Pintura

Daniel O’Neill: Expresionismo y la Colonia de Conlig

marzo 3, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Daniel O’Neill

Nació en Belfast, Irlanda del Norte, en 1920.
Hijo de electricista, profesión que él mismo ejerció.

Asistió durante un breve espacio de tiempo al Belfast College of Art, aunque su aprendizaje fundamentalmente autodidacta hasta que se uniera con los artistas de Belfast, Sidney Smith.

Muy pronto se definió su estilo, técnicamente expresionista, dotado de un fuerte romanticismo.
Practicó sobre todo el paisaje, la pintura de género y el retrato.

A menudo sus escenas se llenan de patetismo, en las que evoca temas de la vida, el amor y la muerte.
Expuso por primera vez en la Galería Mol de Belfast en 1941.

Los inicios de su carrera coincidieron con el estallido de la Segunda Guerra Mundial.
En 1941 se produjo el Belfast Blitz (ataques aéreos alemanes que provocaron un gran número de víctimas en los objetivos estratégicos en Belfast), en este tiempo ante la imposibilidad de conseguir material para pintar, se dedicó a tallar madera.

En 1946 logró que le representara el marchante Victor Waddington, que le proporcionaron unos ingresos regulares que le permitieron dejar su trabajo como electricista y dedicarse a la pintura a tiempo completo.

Ese año se vendieron, en una exposición en las Waddington Galleries de Dublín, 21 de las 23 obras que expuso, galerías en las que expuso regularmente a partir de entonces.

En 1949 viajó a París, donde conoció las obra de Georges Rouault, Maurice de Vlaminck y Maurice Utrillo, pintores que serían una fuerte influencia, fácilmente detectable, en su pintura el resto de su carrera.

Algunas de sus obras más notables que obtuvieron un gran éxito le proporcionaron una excelente reputación, entre estas se encuentran: Place du Tertre, de 1944; The Blue Skirt, de 1949; Knockalla Hills, Donegal, de 1951 y Birth, de 1952.

Su obra posterior los colores de su paleta se volvieron más brillantes, trabajos que obtuvieron una menor aceptación por parte de la crítica.

En 1951 expuso en las Tooth Galleries de Londres, en las que volvió a exhibir su obra en 1954 junto a Colin Middleton.

En la década de 1950 cambió su residencia desde Belfast a Conlig, en el Condado de Down, localidad en la que había una pequeña colonia de artistas en la que también residían George Campbell y Gerard Dillon, con los que mantendría una gran amistad toda su vida.

Tras el cierre de las Galerías Waddington, su carrera pasó por serias dificultades.
Residió en Londres de 1958 a 1971, periodo en el que su producción fue más introspectiva y a menudo desoladora.

En 1970 George McClelland invitó a O’Neill a exhibir sus pinturas recientes y le proporcionó un alojamiento y un estudio para trabajar.

Sin embargo esta buena fortuna no se pudo mantener debido a que las galerías de McClelland se vieron seriamente afectadas por los disturbios de Belfast en los inicios de la década de 1970.

Murió en Belfast, el 9 marzo 1974.
Se han realizado exhibiciones de su pintura en la Royal Hibernian Academy, y en 2005, en el Irish Museum of Modern Art, en una muestra de artistas de Irlanda del Norte.

Su obra está representada en numerosas colecciones de museos irlandeses, entre los que se encuentra el Ulster Museum, la Queen’s University Belfast y la Hugh Lane Municipal Gallery de Dublin.

*Entrada actualizada y ampliada el 3 de marzo de 2018.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com enero 15, 2017 at 12:19 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Daniel O’Neill Nació en Belfast, Irlanda del Norte, en 1920. Hijo de electricista, profesión que él mismo ejerció. Asistió durante un breve espacio de tiempo al Belfast College of Art, aun..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.