Poesia

Robert Walser: En la oficina

diciembre 25, 2017

“… Donde hay ceniza, en realidad no hay nada.
Pon tu pie sobre la ceniza y apenas notarás que has pisado algo.”

RW

Mi recuerdo al peta suizo en el aniversario de su muerte.

“En la oficina”

La luna nos mira desde fuera
y me ve languidecer como un pobre oficinista
bajo la mirada severa
de mi jefe.
Me rasco el cuello, turbado.
Nunca he conocido
el sol luminoso y duradero de la vida.
La penuria es mi sino;
tener que rascarme el cuello
bajo la mirada del jefe.

La luna es la herida de la noche,
y gotas de sangre las estrellas.
Acaso esté lejos de la felicidad plena,
pero a cambio me han hecho modesto.
La luna es la herida de la noche.

1897-1898

Robert Walser

De: “Desde la oficina”
Traducción de Rosa Pilar Blanco
Editorial Siruela. Libros del Tiempo 2016©
ISBN: 978-84-16638-22-2

Robert Walser nació en Biel, Suiza, el 15 de abril de 1878.
Novelista, poeta y autor de cuentos y relatos, fue un solitario lleno de rarezas que pasó toda su vida cambiando de residencia, se dice que para no ser encontrado.
En 1929, afectado ya de una profunda depresión, ingresó en la clínica psiquiátrica de Waldau, en Berna, donde siguió escribiendo hasta 1933 que fue internado en el manicomio de Herisau contra su voluntad, sufrir reiterados episodios de alucinaciones, terrores nocturnos y ataques de ansiedad, lugar el que permaneció el resto de su vida.
Su biográfo Carl Seelig escribió: “En la tranquila mañana del 25 de diciembre de 1956, Robert Walser salió a pasear por el bosque, vestido con ropa de abrigo, ─a la luz cristalina del paisaje nevado─, entre hayedos y abetos ascendió por la ladera del monte Schochenberg, a un paso demasiado rápido para un hombre de su edad. Alrededor de la una y media, los latidos de su corazón empezaron a renquear. Se mareó, cayendo de espaldas sobre la nieve. Se llevó la mano derecha al corazón, y se quedó quieto, con la quietud de los muertos. Un poco más arriba estaba su sombrero; tenía la boca abierta, como si el humo del puro y el frío aire del invierno aún penetraran en él”.
Así lo encontraron poco después dos niños que bajaron patinando en sus trineos de madera desde la granja Burghalden.

También de Robert Walser en este blog:

“Robert Walser: Más lejos”: AQUÍ

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com diciembre 30, 2016 at 12:13 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “… Donde hay ceniza, en realidad no hay nada. Pon tu pie sobre la ceniza y apenas notarás que has pisado algo.” RW “En la oficina” La luna nos mira desde fuera y me ve languidecer como un pobre oficinista bajo la mirada sever..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.