe un encargo para pintar una bóveda en la Basílica del Pilar, tras demostrar sus aptitudes para la técnica del fresco, que sin duda aprendió en Italia.
A este le siguen numerosos encargos que realiza granjeándose el aprecio de los mecenas que le permiten comenzar a ganar dinero con su pintura.
En 1773 se casa con Josefa Bayeu, hermana del que había sido profesor suyo en la Academia, Francisco Bayeu con la que  tuvo 6 hijos, pero sólo uno logró llegar a la edad adulta, Francisco Javier.

Su carrera avanzó imparable en Zaragoza, el ciclo de pinturas murales sobre la vida de la Virgen que pintó en 1774 para la cartuja del Aula Dei, situada a doce kilómetros de Zaragoza aumentó su fama.
En 1775 es llamado a la corte de Madrid por Anton Raphael Mengs, primer pintor de cámara de Carlos III, que probablemente habría conocido a Goya en Italia, para realizar cartones destinados a la Real Fábrica de Santa Bárbara, Mengs vislumbra inmediatamente la capacidad inventiva del de Fuendetodos.

Se estableció definitivamente en la capital del reino en enero de 1775, fecha en la que se le asignó un suedlo anual de 8.000 reales por prestar servicios a la casa real. Los primeros nueve cartones que entregó, sobre temas de caza, servirían para realizar los tapices que decoran parte de las estancias del Real Sitio del Escorial; a continuación realizó entre otras series para sendos tapices en el Palacio de El Pardo, entonces residencia del Principe de Asturias.

En 1776 Mengs anunció que regresaba a Italia, y en un primer momento Goya, que no quiere separarse de la protección del maestro, decide viajar a Italia con su familia, sin embargo se quedó en Madrid.
Continuó pintado cartones para tapices en 1777 y 1778.

En 1779 se granjeó la admiración y el apoyo del conde de Floridablanca, y del secretario de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, recibiendo el encargo de copiar unos aguafuertes de retratos ecuestres y otras obras de Velázquez, pertenecientes una colección del patrimonio real, grabando todos los cuadros de dicha galería. Su éxito es rotundo, comenzando en la década de 1780, una época de esplendor para el pintor aragonés.

En julio de 1780 presentó un lienzo: “Cristo crucificado”, para solicitar su ingreso en la Academia de San Fernando, como reconocimiento a su habilidad, se le admitió como académico de mérito por unanimidad.
Su carrera entró en una sucesión de importantes encargos que le darían fama y el prestigio en toda la corte.

Realizó retratos de importantes familias de la realeza y la nobleza española: en 1783 de la “Familia del infante don Luis” y de los condes de Floridablanca, de los duques de Osuna en 1785, y de los condes de Altamira y sus hijos entre 1786 y 1788.
La protección que tuvo de los Duques de Osuna, posibilitaron una serie de encargos para cuadros religiosos, retratos y pinturas decorativas a lo largo de varias décadas, fueron ellos los que animaron a Goya a crear conjuntos de una gran originalidad para algunas de las salas de su casa de campo en la finca de La Alameda de Osuna, cercana al madrileño pueblo de Barajas.

Recibiría así mismo por aquellos años, encargos en el Banco Nacional de San Carlos y del Colegio de Calatrava en Salamanca, también estableció contactos muy directos con el círculo de intelectuales y de reformistas españoles asociados con la Ilustración europea.
Toda clase de personas pudientes requieren a Goya para que les retrate: actores, cantantes y toreros; burgueses y aristócratas.

Tras una enfermedad, el conocido como “Cólico de Madrid”, a resultas de una contaminación metálica en la preparación de la comida y la ingestión del plomo usado en los barnices de la cerámica y las soldaduras de las cacerolas, enfermedad que padeció una buena cantidad de madrileños en esos años, viajó a Andalucía para reponerse, padece debilidad en los pies y en las manos; se repone, pero queda irremediablemente sordo y, en un principio, tremendamente aislado.
Volvió a Madrid en 1793, hasta mediados de 1794, estuvo convaleciente, volcándose en el arte,  mostró su inseguridad emocional en una pintura totalmente distinta, más expresiva. Realizó una serie de cuadros de gabinete con temas taurinos, robos, incendios y escenas de bandidos y locos, y un poco más adelante, escenas de graves enfermedades, muertes y violaciones.

