Poesia

Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…

noviembre 17, 2013

«…Cansado,
sobre todo,
de estar siempre conmigo,
de hallarme cada día,
cuando termina el sueño,
allí, donde me encuentre…»

OG

«Que los ruidos te perforen los dientes…»

Que los ruidos te perforen los dientes,
como una lima de dentista,
y la memoria se te llene de herrumbre,
de olores descompuestos y de palabras rotas.
Que te crezca, en cada uno de los poros,
una pata de araña;
que sólo puedas alimentarte de barajas usadas
y que el sueño te reduzca, como una aplanadora,
al espesor de tu retrato.
Que al salir a la calle,
hasta los faroles te corran a patadas;
que un fanatismo irresistible te obligue a prosternarte
ante los tachos de basura
y que todos los habitantes de la ciudad
te confundan con un madero.
Que cuando quieras decir: «Mi amor»,
digas: «Pescado frito»;
que tus manos intenten estrangularte a cada rato,
y que en vez de tirar el cigarrillo,
seas tú el que te arrojes en las salivaderas.
Que tu mujer te engañe hasta con los buzones;
que al acostarse junto a ti,
se metamorfosee en sanguijuela,
y que después de parir un cuervo,
alumbre una llave inglesa.
Que tu familia se divierta en deformarte el esqueleto,
para que los espejos, al mirarte,
se suiciden de repugnancia;
que tu único entretenimiento consista en instalarte
en la sala de espera de los dentistas,
disfrazado de cocodrilo,
y que te enamores, tan locamente,
de una caja de hierro,
que no puedas dejar, ni por un solo instante,
de lamerle la cerradura.

Oliverio Girondo

Oliverio Girondo nació en Buenos Aires, el 17 de agosto 1891, en el seno de una familia adinerada, que le procuró muy buena formación en los mejores centros educativos de Europa.
Estudió Derecho, y muy pronto, entró en contacto con los poetas exponentes de la vanguardia europea.
Publicó en 1922 su primer libro de poemas, “Veinte poemas para ser leídos en el tranvía”, seguidos luego por “Calcomanías” en 1925, “Espantapájaros” en 1932, “Persuasión de los días”, en 1942, “Campo nuestro”, en 1946 y “En la masmédula” en 1954, obra que constituye en su trabajo más audaz en el campo de la poesía.
Mantuvo una estrecha amistad en la primera mitad de le década de 1930, con Pablo Neruda y Federico García Lorca, que en aquella época residían en Buenos Aires, y con Salvador Dali, Rafael Alberti y Ramón Gómez de la Serna
Al iniciarse la década de 1950, guiado por su interés en las artes plásticas, incursionó en la pintura con una marcada tendencia surrealista, gracias a su profundo conocimiento de la pintura francesa.
En 1961 sufrió un grave accidente que le disminuyó sus condiciones físicas.
En 1965 viajó por última vez a Europa.
Murió en Buenos Aires, el 24 de enero de 1967.

También de Oliverio Girondo en este blog:

«Oliverio Girondo: Apunte callejero»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: ¡Azotadme!»: AQUÍ 

«Oliverio Girondo: Alhambra»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Visita»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Cansancio»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Lo que esperamos»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: ¡Azotadme!»:AQUÍ

» Oliverio Girondo: Hazaña»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Vuelo sin orillas»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Calle de las Sierpes»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Poema 12 de «: AQUÍ

Bibliografía poética:

Veinte poemas para leer en el tranvía – 1922
Calcomanías – 1925
Espantapájaros – 1932
Persuasión de los días – 1942
Campo nuestro – 1946
En la masmédula – 1953

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com abril 21, 2013 at 2:26 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “…Cansado, sobre todo, de estar siempre conmigo, de hallarme cada día, cuando termina el sueño, allí, donde me encuentre…” “Que los ruidos te perforen los dientes…” Que los ruidos te perforen los dientes, com……

  • Reply Poesía Erótica: Poema 12 de Oliverio Girondo | Trianarts mayo 18, 2013 at 10:51 pm

    […] “Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…”: AQUÍ […]

  • Reply Oliverio Girondo: ¡Azotadme! | Trianarts mayo 18, 2013 at 10:55 pm

    […] “Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Oliverio Girondo: Hazaña | Trianarts enero 24, 2014 at 1:48 am

    […] “Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…”: AQUÍ […]

  • Reply Cansancio: Oliverio Girondo | Trianarts julio 13, 2014 at 9:42 pm

    […] “Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Oliverio Girondo: Alhambra | Trianarts enero 24, 2015 at 12:12 am

    […] “Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.