Poesia

André Breton: Nudo de espejos

noviembre 4, 2017



“La poesía se hace en el lecho como el amor
Sus sábanas deshechas son la aurora de las cosas
La poesía se hace en los bosques
Tiene todo el espacio que necesita…”

AB

“Nudo de espejos”

Las bellas ventanas abiertas y cerradas
Suspendidas de los labios del día
Las bellas ventanas en camisa
Las bellas ventanas de cabellos de fuego en la noche negra
Las bellas ventanas de gritos de alarma y de besos
Encima de mí debajo de mí detrás de mí están menos que en mí
En donde sólo forman un único cristal azul como los trigos
Un diamante divisible en tantos diamantes como se necesitarían para bañar a todos los bengalíes
Y las estaciones que no son cuatro sino quince o dieciséis
En mí entre las cuales está aquella en donde el metal florece
Aquella cuya sonrisa es tenue como un encaje
Aquella cuyo rocío al atardecer une las mujeres y las piedras
Las estaciones luminosas como el interior de una manzana de la que se hubiera desprendido un trozo
O como un barrio excéntrico habitado por seres que están en combinación con el viento
O como el viento del espíritu que de noche hierra de pájaros sin límites a los caballos con ollares de álgebra
(…)

André Breton

Traducción de Manuel Álvarez Ortega

Poema original en francés:

“Noeud des miroirs”

Les belle fenêtres ouvertes et fermées
Suspendues aux lèvres du jour
Les belle fenêtres en chemise
Les belles fenêtres aux cheveux de feu dans la nuit noire
Les belles fenêtres de cris d’alarme et de baisers
Au dessus de moi au dessous de moi derrière moi il y en a moins qu’en moi
Où elles ne font qu’un seul cristal bleu comme les blés
un diamant divisible en autant de diamants qu’il en faudrait pour se baigner à tous les bengalis
Et les saisons qui ne sont pas quatre mais quinze ou seize
En moi parmi lesquelles celle où le métal fleurit
Celle dont le sourire est moins qu’une dentelle
Celle où la rosée du soir unit les femmes et les pierres
Les saisons lumineuses comme l’intérieur d’une pomme dont on a détaché un quartier
Où encore comme un quartier excentrique habité par des êtres qui sont de mèche avec le vent
Ou encore comme le vent de l’esprit qui la nuit ferre d’oiseaux sans bornes les chevaux à naseaux d’algèbre
(…)

André Breton

André Bretón nació en Tinchebray, Francia, el 19 de febrero de 1896.
Escritor, poeta, ensayista y teórico del Surrealismo literario, está reconocido como el fundador y principal exponente de este movimiento artístico.
Tras participar en la Primera Guerra Mundial, entró en contacto con el mundo del arte, inicialmente tras conocer a Paul Valéry  y después con el grupo dadá, en 1916.
En el transcurso de la guerra, trabajó en varios hospitales psiquiátricos en los que pudo conocer y estudiar los trabajos y tesis experimentales de Sigmund Freud sobre la la escritura automática (escritura libre de todo control de la razón y de preocupaciones estéticas o morales), conocimientos que serían la base sobre la que formuló la teoría surrealista.
En 1920 publicó su primer libro: “Los campos magnéticos”, en colaboración con Philippe Soupault, en el exploraban las posibilidades de la escritura automática. Al año siguiente rompió con Tristan Tzara, el fundador del movimiento dadá.
Fundó junto a Louis Aragon y Philippe Soupault la revista “Littérature”.
En 1924 escribió el Manifiesto del surrealismo y junto a él se formó el grupo que formaron junto a él, Philippe Soupault, Louis Aragon, Paul Éluard, René Crevel, Michel Leiris, Robert Desnos, y Benjamin Perét.
Pronto el movimiento se aproximó a la política, y en 1927, junto a Aragon y Éluard y Breton se afilia al Partido Comunista francés.
En 1928 publicó en París “El surrealismo y la pintura”.
En 1935 abandonó el partido al comprobar la imposibilidad de unir la búsqueda de la libertad absoluta de los surrealistas con el realismo socialista que veía al arte como instrumento de propaganda de sus ideas.
Como persona fue muy controvertido, Octavio Paz, que le conoció a Breton al llegar a París en 1946, contaba que el fundador del surrealismo tenía dos caras, por una parte era tremendamente vitalista, honesto y carismático, pero por otro, muy intransigente.
Esta intransigencia le hizo ganar el apodo de “papa del surrealismo”, por la forma obsesiva con la que defendía los principios del movimiento, castigando con la expulsión a aquellos que se disentían de su principios morales o artísticos.
Entre los que expulsó, estaban: Roger Vitrac, Philippe Soupault, Antonin Artaud, Robert Desnos y Salvador Dalí, al que llamaba “Ávida Dollars” (anagrama de su nombre).
Marcel Duchamp sin embargo le dedicó estas palabras: “No he conocido a ningún hombre que tuviera mayor capacidad de amor, mayor poder de amar la grandeza de la vida, y no se entenderían sus odios si no fuera porque con ellos protegía la cualidad misma de su amor por la vida, por lo maravilloso de la vida.”
Cuando se inició la Segunda Guerra Mundial, sabiéndose vigilado por el gobierno de Vichy, se exilió a Estados Unidos, volviendo a París en 1946.
Murió en el hospital Lariboisière de París, el 28 de septiembre de 1966. Fue enterrado en el cementerio de Batignolles, a pocos metros de la tumba de su amigo Benjamin Péret.
Su poesía, recopilada en “Poemas”, de 1948, nos muestra la influencia de entre otros: Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Paul Valéry, y Guillaume Apollinaire.

