Poesia

Paul Valéry: Aprestos para el alma…

octubre 30, 2018

“¡Dioses, pierdo en vosotros, desorientado el paso!”
PV

Mi recuerdo al poeta francés en el aniversario de su nacimiento.

“Aprestos para el alma…”

Aprestos para el alma bajo mi sien tranquila,
muerte mía, oculta niña pero ya bien formada
y tú, sacro disgusto, que tanto me alentabas,
castos alejamientos de lo alto de mi suerte,
fervor, ¿tan sólo fuisteis puro, breve transcurso?
Ninguno de los dioses osó enfrentar más cerca,
recibir en la frente su soplo embriagador,
o codiciando el cuajo de la noche perfecta
anheló de los labios el supremo murmullo…

Soporté el estallido de la muerte purísima
como aguantara otrora el terrible del sol…
Desesperado el cuerpo, su desnudo arqueaba,
donde, borracha el alma de silencio y de gloria,
dispuesta a liberarse de su recuerdo mismo
espera que golpee al compasivo muro,
corazón que se arruina con misteriosos golpes
y de su complacencia ya tan solo le queda
el último temblor de una hoja, mi presencia…

Vana, vana esperanza… ¿Cómo morirse puede
quien llora ante su espejo, queriendo enternecerse?

Paul Valéry

Fragmento de: “La joven parca” – 1917
Traducción de Antonio Martínez Sarrión
Ed. Linteo Poesía 2005
ISBN: 978-84-942551-8-2

Poema original en francés:

“De l’âme les apprêts…”

De l’âme les apprêts sous la tempe calmée,
Ma mort, enfant secrète et déjà si formée,
Et vous, divins dégoûts qui me donniez l’essor,
Chastes éloignements des lustres de mon sort,
Ne fûtes-vous, ferveur, qu’une noble durée ?
Nulle jamais des dieux plus près aventurée
N’osa peindre à son front leur souffle ravisseur,
Et de la nuit parfaite implorant l’épaisseur,
Prétendre par la lèvre au suprême murmure.

Je soutenais l’éclat de la mort toute pure
Telle j’avais jadis le soleil soutenu…
Mon corps désespéré tendait le torse nu
Où l’âme, ivre de soi, de silence et de gloire,
Prête à s’évanouir de sa propre mémoire,
écoute, avec espoir, frapper au mur pieux
Ce cœur, — qui se ruine à coups mystérieux
Jusqu’à ne plus tenir que de sa complaisance
Un frémissement fin de feuille, ma présence…

Attente vaine, et vaine… Elle ne peut mourir
Qui devant son miroir pleure pour s’attendrir.

Paul Valéry

De: “La Jeune Parque” – 1917

Ambroise-Paul-Toussaint-Jules Valéry nació en Séte, Francia, el 30 de octubre de 1871.
Poeta y ensayista, fue miembro de la Academia francesa desde 1925.
Su obra está considerada una de las piedras angulares de la poesía pura, dotada de un fuerte contenido intelectual y esteticista.
Según el propio escritor: “Todo poema que no tenga la precisión de la prosa no vale nada”.
Según la opinión de Octavio Paz: “como poeta es el principal representante de la llamada poesía pura, y como filósofo, más importante que Jean Paul Sartre”, mientras que para Theodor Adorno: “fue quien influyó de manera más fuerte en el pensamiento de Walter Benjamin”.
Murió en París, el 20 de julio de 1945 y está enterrado en el cementerio de Séte.

También de Paul Valery en este blog:

“Paul Valery: Salve Divinidades…”: AQUÍ

“Paul Valery: La joven parca”: AQUÍ

“Paul Valery: El bosque amigo”: AQUÍ

“Paul Valery: Encantamiento”: AQUÍ

“Paul Valery: El remero”: AQUÍ

“Paul Valery: Los pasos”: AQUÍ

“Paul Valery: Lo siento, amor, pero no…”: AQUÍ

“Paul Valery: Sus frases y un poema” (“El cementerio marino”): AQUÍ

“Paul Valery: Esbozo de una serpiente”: AQUÍ 

“Paul Valery: Helena”: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.