Pintura

Ángel Lizcano Monedero: Neoclásico y Romántico

noviembre 24, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Ángel Lizcano Monedero

Nació en Alcázar de San Juan, Ciudad Real el 24 de noviembre de 1846.
Se formó en la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando, que dirigía, en esa época, Federico Madrazo, cuando sólo contaba con catorce años de edad.

La continuó en la Escuela Especial de Pintura y Grabado, mientras trabaja como copista en el Museo del Prado, sobre todo de obras de Diego Velazquez, Francisco de Goya y Bartolomé E. Murillo, copias que vendió con facilidad y que le ayudaron a subsistir en los años de aprendizaje.

Fue así mismo ilustrador de conocidas revistas de aquellos años: “La lidia”, “Nuevo Mundo” y algunos de los tomos de los “Episodios Nacionales” de Benito Perez Galdós que fue gran amigo suyo.

Realizó así mismo dibujos para portadas de algunas obras teatrales.
Fue becado en 1869 por el marqués de Bedmar para completar su formación en Italia. Despues viajó por toda España, muestra de eso el puñado de pinturas costumbristas de diferentes sitios del país.

Participó en casi todas las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, obteniendo cuatro medallas, en los años: 1876, por “Cervantes y sus modelos” 1878,  “Carlos II visitando el Monasterio de Cardeña” 1881, por “La cogida del diestro ” y en 1887 por “Exposición de dos polichinelas” en el que alegoricamente representa a la Monarquía y a la República.

Participó también en 1878 en la Exposición Universal de París.
Cuando rondaba los cincuenta años, murió su esposa y cayó en una profunda depresión que le acarreó un trastorno mental que sufrió el resto de su vida.

Sin embargo, continuó pintando, para ayudarlo, se le concedió un puesto de profesor de dibujo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, le concedió una pensión de socorro en 1929, en ese mismo año, su hija no tuvo más remedio que internarlo en el Manicomio “Santa Isabel” de Leganés, en el que murió el 31 de julio de 1929.

Según Enrique Lafuente Ferrari, Ángel Lizcano “fue uno de los más tremendos ejemplos de “artista maldito”, producto típico del siglo XIX”.

En sus obras podemos captar a un excelente dibujante; cultivó el retrato, temas históricos y literarios, obras de corte religioso y escenas costumbristas.

En 1967 el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan le rindió un homenaje con una gran exposición de su obra.

En el Museo Municipal de su localidad natal se presentó, en 1994, la muestra “El pintor Ángel Lizcano en la Familia Ramos-Cárdenas”, y en 1996, con motivo de celebrarse el 150 aniversario de su nacimiento, de nuevo el Ayuntamiento alcazareño organiza la exposición antológica “Ángel Lizcano Monedero”.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 5 de abril de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 24 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario