Poesia

Arthur Rimbaud: Ofelia

diciembre 12, 2015

“Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano,
herido por el trigo, a pisar la pradera…”

AR

Ofelia

I

En las aguas profundas que acunan las estrellas,
blanca y cándida, Ofelia flota como un gran lirio,
flota tan lentamente, recostada en sus velos…
cuando tocan a muerte en el bosque lejano.

Hace ya miles de años que la pálida Ofelia
pasa, fantasma blanco por el gran río negro;
más de mil años ya que su suave locura
murmura su tonada en el aire nocturno.

El viento, cual corola, sus senos acaricia
y despliega, acunado, su velamen azul;
los sauces temblorosos lloran contra sus hombros
y por su frente en sueños, la espadaña se pliega.

Los rizados nenúfares suspiran a su lado,
mientras ella despierta, en el dormido aliso,
un nido del que surge un mínimo temblor…
y un canto, en oros, cae del cielo misterioso.

II
¡Oh tristísima Ofelia, bella como la nieve,
muerta cuando eras niña, llevada por el río!
Y es que los fríos vientos que caen de Noruega
te habían susurrado la adusta libertad.

Y es que un arcano soplo, al blandir tu melena,
en tu mente traspuesta metió voces extrañas;
y es que tu corazón escuchaba el lamento
de la Naturaleza –son de árboles y noches.

Y es que la voz del mar, como inmenso jadeo
rompió tu corazón manso y tierno de niña;
y es que un día de abril, un bello infante pálido,
un loco miserioso, a tus pies se sentó.

Cielo, Amor, Libertad: ¡qué sueño, oh pobre Loca! .
Te fundías en él como nieve en el fuego;
tus visiones, enormes, ahogaban tu palabra.
–Y el terrible Infinito espantó tu ojo azul.

III
Y el poeta nos dice que en la noche estrellada
vienes a recoger las flores que cortaste ,
y que ha visto en el agua, recostada en sus velos,
a la cándida Ofelia flotar, como un gran lis.

Arthur Rimbaud

De: “Poesías” – 1863-1869

Poema original en francés:

“Ophélie”

I
Sur l’onde calme et noire où dorment les étoiles
La blanche Ophélia flotte comme un grand lys,
Flotte très lentement, couchée en ses longs voiles…
– On entend dans les bois lointains des hallalis.

Voici plus de mille ans que la triste Ophélie
Passe, fantôme blanc, sur le long fleuve noir.
Voici plus de mille ans que sa douce folie
Murmure sa romance à la brise du soir.

Le vent baise ses seins et déploie en corolle
Ses grands voiles bercés mollement par les eaux;
Les saules frissonnants pleurent sur son épaule,
Sur son grand front rêveur s’inclinent les roseaux.

Les nénuphars froissés soupirent autour d’elle;
Elle éveille parfois, dans un aune qui dort,
Quelque nid, d’où s’échappe un petit frisson d’aile:
– Un chant mystérieux tombe des astres d’or.

II
Ô pâle Ophélia ! belle comme la neige !
Oui tu mourus, enfant, par un fleuve emporté !
– C’est que les vents tombant des grands monts de Norwège
T’avaient parlé tout bas de l’âpre liberté;

C’est qu’un souffle, tordant ta grande chevelure,
A ton esprit rêveur portait d’étranges bruits;
Que ton coeur écoutait le chant de la Nature
Dans les plaintes de l’arbre et les soupirs des nuits;

C’est que la voix des mers folles, immense râle,
Brisait ton sein d’enfant, trop humain et trop doux;
C’est qu’un matin d’avril, un beau cavalier pâle,
Un pauvre fou, s’assit muet à tes genoux !

Ciel ! Amour ! Liberté ! Quel rêve, ô pauvre Folle !
Tu te fondais à lui comme une neige au feu:
Tes grandes visions étranglaient ta parole
– Et l’Infini terrible effara ton oeil bleu !

III
– Et le Poète dit qu’aux rayons des étoiles
Tu viens chercher, la nuit, les fleurs que tu cueillis;
Et qu’il a vu sur l’eau, couchée en ses longs voiles,
La blanche Ophélia flotter, comme un grand lys.

