Musica

Miguel de Molina, in memoriam: Te lo juro yo

abril 10, 2016


Mi recuerdo y mi homenaje al cantante malagueño, condenado al exilio por la dictadura franquista, en el que murió.
Había nacido un día como hoy.

“Te lo juro yo”

Mira que te llevo dentro de mi corazón,
por la salucita de la mare mía te lo juro yo.
Mira que pá mi en er mundo
no hay ná más que tú
y que mis “sacais”, si digo mentira,
se queden sin lú.

Por ti contaría la arena del mar,
por ti yo sería capaz de matar,
y que si te miento
me castigue Dios,
eso con las manos
sobre el Evangelio
te lo juro yo.

Yo no me dí cuenta de qué te tenía
hasta el mismo día en que te perdí.
Y vi claramente lo que te quería
cuando ya no había remedio para mi.
Llévame por calles de hiel y amargura,
pónme ligaduras y hasta escúpeme,
échame en los ojos un puñao de arena,
mátame de pena, pero quiéreme.

Mira que te llevo dentro de mi corazón,
por la salucita de la mare mía te lo juro yo.
Mira que pa mi en er mundo
no hay ná más que tú
y que mis “sacais”, si digo mentira,
se queden sin lú.
Por ti contaría la arena del mar,
por ti yo sería capaz de matar,
y que si te miento
me castigue Dios,
eso con las manos
sobre el Evangelio
te lo juro yo.

Ya no eres el mismo que yo conocía
el que no veía ná más que por mí.
Que ahora vas con una distinta ca día
y en cambio yo muero de celos por ti.
Claro que la culpa de que esto pasara
no la tuvo nadie, nadie más que yo.
Yo que me reía de que esto acabara
y luego he llorao porque se acabó.

Mira que te llevo dentro de mi corazón,
por la salucita de la mare mía te lo juro yo.
Mira que pa mi en er mundo
no hay ná más que tú
y que mis “sacais”, si digo mentira,
se queden sin lú.

Por ti contaría la arena del mar,
por ti yo sería capaz de matar,
y que si te miento
me castigue Dios,
eso con las manos
sobre el Evangelio
te lo juro yo.

Letra y música de Rafael de León y Manuel Quiroga

Miguel Frías de Molina nació en Málaga, el 10 de abril de 1908.
Su infancia se desarrolló con seis mujeres: su madre, su hermana y sus cuatro tías, y su educación en un severo colegio religioso.
Siendo adolescente marchó a Algeciras, donde comenzó a trabajar limpiando en un burdel. Una de las prostitutas que trabajaban en el local, intentó mantener relaciones íntimas con él, que él rechazó, en ese momento ya tenía muy clara su orientación homosexual, algo que en aquellos años marcaría su destino y le llevaría al destierro al iniciarse en España la dictadura franquista.
En 1931 decidió dedicarse a cantar copa, pronto logró el triunfo en Madrid, pero es en Valencia donde obtuvo sus mayores éxitos, popularizando coplas tan conocidas como “El día que nací yo”, “Triniá”, “Te lo juro yo”, “La bien pagá” y “Ojos verdes”. Ésta última fue estrenada en el barcelonés Café de Orient, y posteriormente Concha Piquer, la incluyó en su repertorio.
Fue sin duda uno de los puntales del género de la copla, con una personalidad única como intérprete masculino.
Actuó para el disfrute de las tropas republicanas, pero llegada la dictadura de Franco un empresario le ofrece 500 pesetas por actuación, cuando anteriormente cobraba hasta 5.000 pesetas. Con toda iniquidad, le obliga a aceptar o, de lo contrario, le acusará de su pasado republicano. De todas formas fue torturado y obligado al exilio. Acusado de haber ayudado al ejército republicano y ser homosexual, fue apaleado por tres individuos que se habían identificado como policías, siendo unos de ellos José Finat y Escrivá de Romaní, conde de Mayalde, tras una actuación. Años más tarde, en una entrevista concedida a Carlos Herrera, el agredido identifica a dos de sus agresores: Finat y Escrivá de Romaní y Sancho Dávila.
En 1942 se va exiliado a Buenos Aires, donde participó en películas como Luces de candilejas o Ésta es mi vida. Un día, una orden de la Embajada española para que abandone Argentina da inicio a sus problemas por su condición de homosexual. Se exila en México hasta que, años más tarde, una llamada de Eva Perón hace que vuelva a Argentina; se le ofrecen numerosos contratos por el país.
En 1992 se le concedió la Orden de Isabel la Católica, respecto a lo que él manifestó: “La reparación que quería simbolizarse en la medallita, me llegaba demasiado tarde. De 1940 a 1992 España tardó cincuenta y dos años en darse cuenta de que habían tronchado la vida de un hombre que hubiera querido crecer artísticamente y desarrollarse en la tierra en la que nació”.
Fue un ser honesto y estricto, a la vez que eficiente y profesional.
Murió en Buenos Aires, a la edad de 84 años, el 4 de marzo de 1993.
Fue enterrado en el porteño cementerio de la Chacarita
En marzo de 2009 su original y rico vestuario, que por lo general él mismo había diseñado, fue objeto de una exposición montada por sus herederos en Madrid.

Potpurrí de Miguel de Molina:

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com abril 10, 2015 at 12:44 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Mi recuerdo y mi homenaje al cantante malagueño, condenado al exilio por la dictadura franquista, en el que murió. Había nacido un día como hoy. “Te lo juro yo” Mira que te llevo dentro de mi corazón, por la salucita de la ma..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.