Pintura

Hans Holbein, el joven: Maestro del retrato en el Renacimiento

junio 7, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Hans Holbein “El Joven”

Nació en Augsburgo, Baviera, hacía 1497.
Era hijo de Hans Holbein “El Viejo”, maestro flamenco, quien sería su maestro.
Trabajó en el taller de éste junto a su hermano Ambrosio y más tarde en el de su tio Sigmund Holbein.

En 1515 se encuentra en Basilea, donde ilustró libros, actividad que le permitió establecer contacto con los humanistas de la ciudad, particularmente con Erasmo de Rotterdam.

Entre 1517 y 1519 se desplazó a Lucerna para trabajar en la decoración de la residencia privada de la familia Hertenstein.
En 1519 se casó con Elsbeth Binzenstock y pintó el retrato de Bonifatius Amerbach, humanista y amigo del pintor.

En 1520 recibió la ciudadanía, y en 1521 recibió el encargo de decorar la nueva sala municipal de Basilea.
En 1519 vuelve de nuevo a Basilea, donde se inscribió en el gremio de pintores, adquiriendo la ciudadanía un año más tarde.

En esa época realizó xilografías para servir de portadas de varios libros y los bocetos en tinta para “El elogio de la locura” de Erasmo Rotterdam.
En 1518 viajó a Italia descubriendo a los maestros del Renacimiento, sobre todo a Andrea Mantegna y Leonardo da Vinci, que le impactaron e influyeron de forma determinante en su obra desde entonces.

Entre 1523 y 1524 visitó Francia y los Países Bajos.
Se puede observar en uno de sus primeros retratos, el de Erasmo de Rotterdam de 1523, actualmente en el Museo del Louvre,  o en su “Cristo Muerto” y el político de La Pasión, ambos en el Kunstmuseum Basel de Basilea, en “La Virgen del burgomaestre Meyer”, actualmente en Palacio del Gran Duque de Darmstadt, en Alemania, realizados entre 1519 y 1526. En todas estas se aprecia la riqueza de los detalles del Renacimiento italiano.

Así mismo, diseñó una serie de grabados en planchas de madera para la traducción alemana de la Biblia de Martín Lutero.
Sin embargo la austeridad que preconizaba la reforma luterana, hizo que disminuyeran sus encargos, viéndose obligado a trasladarse a Londres a buscar trabajo.

Llevaba consigo cartas de recomendación de Erasmo de Rotterdam para realizar retratos, entre otros el de Tomás Moro. No consiguiendo encargos, como era su pretensión, para realizar a la familia reinante, los Tudor.

En 1528 regresó a Basilea y después de realizar un buen número de trabajos, regresó a Inglaterra en 1532, donde esta vez sí, su carrera consiguió cimentarse.

Sus primeros clientes en este segundo periodo fueron miembros de la comunidad alemana. Thomas Cromwell ayudó al artista abriéndole las puertas de la casa Tudor, para cuyo rey, Enrique VIII, estaba trabajando en 1536.
Uno de los realizados al monarca, se puede visitar en el Museo Thyssen Borsnemiza de Madrid.

De ese periodo son los retratos de Los embajadores Jean de Dinteville y Georges de Selve, de 1533, en la National Gallery de Londres, el de Enrique VIII, así como otros personajes de la corte, como Sir Richard Southwell, en los Uffizi, o Eduardo, príncipe de Gales, en la National Gallery de Washington.

Murió en Londres en 1543, mientras pintaba un retrato de Enrique VIII, a causa de la peste.
Hizo su testamento el 7 de octubre de 1543, y un documento adjunto, datado el 29 de noviembre, le describe como recientemente fallecido.

Fue sin duda uno de los maestros del retrato en el Renacimiento, “tal fue el realismo de su obra que su influencia sobrepasó los límites de la pintura. La pintura del Cristo Sepultado causó gran influencia en el escritor ruso Fëdor Dostoyevsky, tanto así que lo inspiró en su novela “El Idiota”.

*Entrada publicada el 5 de agosto de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 7 de junio de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 5, 2011 at 7:57 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Para ver obras en slide, hacer click en la imagen Hans Holbein “El Joven”, nació en Augsburgo, Baviera hacía 1497 Hijo de Hans Holbein “El Viejo”, maestro flamenco, quien sería su maestro, trabajaría en el taller ……

  • Reply Joos van Cleve: La Escuela Flamenca del Renaciento » Trianarts | Trianarts enero 24, 2013 at 10:04 pm

    […] el Museo del Prado de Madrid: “Retrato de anciano”, atribuído hasta hace unos años a Hans Holbein “El joven”, y una atribución: “El […]

  • Reply William Hogarth: La sátira y el barroco | Trianarts octubre 25, 2014 at 6:47 pm

    […] los artistas ingleses fuesen eclipsados por otros extranjeros instalados, entre los que estaban: Hans Holbein “el Joven”, Pedro Pablo Rubens, Anton Van Dyck, Orazio Gentileschi, Sebastiano Ricci y […]

  • Reply Hans Holbein, el Viejo: Del Gótico al Renacimiento en Alemania - Trianarts septiembre 20, 2015 at 6:22 pm

    […] en Augsburgo, Baviera en 1465. Pintor activo durante la primera mitad del siglo XVI, padre de Hans Holbein, el Joven, con quién colaboró en varias obras. Fue un pionero y líder en la transformación del arte […]

  • Deja un comentario