Pintura

Eugenio Lucas Velázquez: El romanticismo español del siglo XIX

febrero 10, 2017

Click en la imágen para ver más obras

Eugenio Lucas Velázquez

Nació en Madrid el 10 de febrero de 1817.
Sin duda, uno de los más grandes maestros de la pintura española del siglo XIX.

Está con justicia reconocido como el artista romántico español que mejor supo entender el arte de Francisco de Goya, convirtiéndose en el más importante y apasionado seguidor de la obra goyesca tras la muerte del aragonés. Logró asimilar el arte de éste, hasta el extremo de hacer complicado en algunas ocasiones la atribución de algunas obras a uno u otro.


Hasta hace unas décadas la figura de Eugenio Lucas ha estado envuelta en el desconocimiento y la leyenda, hecho que ha provocado durante muchos años graves confusiones sobre su biografía, su obra y su propio nombre.

Ha sido mencionado desde el pasado siglo como Eugenio Lucas Padilla o Eugenio Lucas “el Viejo” para distinguirlo de su hijo, y como oriundo de Alcalá de Henares.

Inició su formación artística en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la que tuvo como maestro al neoclasicista José de Madrazo, aunque en desacuerdo con el frío clasicismo del academicismo imperante, la abandonó para estudiar directamente a los grandes genios de la pintura española en el Museo del Prado; copió en numerosas pinturas de Diego Velázquez, pero sobre todo las de Goya, que marcarían definitivamente su estilo y su capacidad de creación.

Realizó viajes de estudio a París e Italia
Pudo encontrar en la obra del de Fuendetodos un enorme filón que le permitió crear una pintura imaginativa, de pasiones desatadas, visiones fantásticas, con escenas de intenso dramatismo, imbuidas del más genuino espíritu romántico, sobre todo en escenas de la Inquisición, los aquelarres, las de brujerías, romerías, manolas y toros y toreros, temas todos ellos inspirados por los de Goya, y que constituyen el núcleo más interesante de su prolífica carrera.

En el año 1850 pintó el techo (desaparecido) del Teatro Real de Madrid, y posteriormente la reina Isabel II le nombró pintor honorario de cámara y caballero de la orden de Carlos III.

Estuvo casado de 1844 a 1853, separándose  de su mujer para convivir desde el año siguiente con Francisca Villaamil,  de la que tuvo cuatro hijos, uno de ellos, Eugenio Lucas Villaamil, que siguió el oficio y el estilo de su padre, confundiéndose a veces las obras de ambos artistas, aunque con aptitudes más escasas y bastante eclécticas.

Murió en Madrid, el 11 de septiembre de 1870.
El Museo del Prado de Madrid alberga  las obras más interesantes y representativas del artista, la mayor parte procedentes del desaparecido Museo de Arte Moderno, en 1969.

En el Museo Carmen Thyssen de Málaga y el Museo del Románticismo de Madrid podemos ver así mismo, notables obras del pintor.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 6 de junio de 2011. Ha sido actualizada el 10 de febrero de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario