Pintura

José Jiménez Aranda: El costumbrismo sevillano del siglo XIX

julio 22, 2017

Click en la imagen para ver más obras

José Jiménez Aranda

Nació en Sevilla, el 7 de febrero de 1837
Está considerado uno de los más destacados pintores andaluces del siglo XIX; fue hermano de los también pintores Luis y Manuel Jiménez Aranda.


En 1851 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en la que tuvo como maestros a Antonio Cabral Bejarano, Eduardo Cano y Manuel Barrón.
Completó su formación  con visitas al Museo del Prado , en las que, sobre todo, estudió las obras de Francisco de Goya y Diego Velázquez.

Pintor e ilustrador costumbrista, cultivó sobre todo las escenas de género, la mayoría en interiores de ambientes dieciochescos, algunos paisajes y temas religiosos. Trabajó así mismo como litógrafo, copiando un buen número de obras depositadas en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
En 1867 se trasladó a Jerez de la Frontera, Cádiz, para trabajar en la restauración y el diseño de vidrieras.

En 1871 viajó a Roma, donde coincide con Mariano Fortuny, con el que enlaza una gran amistad y que influirá notablemente en su obra pictórica. En Italia, su estilo madura y se consolida, abandonando definitivamente el costumbrismo propio de la época que caracterizaba sus primeras obras.

De regreso a Sevilla comienza para él, una etapa de rica e intensa actividad artística, en la que cosecha un éxito de crítica y público que lo acompañará durante toda su carrera. En estos años, pinta sobre todo, escenas andaluzas pintorescas y coloristas.
En 1881 se instala en París, atraído por el éxito de sus obras entre los críticos y público francés; permanece en Francia hasta 1890, que vuelve a España, y ese mismo año recibe la primera medalla en la Exposición Nacional.

Participó en exposiciones nacionales y extranjeras, logrando mención honorífica en las Nacionales de Bellas Artes de 1864 y 1866, así como dos terceras medallas en las ediciones de 1871 y 1878, por sus cuadros: “Un lance en la plaza de toros” y “El guardacantón”.

Envió obras a la Exposición Universal de París de 1878, al Salón parisino en 1879 y a la Internacional de Múnich de 1883, en la que le fue otorgada una medalla de honor.
El estilo de Jiménez Aranda, se caracteriza por la corrección en el dibujo y la riqueza de su paleta; paulatinamente su pintura va girando hacia el naturalismo acorde aquella época, aflorando en muchas de sus obras una preocupación más directa por los temas sociales, con ironías más o menos sutiles, incluso en algunas ocasiones mostrando un explícito sentido crítico.

Sus últimos años, los pasó entre Sevilla y Alcalá de Guadaira (localidad muy cercana a la capital andaluza).
Su pintura durante estos años ya es de un naturalismo muy marcado y una vinculación hacia la estética simbolista-modernista.
Fue así mismo un excelente retratista, entre otros pintó al pintor valenciano Joaquín Sorolla, actualmente en el Museo del Prado de Madrid.

En 1903 realizó una magnifica serie con escenas para ilustrar el volumen colectivo “El Quijote del Centenario”.
Fue nombrado miembro de la Academia de Bellas Artes donde sería profesor hasta su muerte.
Murió en Sevilla, el 6 de mayo de 1903.

Su pintura está representada en los más importantes museos de España, entre ellos: el Museo del Prado de Madrid, el Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Museo Carmen Thyssen de Málaga, así como en numerosas colecciones públicas y privadas.

Algunas de sus obras más notables:

“Un lance en la plaza de toros” – En el Museo Carmen Thyssen de Málaga.
“Penitentes en la Basílica Inferior de Asís” – En el Museo del Prado de Madrid.
“La tienda de Figáro” Colección Walters.
“Una desgracia”
“El viejo y el canario”
“Playa de Chipiona” – En el Museo del Prado de Madrid.

*Entrada publicada el 1 de noviembre de 21012. Ha sido actualizada y ampliada el 22 de julio de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply José García Ramos y el Costumbrismo sevillano del siglo XIX » Trianarts | Trianarts diciembre 22, 2012 at 12:22 am

    […] la Escuela Provincial de Bellas Artes de Sevilla, formación que completó en el taller José Jiménez Aranda; con este último en 1872, viajó a Roma, ciudad en la que vivió de la venta de cuadros de […]

  • Reply Joaquín Sorolla Bastida: La luz | Trianarts febrero 27, 2014 at 6:42 pm

    […] al Museo de Arte Moderno su obra “Niños en la playa”, al año siguiente el retrato de José Jiménez Aranda y un autorretrato de José Villegas Cordero, las tres pasaron a los fondos del Prado en […]

  • Reply Pintores Sevillanos: José Villegas Cordero | Trianarts agosto 26, 2014 at 1:58 am

    […] y la espontaneidad en su pintura. Un año más tarde viaja a Roma acompañado de Rafael Peralta y  Jiménez Aranda , entrando en el taller de Eduardo Rosales. A mediados de la década de 1870, vuelve a Sevilla y […]

  • Reply Eugenio Hermoso: El pintor de los colores de Extremadura | Trianarts febrero 26, 2015 at 1:49 am

    […] Nació en Fregenal de la Sierra, Badajoz, el 26 de febrero de 1883. Se formó en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, gracias a una beca que le fue concedida por el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Badajoz, teniendo como maestros a Gonzalo Bilbao y José Jiménez Aranda. […]

  • Reply Gonzalo Bilbao: Costumbrismo de la Escuela de Sevilla » Trianarts mayo 16, 2015 at 9:04 pm

    […] Joaquín Bilbao, comenzando a dibujar siendo un niño, alentado por su gran amigo, el pintor José Jiménez Aranda, aunque obligado por su padre, tuvo que cursar la carrera de Derecho, licenciándose en 1880, […]

  • Deja un comentario