Pintura

Juan de Valdés Leal: Maestro del Barroco Sevillano

octubre 15, 2017

Hacer click en la imágen para ver más obras

Juan de Valdés Leal

Nació en Sevilla, el 4 de mayo de 1622.
No se dispone de información cierta sobre su formación, al parecer, fue discípulo de Antonio del Castillo, en Córdoba, donde se casó en 1647, con Isabel, dama de familia ilustre.

Pronto comenzaron a llegarle los encargos, teniendo su casa familiar y taller en la calle la Feria, hasta 1649, que la epidemia de peste les hizo marchar a Sevilla en 1650, instalándose en la calle Boticas, actual Guzmán el Bueno del barrio sevillano de Santa Cruz.

Le dieron la fama sus dos alegorías, “El fin de las glorias mundanas” y “In ictu oculti” que realizó para el Hospital de la Santa Caridad de Sevilla en 1672, y que aún se conservan en el mismo.

En 1654 regresó a Córdoba, donde bautizó a su primera hija, Luisa Rafaela, a la que dio clases de pintura. Aunque sin documentar, es posible que el año siguiente realizara un breve viaje a Madrid. Tras la marcha de Zurbarán y Herrera el Viejo a Madrid en esta década, se le abrirían mayores oportunidades en Sevilla, donde Murillo quedó como primer pintor. razón por la que Valdés Leal se instaló definitivamente en la capital sevillana en 1656, logrando una notable clientela, aunque teniendo que conformarse siempre con trabajos de carácter secundario y menos cotizados que los de Murillo.

En 1658 fundó junto a Herrera el Mozo y Murillo, la academia de dibujo, ocupándose inicialmente en recaudar las cuotas de los académicos para sufragar los gastos de la institución, hasta el abandono de Murillo, que pasó él a dirigir.
Fue elegido, por esas fechas, mayordomo de la cofradía de San Lucas, del gremio de pintores.
En 1661 nació su tercer hijo, Lucas, que heredaría su taller.

En 1667 ingresó en la Hermandad de la Santa Caridad de Sevilla, para cuya iglesia del Hospital pintó entre 1671-1672 las obras citadas anteriormente, y que forman parte del programa iconográfico diseñado por Miguel de Mañara, artífice de la renovación de la Hermandad, que enlazaban con el objeto propio de la Hermandad: dar sepultura a los indigentes Para este mismo proyecto, ya Murillo había pintado seis lienzos con las obras de misericordia.

En 1673 pintó una serie de cuadros sobre la vida de San Ambrosio para el oratorio bajo del Palacio Arzobispal de Sevilla por encargo del que sería cardenal Spínola, entonces arzobispo de Sevilla. Todos ellos desaparecieron durante la Guerra de la Independencia, cuando el mariscal Soult convirtió el Palacio en su cuartel general, obras que reaparecieron en 1960 y 1981, la mayor parte de los cuadros de la serie se conservan actualmente en el Museo del Prado de Madrid.

La obra de Valdés Leal, fundamentalmente religiosa,  desde sus inicios es claramente barroca, marcadamente naturalista, y no exenta, sin embargo, de alguna influencia tenebrista.

Aún siendo contemporáneo de Murillo, sus obras contienen profundas diferencias, Valdés,  es desenfrenado, violento y exagerado en su expresionismo, con colores fuertes y composiciones en muchos casos dramáticas,  al contrario  Bartolomé Esteban Murillo ,  era todo dulzura y costumbrismo claramente burgués.

Con Juan Valdés Leal la escuela sevillana de pintura alcanzó el momento álgido de su barroquismo, dado que su arte, tanto por su sentido expresionista como por la soltura de su paleta.

Llegó a presentir a Francisco de Goya, y a ejercer su influencia sobre románticos e impresionistas franceses.
La sala VIII del Museo de Bellas Artes de Sevilla está consagrada a él.

El 9 de octubre de 1690 redactó su testamento, falleciendo a los pocos días, el 15 de octubre, siendo enterrado en la iglesia de San Andrés de la capital hispalense.

Su obra está representada en los más importantes museos españoles y extranjeros, además de su citada sala en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, es así mismo importante la que alberga el Museo del Prado de Madrid, y el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 5 de junio de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 15 de octubre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Manuel López-Villaseñor: Realismo crítico | Trianarts agosto 27, 2012 at 1:24 pm

    […] su “Multiplicación de los panes y los peces”. En 1956 se le concede el Premio “Valdés Leal” y es nombrado acádemico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En los años […]

  • Reply La muerte en las frases | Trianarts abril 29, 2014 at 12:44 am

    […] imagen es un fragmento de la obra de Juan Valdés Leal: “Finis gloriae […]

  • Reply Recordando a Francisco de Quevedo y Villegas: Patria | Trianarts mayo 3, 2014 at 2:50 pm

    […] imagen es la alegoría “El triunfo de la muerte” del pintor sevillano Juan Valdés Leal; se puede visitar en el Hospital de la Caridad de […]

  • Deja un comentario