También de André Breton en este blog:

“André Bretón: Habrá”: AQUÍ

“André Bretón: Siempre”: AQUÍ

André Bretón: Todavía me escucho hablar: AQUÍ

“André Breton: Pleno margen”: AQUÍ

“André Breton: Me dicen que allá lejos…”: AQUÍ

“André Bretón: Guerra”: AQUÍ

“André Breton: Silueta de paja”: AQUÍ

“André Breton: Siempre por primera vez”: AQUÍ

“André Breton: Girasol”: AQUÍ

“André Breton: No ha lugar”: AQUÍ

“André Breton: Silueta de paja”: AQUÍ

“André Breton: Todo paraíso no está perdido”: AQUÍ

“André Breton: La unión libre”: AQUÍ

“André Breton: El Marqués de Sade”: AQUÍ

Bibliografía:

Ensayos:

Los pasos perdidos (1924).
Manifiesto surrealista (1924, 1930, 1946).
El Surrealismo y la pintura (1928)
Segundo manifiesto (1929).
Antología del humor negro (1940)
Prolegómenos a un tercer manifiesto o no (1942).
Delito Flagrante (1949)
El Surrealismo a través de sus obras (1954)

Poesía:

Poemas I:

Monte de piedad (1919). (Mont de pieté)
Los campos magnéticos (1920). (Les champs magnetiques)
Claro de tierra (1923). (Clair de Terre)
Pez soluble. (Poisson soluble)
La unión libre. (L´union libre)
El revólver de cabellos blancos. (Le revolver a cheveaux blancs)
Violeta Nozieres
El aire del agua (1934). (L´air de l´eau)

Poemas II: – 1935-1940

Pleamargen (Pleine marge):

Fata Morgana 1940-1943
Los estados generales. (Les etats generaux)
Xenófilos. (Xenophile)
Oda a Charles Fourier. (Ode a Charles Fourier)
Olvidados. (Oublies)
Otras obras[editar · editar código]
Nadja (1928)
Los vasos comunicantes (1932)
Point du jour (1934)
El amor loco (1937). (L´amour fou)
Arcane 17 (1944)
La llave de los campos (1953)
Ella
El Quijote (1954)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Bitacoras.com diciembre 11, 2014 at 9:54 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “La poesía se hace en el lecho como el amor Sus sábanas deshechas son la aurora de las cosas La poesía se hace en los bosques Tiene todo el espacio que necesita…” AB “Nudo de espejos” Las bellas ventanas abiertas y cerradas S..…

  • Reply Recordando a Paul Eluard: Una sola sonrisa | Trianarts diciembre 14, 2014 at 1:31 am

    […] épocas claramente definidas, se inició dentro de las vanguardias de la década de 1920, junto a André Breton y Louis Aragon dentro del movimiento dadá. Cuando irrumpe el surrealismo, se convierte en una de […]

  • Reply André Bretón: Guerra | Trianarts enero 7, 2015 at 4:45 pm

    […] “André Breton: Nudo de espejos”: AQUÍ […]

  • Reply Paul Eluard: A Marc Chagall | Trianarts febrero 1, 2015 at 8:51 pm

    […] épocas claramente definidas, se inició dentro de las vanguardias de la década de 1920, junto a André Breton y Louis Aragon dentro del movimiento dadá. Cuando irrumpe el surrealismo, se convierte en una de […]

  • Reply Paul Eluard: El éxtasis - Trianarts agosto 19, 2015 at 11:48 am

    […] épocas claramente definidas, se inició dentro de las vanguardias de la década de 1920, junto a André Breton y Louis Aragon dentro del movimiento dadá. Cuando irrumpe el surrealismo, se convierte en una de […]

  • Deja un comentario