En 1795, ya rehecho, fue nombrado director de pintura en la Academia, pasando a ser director honorario en 1799, al estar imposibilitado para dar clases por su sordera.
Nuevos protectores aparecen para su pintura, entre ellos los duques de Alba, más especialmente la duquesa tras la muerte del duque, con la que llegó a tener una relación muy íntima y probablemente amorosa.
En esta época, igualmente, realiza cientos de dibujos, en los que recoge escenas reales o imaginarias de la vida de la duquesa, de calles y casas andaluzas o madrileñas, a las que añade detalles satíricos o caricaturescos y comentarios o epígrafes, de donde saldría su famosa serie, publicada en 1799, “Los Caprichos”, en la que mezcla temas cultos y populares.
En 1790, tras la muerte de sus cuñados Ramón y Francisco Bayeu, asciende en el escalafón de pintores reales. En 1799, es nombrado primer pintor. Comienza para él una etapa de trabajo intenso. En 1810, inicia una serie, que no finaliza por razones políticas, los “Desastres de la guerra”, en ella, al igual que en “El dos de mayo” y “Los fusilamientos”, destacó el papel del pueblo solidarizándose con él.

Su esposa murió durante la guerra de 1812, muchos de sus amigos habían muerto también, otros eran perseguidos por los “afrancesados” o estaban encarcelados por liberales; en esos momentos, Goya expresó su repugnancia por el absolutismo de Fernando VII, con estampas irónicas y dibujos con textos irónicos que no publicó,  sólo las vieron sus amigos.

Sin embargo, como pintor del rey, hizo retratos de Fernando VII y de su ministro el duque de San Carlos, y continuó realizando retratando de la nobleza, de la burguesía y de miembros de su familia.
Realizó así mismo dos series de grabados al aguafuerte, sobre la tauromaquia, en 1816, y sus “Disparates”, que no terminó.
En 1816 compró la casa de campo, conocida como “La Quinta del sordo”, en una zona elevada de bellas panorámicas. Pasó por otra grave enfermedad, ya septuagenario, de la que se recuperó; tras ella llenó las paredes de su casa con las conocidas como Pinturas negras, con temas de tiempo y muerte, destino y maldad humana. Cuadros que regaló a su nieto Mariano, junto con la casa en 1823.

En 1824 viajó a Francia para tomar las aguas y en 1826, pidió desde allí su jubilación. Y es en Burdeos donde vivió los últimos años de su vida, rodeado de amigos exiliados liberales, realizando nuevos trabajos, litografías y miniaturas sobre marfil.
Viajó a París, e hizo un viaje a Madrid, muriendo en Burdeos, el 16 de abril de 1828, cuando contaba con 82 años de edad.

Una gran parte de su obra, y uno de los legados más importantes de la pintura en España de todos los tiempos, podemos verla en el Museo del Prado de Madrid.
“La obra “El Coloso”, aunque está incluida en la galería de imagines, y atribuida hasta hace muy poco tiempo a Francisco  de Goya, según un informe de Manuela de Mena de 2009, dicha obra, habría sido ejecutada por un seguidor del pintor de Fuendetodos. Leer dicho informe: AQUÍ
El Museo Thyssen Bornemisza de Madrid alberga tres magnificas obras del pintor, entre otros numerosos museos de España y en los más importantes de todos el mundo.

*Esta entrada fue publicada en este blog, el 30 de marzo de 2010. Ha sido actualizada y ampliada con más de 200 obras el 30 de marzo de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com abril 15, 2010 at 3:02 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   hacer click en la imagen para ver álbum con muestra de su obra Francisco de Goya y Lucientes, nació en Fuendetodos, Zaragoza, el 30 de marzo de 1746.    Sus técnicas abarcaron la pintura de caballete y de mural, el gr……

  • Reply Tweets that mention Francisco de Goya y Lucientes: “El genio del Romanticismo” | Triana -- Topsy.com abril 15, 2010 at 3:27 pm

