Poesia

Gustavo Adolfo Becquer: De lo poco de vida que me resta…

febrero 17, 2015

“…Triste cosa es el sueño
que el llanto nos arranca
más tengo en mi tristeza una alegría…
¡Sé que aún me quedan lágrimas!

GAB

Mi recuerdo al poeta romántico, a uno de los poetas más queridos de mi adolescencia, al poeta sevillano que siempre me acompaña, en el aniversario de su nacimiento.

“De lo poco de vida que me resta…”

Rima LI

De lo poco de vida que me resta
diera con gusto los mejores años,
por saber lo que a otros
de mí has hablado.

Y esta vida mortal, y de la eterna
lo que me toque, si me toca algo,
por saber lo que a solas
de mí has pensado.

Gustavo Adolfo Becquer

Gustavo Adolfo Becquer, nació en Sevilla, a escasos metros de la Plaza de San Lorenzo, el 17 de Febero de 1836. Fue bautizado como no podía ser de otra forma en su Parroquia, la de San Lorenzo, Sede canónica del Gran Poder. Su padre era un conocido pintor costumbrista que murió cuando é tenía solo cinco años, a los nueve años quedó también huérfano de madre y fue acogido por su madrina de bautismo, hasta que a los 17 años, viaja a Madrid en busca de fortuna.
Vivir de la literatura, nunca fue fácil, por lo que se vio obligado a servir de escribiente en la Dirección de Bienes Nacionales, donde su habilidad para el dibujo era admirada por sus compañeros, pero fue motivo de que fuera cesado al ser sorprendido por el Director haciendo dibujos de escenas de Shakespeare. De este modo volvió Gustavo a vivir de sus artículos literarios que eran entonces de poca demanda por lo que alternó esta actividad con la elaboración de pinturas al fresco. Tiempo después encontró una plaza en la redacción de “El Contemporáneo” y fue entonces que escribió la mayoría de sus leyendas y las “Cartas desde mi celda”.
En 1862 llegó a vivir con Bécquer su hermano Valeriano, célebre en Sevilla por su producción pictórica pero no por eso más afortunado que Gustavo, y juntos vivieron al día uno traduciendo novelas o escribiendo artículos y el otro dibujando y pintando por destajo; mucho les costó a los hermanos salir adelante de su infortunio y con el tiempo lograron juntos una modesta estabilidad que les permitía a uno retratar por obsequio y al otro escribir una oda por entusiasmo.
En septiembre de 1870 dejó de existir Valeriano, duro golpe para Gustavo, que pronto enfermó sin ningún síntoma preciso, de pulmonía que se convirtió luego en hepatitis para tornarse en una pericarditis que pronto había terminar su vida el 22 de diciembre de ese mismo año.
*La imagen es una fotografía de la Glorieta de Becquer en el interior del Parque de María Luisa de Sevilla

También de Gustavo Adolfo Becquer en este blog:

“Becquer, el poeta más romántico: Cerraron sus ojos…” Rima LXXIII”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Sevilla, 17 de Febrero de 1836 – El monte de las ánimas”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Maese Perez el organista”: AQUÍ

“Las leyendas de Gustavo Adolfo Becquer: El Rayo de Luna”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Bécquer: Rimas IV – VII XIV – LII – LXX y LXXVIII”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer y sus Musas – Es el amor que pasa”: AQUÍ

“Sevilla: también llueve en la Glorieta de Becquer- Rima-LXXXII”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: In memorian – Rimas XLIV – XC”: AQUÍ

“Sevilla: La glorieta de Becquer en el Parque de María Luisa – Rima X”: AQUÍ

“Día Mundial de la Poesía: Mis Poetas”: AQUÍ

“Homenaje a Gustavo Adolfo Becquer en el Parque de María Luisa: 14 de Febrero”: AQUÍ

“El Color del verano del Parque de María Luisa – Rima LXII”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Cuántas veces, al pie de las musgosas paredes…”: AQUÍ

“Mi recuerdo a Gustavo Adolfo Becquer: Rima LXVI ¿De donde vengo?”: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Valeriano Domínguez Bécquer: Costumbrismo romántico | Trianarts septiembre 23, 2014 at 2:30 pm

    […] costumbrista José Domínguez Becquer, sobrino de Joaquín Domínguez Bécquer y hermano del poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Su formación inicial la recibió de su padre, aunque éste murió cuando Valeriano tenía sólo […]

  • Reply Gustavo Adolfo Becquer: Maese Perez el organista | Trianarts febrero 17, 2015 at 12:52 am

    […] “Gustavo Adolfo Becquer: No dormía: vagaba en ese limbo”: AQUÍ […]

  • Reply El Rito y la Regla, de Rafael Montesinos » Trianarts abril 3, 2015 at 4:26 pm

    […] en 1943. El Premio Ciudad de Sevilla de 1957. El Premio Nacional de Ensayo de 1977 por “Bécquer, biografía e imagen”. Murió en Madrid, el 4 de marzo de […]

  • Reply Pedro Salinas: Cómo me vas a explicar » Trianarts abril 30, 2015 at 12:14 am

    […] linea que las dos anteriores:”Largo lamento”, de 1939, en la que evoca un verso de Gustavo Adolfo Bécquer. De su etapa en el exilio, de 1940 a 1951: “El contemplado, de 1946; “Todo más claro y […]

  • Reply Manuel García Rodríguez: Paisaje y costumbrismo sevillano » Trianarts junio 7, 2015 at 7:47 pm

    […] Desde 1885 colaboró como ilustrador en distintas revisas, La Ilustración Artística, entre ellas, siendo destacable la que se editó en homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer. […]

  • Reply Mi recuerdo a Gustavo Adolfo Becquer: Rima LXVI ¿De donde vengo? - Trianarts diciembre 22, 2015 at 2:52 am

    […] “Gustavo Adolfo Becquer: De lo poco de vida que me resta…”: AQUÍ […]

  • Reply Pedro Salinas: Perdóname por ir así buscándote... - Trianarts enero 21, 2016 at 1:09 am

    […] linea que las dos anteriores:”Largo lamento”, de 1939, en la que evoca un verso de Gustavo Adolfo Bécquer. De su etapa en el exilio, de 1940 a 1951: “El contemplado, de 1946; “Todo más claro y […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.