Pintura

Maestros del retrato: El rococó Jean Ranc

mayo 18, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Jean Ranc

Nació en Montpellier, Francia, el 28 de enero de 1674.
Fue uno de los más importantes retratistas del rococó francés que realizó casi toda su carrera como pintor de corte de los reyes Luis XV de Francia y de Felipe V de España.

Se formó inicialmente en el taller de su padre, el pintor Antoine Ranc.
Más tarde marchó a París donde continuó su aprendizaje con el retratista Hyacinthe Rigaud, del que posteriormente sería ayudante.

En 1703 ingresó en la Real Academia de Pintura y de Escultura, de la que a partir de 1707, fue académico en la disciplina del retrato.

Gracias a la protección de Rigaud, pudo abrirse camino en la corte, pintando varios retratos de la familia real francesa, entre ellos el de Luis XV, en 1718, actualmente albergado en el Castillo de Versalles.

Llevó a cabo algunas obras de temas alegóricos y mitológicos, entre ellos: “Vertumno y Pomona”, que se puede ver en el Musée Fabre de Montpellier; esta pintura está considerada como arquetipo de la belleza barroca en el siglo XVIII, pudo haber inspirado alguno de los cartones para tapices de Francisco de Goya, como “El quitasol”.

En 1722 fue reclamado por el rey Felipe V de España, viajó a Madrid, donde pintó varios retratos de la familia real española.

Así mismo se le encargó retratar a algunos miembros de la familia real portuguesa, en una visita a Lisboa que se produjo entre 1729 y 1730.

A su vuelta realizó trabajos de decoración en el antiguo Alcázar de Madrid, perdidos en el incendio de 1734.

De las obras que realizó en Madrid, la mayor parte y quizá las mejores de su carrera, actualmente se exhiben en el Museo del Prado.

De las albergadas en el Prado sobresale “La familia de Felipe V”, pintada hacia 1723, que le fueron encargados por el rey los retratos oficiales.

En este retrato de familia, escena poco usual entre los pintores españoles, podemos ver a los reyes rodeados por sus hijos, en de un salón ficticio o en una sala del Alcázar.

Del cuadro original sólo se conserva una copia en pequeño formato ya que el original se quemó en el incendio del Alcázar.

Entre representa a la Victoria, al estilo de Pedro Pablo Rubens y por Diego Velázquez, y el de su esposa Isabel de Farnesio.

Pintó también a los futuros reyes Fernando VI y Carlos III, siguiendo el concepto de retrato infantil de la primera mitad del siglo, en el que los niños aparecen con apariencia y ropa casi como de adultos.

“El pintor representa a los dos hermanastros en su calidad de infantes, ricamente ataviados y ostentando distinciones propias de su posición jerárquica. Mientras que el futuro Fernando VI aparece ante un paisaje ajardinado con escalinata y con una fuente,

Trabajó con una técnica precisa y exacta, frecuentemente excesiva,que le hizo perder la espontaneidad de las figuras.

Mantuvo serias disputas con el pintor, también de corte, Michel-Ange Houasse, ambos sentían celos artísticos y el mismo deseo de sobresalir en la Corte.

El citado incendio del Alcázar, en la Navidad 1734, y que destruyó por completo la que fuera residencia de los Austrias, se inició en la habitación de Ranc, que tenía problemas de visión.

El solar en el que se asentaba el Alcázar se construyó el actual Palacio Real de Madrid.

Seis meses después del incendio, sumido en una fuerte depresión, murió en Madrid, el 1 de julio de 1735.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.