    […] This post was mentioned on Twitter by Trianarts and Trianarts, María José. María José said: RT @Trianarts Francisco de Goya y Lucientes: “El genio del Romanticismo” http://bit.ly/bf1mrp […]

  • Reply El surrealismo o realismo imaginario de Claude Verlinde | Trianarts julio 9, 2011 at 12:49 am

    […] de la influencia de los maestros en los que mayormente ha bebido, además de El Bosco, Kronach, Francisco de Goya y James Ensor. Se formó en la École des Beaux-Arts de París y en la Academia Grande Chaumière. […]

  • Reply Informe de Manuela Mena.- ¿Porqué no es de Goya “El Coloso”. | Trianarts julio 21, 2011 at 11:14 am

    […] del Prado, ha hecho público el informe elaborado por Manuela Mena sobre la célebre pintura de Francisco de Goya, a la que ya se le ha retirado el rótulo de su […]

  • Reply “El coloso”.- ¿No es de Goya? | Trianarts julio 21, 2011 at 11:25 am

    […] expertos del Museo del Prado consideran que El Coloso no fue pintado por Francisco de Goya, aunque la pinacoteca esperará a que concluyan las investigaciones en curso para descartar […]

  • Reply Ignacio Zuloaga: El realismo de la Generación del 98′ | Trianarts julio 29, 2011 at 4:52 pm

    […] Prado de obras de Velázquez y El Greco, los que considerará, como a Zurbarán, José de Ribera y Francisco de Goya, sus maestros. (1887) En 1889 marcha a Italia en donde estudia a los maestros renacentistas, […]

  • Reply Vicente López: Neoclásico y romántico | Trianarts agosto 20, 2011 at 8:24 pm

    […] y burguesía madrileña. En 1826, realiza la que quizá es su obra más conocida, el retrato de Francisco de Goya y Lucientes, actualmente en el Museo del […]

  • Reply Diego Rivera: Muralismo mexicano | Trianarts septiembre 1, 2011 at 2:19 am

    […] Chicharro, igualmente, estudia a los maestros en el Museo del Prado, se interesa por la obra de Goya, El Greco y […]

  • Reply El surrealismo inquietante de Albín Brunovský | Trianarts septiembre 25, 2011 at 8:11 pm

    […] Vicente Hložník. Su obra surrealista, inquietante y un tanto macabra tuvo la clara influencia de Francisco de Goya y sus “pinturas negras”, los Desastres de la Guerra” y de pasajes de la […]

  • Reply El óleo Ánibal vencedor de Goya en el Museo del Prado | Trianarts septiembre 27, 2011 at 2:37 pm

    […] trata de la primera pintura documentada de Francisco de Goya, en la que plasmó a Ánibal que mira hacia Italia desde los Alpes; la obra la realizó el pintor […]

  • Reply El Goya oculto del El Rijksmuseum de Ámsterdam | Trianarts septiembre 28, 2011 at 3:02 pm

    […] el mapa completo de la obra”, según ha manifestado el Rijksmuseum, los expertos piensan que Francisco de Goya, pudo haber pintado en la obra oculta al propio José Bonaparte; pero el rostro que ha aparecido […]

  • Reply La osa hormiguera: Nueva obra de Francisco de Goya | Trianarts octubre 4, 2011 at 3:55 pm

    […] apenas unos días, se publicaba la noticia de una nueva obra de Francisco de Goya y Lucientes, que permanecía oculto bajo el retrato de Ramón Satué, en el Rijksmuseum de Ámsterdam, cuando la […]

  • Reply José Royo: Luz, color y belleza | Trianarts enero 22, 2012 at 10:25 pm

    […] los grandes museos de España, estudiando entre otros más, a los maestros, Goya, Velazquez, Sorolla, Monet, y Renoir. Expuso por primera vez en 1968, en Lisboa, Madrid y […]

  • Reply Joseba Eskubi: Apocalíptico e Impactante | Trianarts febrero 25, 2012 at 5:20 pm

    […] pintor manifiesta así mismo, tener como referentes en su pintura a Philip Guston y a Francisco de Goya; y al decir de algunos críticos y expertos en arte, se pueden ver en sus trabajos, influencias de […]