Arthur Rimbaud

Jean Nicolas Arthur Rimbaud nació en Charleville, Departamento de Las Ardenas, Francia, el 20 de octubre de 1854.
Fue uno de los más grandes poetas franceses, que practico alternando en su poesía los dictados del movimiento simbolista, con Stéphane Mallarmé , y otras al decadentista, junto a Paul Verlaine.
Con sólo ocho años de edad realizó su primero trabajos en prosa y con diez dio, apuntando una gran madurez intelectual empezó a escribir poesía: Sin embargo, dejó la literatura a con nada más 19 años de edad, dando muestras de cierto desequilibrio mental.
En los inicios de la década de 1870, comenzó a criticar  la poesía romántica y parnasiana, y a alabar la poesía de Charles Baudelaire, a quien incluso llamó “un dios, el rey de los poetas”.
En 1872, cuando contaba 17 años de edad, ya llevaba una salvaje vida de vagabundo, totalmente disoluta, adicto al ajenjo y al hachís.
Todo esto escandalizó a la élite literaria parisina, indignada en particular por su comportamiento, se había convertido en el auténtico arquetipo del “enfant terrible”. A lo largo de este período continuó escribiendo sus contundentes y visionarios versos modernos.
Un incidente con Étienne Carjat, eminente fotógrafo de la época, fue la gota que derramó el vaso, Rimbaud, totalmente borracho hirió al fotógrafo con una vara metálica. Para salvar a su amigo y tranquilizar a la comunidad, Verlaine, en casa del cual residía acogido, envió a Rimbaud de regreso a Charleville.
Tras unos cuantos meses volvio a París, iniciando con Verlaine una tormentosa relación amorosa, que los llevó a Londres en septiembre de 1872. Verlaine abandonó a su esposa e hijo pequeño (a quienes solía maltratar en extremo durante los ataques de ira causados por el alcohol). Rimbaud y Verlaine vivieron en un lamentable estado de pobreza en Bloomsbury y en Camden Town, manteniéndose con algunas clases de francés y de una pequeña mensualidad que les llegaba de la madre de Verlaine.
En 1873, Verlaine abandonó a Rimbaud y marchó a Bruselas, adonde este le siguió y tras una fuerte discusión, el primero le disparó hiriéndole en la muñeca. Verlaine fue arrestado, y este hecho sumado a las acusaciones de la esposa de Verlaine respecto a las relación entre los dos hombres, hizo que el juez, a pesar de que Rimbaud retiró la denuncia, Verlaine fuese condenado a dos años de prisión.
Rimbaud regresó a Charleville, recluyéndose en la granja familiar, donde escribió la única obra que publicaría él mismo, “Una temporada en el infierno”, reconocida como una de las obras pioneras del simbolismo moderno.
En 1874 volvió a Londres junto al poeta Germain Nouveau, donde terminó de escribir sus controvertidas “Iluminaciones”
Rimbaud y Verlaine se encontraron en Alemania por última vez en 1875, tras haber recuperado este  la libertad.
Murió tras serle amputada una pierna por un carcinoma el 10 de noviembre de 1891, en Marsella, sólo tenia 37 años de edad.
Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas beats.

 *La imagen es un óleo de Sir John Everett Millais

También de Arthur Rimbaud en este blog:

“Arthur Rimbaud: Alquimia del verbo”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Angustia”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Hambre”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: A La Música”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Aurora”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Canción de la torre más alta”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: El baile de los ahorcados”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: El barco ebrio”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: El durmiente del valle”: AQUÍ 

“Arthur Rimbaud: El río de Cassis”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: En la taberna verde”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Fiestas del hambre”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Flores”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: ¡La hemos vuelto a hallar!”: AQUÍ 

“Arthur Rimbaud: Las hermanas de caridad”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Los pobres en la iglesia: AQUÍ”

“Arthur Rimbaud: Las Primeras comuniones”: AQUÍ 

“Arthur Rimbaud: Los cuervos”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Mañana, de Una temporada en el infierno”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Marina, de Las Iluminaciones”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Obreros, de Illuminations”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Sensación”: AQUÍ

“Arthur Rimbaud: Vocales”: AQUÍ 

Libros de poesía:

Poesías – (1863-1869).
Cartas del vidente — (1871).
Una temporada en el infierno — (1873).
Iluminaciones — (1874).
Cartas completas — (1870-1891).

You Might Also Like

15 Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 21, 2012 at 12:00 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:  “Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano, herido por el trigo, a pisar la pradera…” Ofelia I En las aguas profundas que acunan las estrellas, blanca y cándida, Ofelia flota como un gran lirio, flota tan lentamente, recos…..

  • Reply Arthur Rimbaud: Flores | Trianarts octubre 12, 2012 at 10:30 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Arthur Rimbaud: Aurora | Trianarts noviembre 10, 2012 at 1:00 am

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: A La Música » Trianarts | Trianarts enero 8, 2013 at 6:46 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Místico » Trianarts | Trianarts enero 18, 2013 at 12:19 am

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply El baile de los ahorcados, de Arthur Rimbaud » Trianarts | Trianarts febrero 7, 2013 at 9:25 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Marina, de Las Iluminaciones » Trianarts | Trianarts marzo 1, 2013 at 11:08 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Los pobres en la iglesia | Trianarts junio 18, 2013 at 3:07 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Canción de la torre más alta | Trianarts junio 19, 2013 at 4:03 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Arthur Rimbaud: El río de Cassis | Trianarts noviembre 10, 2013 at 11:20 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: En la taberna verde | Trianarts marzo 25, 2014 at 2:53 am

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Fiestas del hambre | Trianarts agosto 3, 2014 at 3:30 am

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Hambre - Trianarts agosto 12, 2015 at 10:59 pm

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Arthur Rimbaud: Alquimia del verbo - Trianarts noviembre 10, 2015 at 12:40 am

    […] “Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Partida - Trianarts febrero 24, 2016 at 1:27 pm

    […] Arthur Rimbaud: Ofelia”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.