sep 152014
 

“¡Madrid, Madrid; qué bien tu nombre suena,
rompeolas de todas las Españas!
La tierra se desgarra, el cielo truena,
tú sonríes con plomo en las entrañas.”

Madrid, 7 de noviembre de 1936.

“Los que bañáis los cuerpos juveniles
en las aguas frías de la alberca
y el pecho dais desnudo al viento helado
de la montaña, ¡alerta!”
AM

“La muerte del niño herido”

Otra vez en la noche… Es el martillo
de la fiebre en las sienes bien vendadas
del niño. —Madre, ¡el pájaro amarillo!
Continue reading »