  • Reply Federico Beltrán Masses: Modernismo y Art Nouveau | Trianarts abril 23, 2012 at 10:49 pm

    […] Hispano-Français des Beaux-Arts” de 1919, que se celebró para conmemorar el centenario de Francisco de Goya. En 1920, obtuvo un gran éxito en la Bienal de Venecia con su obra: “Salomé”, […]

  • Reply El realismo mágico de Ivan Albright | Trianarts abril 27, 2012 at 10:38 pm

    […] pintura estuvo influenciada por Francisco de Goya, Rembrandt y Rafael Sanzio. En su obra es una constante plasmar el paso inexorable del tiempo, […]

  • Reply Juan de Valdés Leal: Maestro del Barroco Sevillano | Trianarts mayo 23, 2012 at 8:24 pm

    […] su arte, tanto por su sentido expresionista como por la soltura de su paleta, llega a presentir a Francisco de Goya y a ejercer influencia sobre románticos e impresionistas franceses. La sala VIII del Museo de […]

  • Reply George Grosz: Nueva objetividad y arte degenerado | Trianarts junio 11, 2012 at 12:28 pm

    […] con los vanguardistas, cubistas y futuristas; a la vez que estudiaba y admiraba las obras de Francisco de Goya que había en el Louvre, Toulouse Lautrec y Honoré Daumier. Durante esta época parisina, su […]

  • Reply Ángel Lizcano Monedero: Neoclásico y Romántico | Trianarts junio 16, 2012 at 3:57 pm

    […] mientras trabaja como copista en el Museo del Prado, sobre todo de obras de Diego Velazquez, Francisco de Goya y Bartolomé E. Murillo, copias que vende con facilidad y que le ayudan a subsistir en los años de […]

  • Reply Édouard Manet, nació el 23 de Enero de 1832 | Trianarts julio 16, 2012 at 2:28 pm

    […] En 1865 viaja a España, descubre la pintura barroca española, le marcan sobre todo Velázquez y Goya.  Pinta a partir de entonces numerosas obras sobre las costumbres españolas, su folklore, toros, […]

  • Reply Mariano Fortuny y Marsal: El Eclecticismo Español | Trianarts agosto 25, 2012 at 1:22 am

    […] Tarragona. Considerado junto a Eduardo Rosales, uno de los más notables pintores del S. XIX tras Francisco de Goya. A pesar de su muerte temprana, solo contaba 36 años, su obra y su estilo, le confieren la calidad […]

  • Reply Balthus: Figurativismo sin etiquetas | Trianarts agosto 31, 2012 at 8:14 pm

    […] Liotard, Joseph Reinhardt, Théodore Géricault, Eugène Delacroix, Jean Auguste Dominique Ingres, Francisco de Goya, Gustave Courbet, Pierre Bonnard, Félix Vallotton y Paul […]

  • Reply Corneliu Baba: El expresionismo rumano | Trianarts septiembre 16, 2012 at 9:42 pm

    […] que influenciaron su carrera, por un lado la de los viejos maestros: El Greco, Rembrandt y Goya; y por otro, la de los expresionistas, el art nouveau, el academicismo y de impresionismo, al igual […]

  • Reply José Jiménez Aranda: El costumbrismo del siglo XIX | Trianarts noviembre 1, 2012 at 12:35 pm

    […] y Manuel Barrón; formación que completa con visitas al Museo del Prado y el estudio de la obra de Francisco de Goya y Diego […]

  • Reply Fernando Botero: Icono del arte contemporáneo | Trianarts noviembre 4, 2012 at 7:57 pm

    […] de Bellas Artes de San Fernando, visita con frecuencia el Museo del Prado y estudia las obras de Francisco de Goya y Diego […]

  • Reply Alfred Kubin: Expresionismo, sátira, fantasía y oscuridad | Trianarts diciembre 2, 2012 at 11:53 pm

    […] en las que podemos observar varias influencias, sobre todo en sus obras más tempranas de Francisco de Goya, James Ensor y Max […]

  • Reply Alfred Dehodencq: El último romántico | Trianarts diciembre 16, 2012 at 12:29 am

