Pintura

Samuel Bak: Expresión y surrealismo tras el Holocausto

marzo 11, 2019

Click en la imagen para ver más obras

Samuel Bak

Nació en Vilna, Lituania, el 12 de agosto de 1933.
Sobreviviente al holocausto nazi, su obra es compleja y difícil, con una carga importante de sus vivencias en casi toda su obra.

Influenciado poderosamente por Miguel Angel y Alberto Durero, mezcla el «genio» de éstos con sus vivencias del Holocausto, llenándola  de metáforas y simbolismo.

Fascinado por el ajedrez, juego que practicó con asiduidad en el campo de refugiados y en Israel, da prueba de ello con un gran numero de obras sobre él, en las que el colorido y la fantasía de sus composiciones atrapan al espectador.

En muchas otras de sus pinturas, podemos ver a un niño solitario, en él quiere plasmar a su mejor amigo de la infancia Epstein Samek, asesinado durante el terror nazi y de él mismo durante la Shoá.

Tras la invasión de Polonia en 1939, Vilna y toda Polonia occidental fue atacada por la Unión Soviética, sin embargo los rusos se retiraron, y más de 30.000 judíos  encontraron refugio en Vilna, que fue ocupada por los nazis el 24 de junio de 1941.

Bak con tan sólo ocho años de edad,  fue obligado a llevar el distintivo amarillo que le identificaba como judío y fue acusado de realizar placas para sus padres y sus demás familiares.

Él y su familia hubieron de retirarse al Gueto de Vilna; con solo nueve años, realizó en dicho gueto su primera exposición;  durante esos días vivió incontables ejecuciones por parte de los alemanes y sus simpatizantes lituanos.

En 1943, su padre fue enviado al Campo de trabajo forzado de la HKP 526, el nombre de una unidad de Cuerpo de Ingenieros de la Wehrmacht (Heeres Kraftfahr Park). Samuel y su madre fueron enviados al mismo campo más tarde, en la liquidación del gueto, el 24 de septiembre de 1944.

El 27 de marzo, se llevó cabo una matanza en el campo en el que 250 niños fueron enviados a su muerte. La madre Bak aprovechó la confusión en el campamento para huir, Samuel a su vez, se escondió debajo de una cama en la vivienda de uno de los edificios.

Unos días más tarde, su padre logró sacarlo fuera del campo metido en un saco de serrín. Fuera, lo esperaba su madre, que pudo localizarle mediante una señal preestablecida, agitando la bufanda de su madre.

Él y su madre se vieron obligados a buscar refugio en un convento benedictino en el que ya se habían refugiado antes de ser enviados al Campo, durante 11 meses, hasta la liberación.

Tras la guerra, él y su madre fueron los únicos miembros de su enorme familia que lograron sobrevivir.

Su padre fue fusilado por los alemanes en julio de 1944. Pocos días antes de su liberación, el propio Samuel describe así la situación: «En 1944 los soviéticos nos liberaron, éramos dos de los 200 sobrevivientes de Vilna, lo que quedaba de una comunidad que había contado 70 u 80 mil.»

Pronto abandonó Polonia viajando a la zona americana de la Alemania ocupada.

De 1945 a 1948, él y su madre vivieron con las personas desplazadas de los campos de Alemania, pasando la mayor parte de este período en el campamento Landsberg am Lech DP, fue allí donde pintó su famoso autorretrato.

Estudió pintura en Munich durante este período, y pintó «A Mother and Son», en el que evoca algunos de sus recuerdos oscuros del Holocausto y su huida de la ocupación soviética de Polonia.

En 1948, a él y a su madre se les permitió emigrar a Israel, y cuatro años más tarde ingresó en la Academia Bezalel de Arte y Diseño, de Jerusalén.

Pasó desde entonces la mayor parte de su tiempo en Israel, viviendo y estudiando en un modesto apartamento de Tel Aviv, aunque no pintó mucho en este periodo.

En 1956 se trasladó a París, matriculándose en la Escuela Nacional de Bellas Artes. En 1959 recibió el Primer Premio de la «Fundación Cultural América-Israel».

En 1959 se e trasladó a Roma, exhibiendo ese verano de forma individual en la Galería «Robert Schneider», de Roma y participó en exhibiciones en el Carnegie International, de Pittsburgh.

En 1964 expuso en la Bienal de Venecia.
En 1966 volvió a Israel, donde residió hasta 1974. De 1974 a 1977 vivió y trabajó en Nueva York. De 1977 a 1980, en Israel; de 1980 a 1984, en París y de 1984 a 1993 en Lausana, Suiza.

En 1993 se instaló en Boston, Massachusetts siendo representado por la Galería Frunza.
En 2001, volvió a Vilna, por primera vez desde que acabó la guerra, y durante los años siguientes, visitó a menudo a su ciudad natal.

En 2002 recibió el Premio Cultural Herkomer en Landsberg, Alemania.

En la actualidad a sus 85 años, continua trabajando en la «expresión artística de la destrucción y la deshumanización que constituyen recuerdos de su infancia», hablando en ella de las atrocidades del Holocausto, aunque rechaza limitar su arte como el genéro «post-Holocausto.

Una importante muestra de su obra se exhibe en la permanente de la Galería de Frunza en Boston, Massachusetts, y numerosas exposiciones de sus obras se llevan a cabo en los principales museos y galerías internacionales.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 5 de julio de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 11 de marzo de 2019.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com julio 5, 2011 at 11:38 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras en slide Samuel Bak nació el 12 de agosto de 1933 en Vilna, Lituania Sobreviviente al Holocausto nazi, su obra es compleja y “dificil”, con una carga inportante de sus vivencias en casi t…..

  • Responder a Bitacoras.com Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.