Pintura

Mariano Salvador Maella: Neoclásico y romántico

agosto 21, 2016

Clic en la imagen para ver más obras

Mariano Salvador Maella

Mariano Salvador Maella Pérez nació en Valencia, el 21 de agosto de 1739.
Hijo de un modesto pintor de igual nombre del que recibió sus primeras clases de dibujo y pintura.

En 1750 se trasladó a Madrid donde inicialmente tomó clases del pintor neoclásico Felipe de Castro, estilo imperante en esa época. Gracias al apoyo de este logró entrar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que estaba recién creada en donde tuvo como maestro a Antonio González Velázquez, este le transmitió los elementos del barroco tardío del siglo XVII con su característica rococó al estilo romano, como el que practicaba Corrado Giaquinto.

Una vez finalizados sus estudios oficiales, en 1757 gracias a varios premios obtenidos y la ayuda de su familia, se traslada a Roma, donde recibió varios encargos nada más llegar, entre ellos la decoración de la iglesia de la comunidad española de los Santos Inocentes.

A su regreso a España abandonó la influencia barroca tras conocer y entrar en el círculo de Anton Raphael Mengs, contando con la protección de este, lo que le facilitó recibir encargos reales.

Desde este momento realizó numerosos frescos en el Palacio Real de Madrid, y en otros sitios pertenecientes a la corona, como  La Granja de San Ildefonso, el Palacio de El Pardo y el Palacio de El Escorial, para en 1774 ser nombrado pintor de cámara.

En 1776 comenzó a pintar los frescos del claustro de la Catedral de Toledo, trabajo que realizó junto a Francisco Bayeu, le fueron encargadas tres, pero sólo realizó dos sobre el “Martirio de santa Leocadia”, también para la catedral pintó seis grandes lienzos de altar y varias alegorías.

Así mismo realizó varios trabajos en la catedral de Burgo de Osma, en Soria.
Igualmente se encargó de la elaboración de patrones para tapices en la Real Fábrica de Tapices

En Valencia, a la que había vuelto en 1787, decoró distintas capillas, como la beato Gaspar Bono y un cuadro de altar para la capilla de San Francisco de Borja en la catedral valenciana, que está flanqueado por dos cuadros de Francisco de Goya.
En cuanto a su obra religiosa, su temática más frecuente fueron las Inmaculadas, la más famosa se encuentra en la Iglesia de San Francisco el Grande de Madrid y su boceto en el Museo del Prado.

Otra de sus obras más notables es de 1789, la pintó para el Oratorio de Damas del Palacio Real, con la que rinde homenaje a Bartolomé Esteban Murillo, presenta un pequeño altar arquitectónico de líneas clásicas con frontón curvo en el que incorpora cabezas de querubines elaboradas por el taller de Pedro Michel.
Además de su trabajo como pintor, fue el responsable de los pintores jóvenes de la Fábrica de Tapices de Santa Bárbara.

Pintor prolífico, practicó todo tipo de géneros y sumó a esto su labor docente en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue miembro desde 1765, sustituyendo a Mengs en su labor docente, al regreso de éste a Roma en 1769; en 1772 fue nombrado teniente director de la misma; en 1794 director de pintura y a la muerte de Bayeu en 1795, director general.

Ya en plena madurez artística le fue concedido por Carlos IV el título de primer pintor del rey, puesto vacante desde la muerte de Mengs, y que compartió con Francisco de Goya.

Como Primer Pintor de Cámara en 1799 y habiendo sido encargado de la custodia y restauración de todos los Reales Sitios, se produce la caída de Carlos IV y la llegada de José I; Bien por los 50.000 reales anuales que cobraba, o por convicciones propias, se puso al servicio del monarca francés, del que recibió honores y agasajos, situación que al final provocó su ocaso.

Tras la Guerra de la Independencia y la llegada al trono de Fernando VII, fue acusado de afrancesado y depuesto de todos sus cargos, siendo sustituido por Vicente López Portaña en todos sus cargos y pensionado con una quinta parte del sueldo que hasta entonces disfrutaba.
Murió en Madrid, el 10 de mayo de 1819.

*Entrada publicada el 21 de agosto de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 21 de agosto de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Vicente López: Neoclásico y romántico | Trianarts septiembre 19, 2014 at 3:51 pm

    […] supo asimilar de forma brillante el academicismo, sobre todo de Anton Raphael Mengs y de Mariano Salvador Maella, de este último su visión del barroco y el colorismo de su obra, y el perfeccionismo analítico y […]

  • Deja un comentario