Pintura

Mujeres pintoras: La expresionista Paula Modersohn-Becker

noviembre 21, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Paula Modersohn-Becker

Nació en Dresde, Alemania, el 8 de febrero de 1876.
Pintora expresionista alemana, una de las representantes más precoces de este movimiento en su país.

Creció en un ambiente familiar muy culto, comprometida con el mundo del arte, impartió clases de pintura y reunió a artistas independientes en el pueblo de Worpswede, cercano a Bremen.

El grupo que se unió a la citada colonia, reivindicaba su independencia frente a las grandes academias artísticas.

A él pertenecieron entre otros miembros Fritz Mackensen y Heinrich Vogeler, del segundo sería alumna.

La precaria audacia de los pintores de Worpswede, la llevaron a inspirarse en motivos de otros lugares.
Comenzó pintando escenas de género sobre la vida de los agricultores locales y paisajes del norte de Alemania.

La inmensa mayoría eran antiguos alumnos de la Academia de las Bellas artes de Düsseldorf, una institución que había brillado con Wilhelm von Schadow.

Como muchos jóvenes artistas del siglo XIX consideraban las academias de pintura como instituciones oficiales y a sus profesores y métodos obsoletos.

Se formó con el pintor Bernhard Wiegandt, que le proporciono la ocasión de trabajar con verdaderos modelos.

Aspiraban a crear un espacio con, por y para la naturaleza, como antes hiciera Théodore Rousseau con la Escuela de Barbizon.

Como en Francia, el objetivo era doble: trabajar «au plein air», revolucionando así la técnica pictórica, y reflejar en su obra a la población campesina, que juzgaban de una pureza aún original y no corrompida por la civilización.

De esta época datan por ejemplo una serie de retratos de sus hermanos y hermanas, así como su primer autorretrato, realizado hacia 1893.

Esta actividad artística no la condujo a descuidar sus principales estudios, en septiembre de 1895 pasó el examen de profesora y obtuvo el diploma con buenos resultados.

En 1896, gracias a la rama materna de su familia, pudo viajar a Berlín con el fin de seguir durante seis semanas cursos de dibujo y pintura para la Asociación de los Artistas Berlineses (Verein der Berliner Künstlerinnen).

La enseñanza impartida en Berlín concedía un lugar preponderante al dibujo, realizado a partir de modelos profesionales. Sólo se admitía a las clases a aquellas candidatas que tenían ya un buen control de la materia.

Numerosos dibujos de desnudos realizados por Paula y que databan de este período han podido conservarse: las líneas, por regla general, son fuertemente marcadas, y los efectos de claroscuro afectan su omnipresencia.

En 1897 fue admitida por primera vez en la clase de Jeanne Bauck. Este artista, hoy caído en el olvido, tuvo una profunda influencia sobre su joven alumna, y la persuadió más tarde a que fuera a vivir por algún tiempo a París.

Durante su estancia berlinesa pasó numerosas horas en las galerías de los museos. Al igual que los artistas del movimiento nazareno, que había conocido su apogeo siete décadas antes, a Paula le gustaban por encima de todo, los lienzos del Renacimiento alemán e italiano.

Conoció y estableció una gran amistad con la escultora Clara Westhoff y con el poeta Rainer Maria Rilke.
Se enamoró del pintor Otto Modersohn y se casó con él en 1901.

Entre 1901 y 1907  realizó varios viajes a París por largos periodos. Durante estas estancias, asistió a L’ École des Beaux-Arts y visitó numerosas exposiciones de arte contemporáneo, sintiéndose interesada especialmente por la obra de Paul Cezanne que ejercería su influencia en su pintura, como también lo serían las de Vincent van Gogh y Paul Gauguin, influencias que son especialmente visibles en algunas de sus obras, como “Mujer del Asilo con una botella de vidrio”.

Conoció también la pintura de Jean-François Millet, muy admirado entre los artistas de la colonia de Worpswede.
Además de los citados, decía admirar y haber tenido influencias del cubismo de Pablo Picasso, del fauvismo, del arte japonés y del renacimiento alemán.

En el último viaje que realizó a París en 1906, pintó una serie de cuadros que quizá sean de los de más calidad de toda su obra, y de los que ella se sentía muy satisfecha, varios de estos, fueron autorretratos desnudos, algo que hasta entonces no había tenido precedentes, y los retratos de sus más queridos amigos, Rainer Maria Rilke y Werner Sombart.

Las obras de esta época para muchos críticos están consideradas como el periodo más interesante, más fuerte y más convincente.

En 1907, regresó a Worpswede con su marido, tras años en los que su matrimonio había sido complicado y lleno de separaciones, en este reencuentro se quedó embarazada, dando a luz a su hija Mathilda, conocida como Tillie el 2 de noviembre de 1907.

Sin embargo estos días de felicidad se truncaron a los pocos días, Paula murió en Worpswede, de una embolia, el 21 de noviembre de ese mismo año, con sólo 31 años de edad.

En 1908, Rainer María Rilke escribió en su memoria el poema “Requiem for a Friend”.
Sin embargo, y a pesar de la fuerza y la calidad de su pintura, es poco conocida fuera de los países germanófonos.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 2 de marzo de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 21 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com marzo 3, 2012 at 3:01 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Paula Modersohn-Becker Nació en Dresde, el 8 de febrero de 1876. Encuadrada en el expresionismo alemán, fue una de las pioneras de este movimiento en su país. Creció en un ambiente f……

  • Reply Blanca marzo 3, 2012 at 11:39 am

    Como me recuerda el último cuadro a Van Gogh. impresionante

    Abrazo!

    • Reply Triana marzo 3, 2012 at 4:16 pm

      Me alegro que te guste, hay días que el “rastreo” merece la pena y encuentras joyas como esta.
      Un beso

  • Reply Georg Tappert: Expresionismo, Neue Secession y arte degenerado | Trianarts marzo 17, 2014 at 6:22 pm

    […] cerca de Bremen, de 1906 a 1909, donde hizo amistad con Heinrich Bogeler y fue influenciado por Paula Modersohn-Becker. En Worpswede fundó una escuela de pintura que tuvo como alumno entre otros a Wilhelm […]

  • Reply Otto Modersohn: Naturalismo, expresionismo y Colonia de Worpswede » Trianarts mayo 2, 2015 at 5:27 pm

    […] 1900 se casó con la pintora Paula Modersohn-Becker. La pareja pasó por una crisis y ruptura, reconciliándose poco después, tras lo que la pareja se […]

  • Deja un comentario