    […] la pintura española del Siglo de Oro, muy especialmente con los cuadros de Diego Velázquez y Francisco de Goya;  en esa época pintó “Corrida de novillos en el Escorial de Abajo”, actualmente en […]

  • Reply Giambattista Tiépolo: El último gran barroco » Trianarts | Trianarts enero 11, 2013 at 1:57 am

    […] pintor, ejerció una fuerte influencia en Francisco de Goya, por una notable técnica que posteriormente alcanzaría un gran reconocimiento: “La […]

  • Reply Max Klinger: Simbolismo alemán | Trianarts junio 20, 2013 at 2:18 am

    […] simbolista en Alemania. Estudió en Karlsruhe y tras conocer y admirar a Adolph von Menzel y Francisco de Goya, se convirtió en un magnifico grabador. Uno de los mejores es un aguafuerte: “La isla de los […]

  • Reply Rogelio de Egusquiza: El ilustre olvidado | Trianarts junio 20, 2013 at 12:51 pm

    […] dedicarse al Siglo de Oro español, pinta una serie de retratos de Don Pedro Calderón de la Barca, Francisco de Goya y Cervantes. Obras que dona antes de morir a al Museo de Reproducciones Artísticas, a la Biblioteca […]

  • Reply Maestros del retrato: Raimundo de Madrazo | Trianarts julio 7, 2013 at 8:23 pm

    […] 1894 donó al Museo del Prado dos obras de Francisco de Goya y en 1904, su amigo Ramón de Errazu, legó así mismo al Prado un importante número de obras del […]

  • Reply Anton Zoran Music: El pintor del horror de Dachau | Trianarts septiembre 24, 2013 at 12:09 am

    […] sus campos, y pasa largas horas en el Museo del Prado copiando obras de “El Greco” y Francisco de Goya, este último como se puede observar, sería para él una gran influencia, sobre todo con sus […]

  • Reply Johann Heinrich Füssli: Neoclasicismo trágico | Trianarts diciembre 3, 2013 at 8:25 pm

    […] en plasmar lo irracional, por lo que algunos historiadores de arte apuntan muchas similitudes con Francisco de Goya. Su estilo adquiere afianzamiento en los grabados que realiza de 1755 a 1757 sobre “Till […]

  • Reply Eugenio Lucas Velazquez: El romanticismo español del siglo XIX | Trianarts febrero 10, 2014 at 12:58 am

    […] a neoclasicistas, pronto abandonó este estilo tras conocer a fondo las obras de Diego Velazquez y Francisco de Goya, siendo fuertemente influenciado por este último, no sólo en la técnica sino también en la […]

  • Reply Mariano Salvador Maella: Neoclásico y romántico | Trianarts mayo 10, 2014 at 9:53 pm

    […] de San Francisco de Borja en la catedral valenciana, que está flanqueado por dos cuadros de Francisco de Goya. En cuanto a su obra religiosa, su temática más frecuente fueron las Inmaculadas, la más famosa […]

  • Reply Edward Hopper: Realismo americano del siglo XX y Escuela Ashcan | Trianarts mayo 15, 2014 at 1:10 am

    […] Monet, Sisley, Courbet, Daumier, Toulouse-Lautrec y por uno de los viejos maestros españoles, Francisco de Goya y Diego Velazquez Regresa a Estados Unidos, donde ya se establecerá y residirá hasta su muerte, […]

  • Reply Shota Voskanyan: La magia del circo y sus colores | Trianarts mayo 17, 2014 at 10:55 pm

    […] admirar a Rembrandt, a Tiziano, a Goya, a Claude Monet y Edgar Degas, entre […]

  • Reply Robert Henri: Los Ocho y la Escuela de Ashcan | Trianarts junio 25, 2014 at 12:29 am

    […] realizó con ellos un viaje de estudios, donde les mostró las obras de Velázquez, El Greco y Francisco de Goya. Durante casi toda su vida continuó viajando por Europa, siendo Irlanda y España sus países […]

  • Reply Juan Barjola: Figurativismo y abstracción | Trianarts septiembre 19, 2014 at 1:46 am

    […] del Prado y al Casón del Buen Retiro, donde pronto despertó su profunda admiración por la obra de Francisco de Goya, que dejó una indeleble huella en su arte y en su perpetua atención a la figura […]

  • Reply Anton Raphael Mengs: Neoclasicismo | Trianarts noviembre 27, 2014 at 7:28 pm

    […] también en los españoles, sobre todo en la Corte de Madrid, como Bayeu, recomendó a Francisco de Goya para que obtuviese su primer trabajo en la […]

  • Reply Luis Paret y Alcázar: El rococó español | Trianarts diciembre 11, 2014 at 3:58 pm

    […] calificado por algunos como el “Watteau español”. Fue contempráneo de Francisco de Goya. Se formó con Antonio González Velázquez, seguidor del napolitano Corrado […]

  • Reply Spencer Gore: Neoimpresionismo y el Grupo de Camden Town | Trianarts febrero 16, 2015 at 11:14 pm

    […] 1902 visitó Madrid, donde conoció la pintura de Francisco de Goya, en la que parece ser se inspiró para pintar temas del teatro popular La influencia de los paisajes […]

  • Reply Corrado Giaquinto: Del alto barroco al rococó | Trianarts febrero 18, 2015 at 12:16 am

    […] España, como lo fueron las de Giambattista Tieppolo, serían una gran influencia importante para Francisco de Goya. En el Museo del Prado de Madrid hay una importante muestra de su obra. Murió en Nápoles entre […]

  • Reply José Ramón Muñiz marzo 30, 2015 at 9:34 pm

    Vaya! Hecho de menos al gran Jovellanos en Goya, pero me gusta mucho tu blog.
    Saludos.

    • Reply Triana abril 2, 2015 at 8:01 pm

      La obra de Goya es tan prolífica que poner todas sus obras puede ser una tarea de chinos, pero en este caso, sí que está Jovellanos, es más, está el retrato completo y un detalle del mismo, se te ha debido pasar al mirar el álbum, hay más de 200 obras, y como con todos los grandes los voy actualizando con nuevas obras de vez en cuando, no es fácil recopilar imágenes de buena calidad.
      Gracias. Saludos correspondidos.

  • Reply Antonio Saura: Expresionismo abstracto - Trianarts julio 21, 2015 at 11:01 pm

    […] con un estilo absolutamente personal, bebiendo de la influencia recibida de Diego Velázquez, Francisco de Goya y los maestros del barroco […]

  • Reply Francisco Lameyer: Romanticismo orientalista - Trianarts septiembre 12, 2015 at 11:35 pm

    […] como el artista más representativo de la veta brava colorista y fue un ferviente admirador de Francisco de Goya. Cuando era aún un niño se trasladó a Madrid junto a su […]

  • Reply Luca Giordano: El barroco italiano - Trianarts octubre 18, 2015 at 12:06 am

    […] que su producción en España influyó claramente en Miguel Jacinto Meléndez, Antonio Palomino y Francisco  de  Goya. Murió en Nápoles, el 12 de enero de 1705, siendo en ese momento Hermano Lego de los Clérigos […]

  • Reply Ronald B. Kitaj: Pop Art y figura humana - Trianarts octubre 21, 2015 at 12:25 am

    […] manta verde”, donde aparece retratado junto a su esposa, fielmente basado en el cuadro de Francisco de Goya, “Autorretrato con el doctor […]

  • Reply Antoni Viladomat: El mejor barroco catalán - Trianarts enero 22, 2016 at 12:08 am

    […] Son también notables sus escenas de género, como sus alegorías de Las Cuatro Estaciones, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, sus bodegones, como “Bodegón del pavo”, en el mismo museo, o “Bodegón de mariscos, peces y recipientes”, albergado en el Museo del Prado de Madrid, que retoman la tradición del claroscuro caravaggista, y anuncian de alguna forma en varias de sus obras, algunas obras de Francisco de Goya. […]

  • Reply Eduardo Pisano: Expresionismo español en Montparnasse - Trianarts febrero 20, 2016 at 5:42 am

    […] por su país, que se puede traducir en la influencia de los grandes maestros españoles, como Francisco de Goya y Gutierrez […]

  • Deja un comentario