Poesia

Charles Baudelaire: Bendición

mayo 22, 2013

“Los poetas constituyen la raza que siempre será maldita para los poderosos de la Tierra”
Alfred de Vigny en “Stello” – 1832

“Bendición”

Cuando, por un decreto de las potencias supremas,
El Poeta aparece en este mundo hastiado,
Su madre espantada y llena de blasfemias
Crispa sus puños hacia Dios, que de ella se apiada:

-“¡Ah! ¡no haber parido todo un nudo de víboras,
Antes que amamantar esta irrisión!
¡Maldita sea la noche de placeres efímeros
En que mi vientre concibió mi expiación!

Puesto que tú me has escogido entre todas las mujeres
Para ser el asco de mi triste marido,
Y como yo no puedo arrojar a las llamas,
Como una esquela de amor, este monstruo esmirriado,

¡Yo haré rebotar tu odio que me agobia
Sobre el instrumento maldito de tus perversidades,
Y he de retorcer tan bien este árbol miserable,
Que no podrán retoñar sus brotes apestados!”

Ella vuelve a tragar la espuma de su odio,
Y, no comprendiendo los designios eternos,
Ella misma prepara en el fondo de la Gehena
Las hogueras consagradas a los crímenes maternos.

Sin embargo, bajo la tutela invisible de un Ángel,
El Niño desheredado se embriaga de sol,
Y en todo cuanto bebe y en todo cuanto come,
Encuentra la ambrosía y el néctar bermejo.

El juega con el viento, conversa con la nube,
Y se embriaga cantando el camino de la cruz;
Y el Espíritu que le sigue en su peregrinaje
Llora al verle alegre cual pájaro de los bosques.

Todos aquellos que él quiere lo observan con temor,
O bien, enardeciéndose con su tranquilidad,
Buscan al que sabrá arrancarle una queja,
Y hacen sobre El el ensayo de su ferocidad.

En el pan y el vino destinados a su boca
Mezclan la ceniza con los impuros escupitajos;
Con hipocresía arrojan lo que él toca,
Y se acusan de haber puesto sus pies sobre sus pasos.

Su mujer va clamando en las plazas públicas:
“Puesto que él me encuentra bastante bella para adorarme,
Yo desempeñaré el cometido de los ídolos antiguos,
Y como ellos yo quiero hacerme redorar;

¡Y me embriagaré de nardo, de incienso, de mirra,
De genuflexiones, de viandas y de vinos,
Para saber si yo puedo de un corazón que me admira
Usurpar riendo los homenajes divinos!

Y, cuando me hastíe de estas farsas impías,
Posaré sobre él mi frágil y fuerte mano;
Y mis uñas, parecidas a garras de arpías,
Sabrán hasta su corazón abrirse un camino.

Como un pájaro muy joven que tiembla y que palpita,
Yo arrancaré ese corazón enrojecido de su seno,
Y, para saciar mi bestia favorita,
Yo se lo arrojaré al suelo con desdén!”

Hacia el Cielo, donde su mirada alcanza un trono espléndido,
El Poeta sereno eleva sus brazos piadosos,
Y los amplios destellos de su espíritu lúcido
Le ocultan el aspecto de los pueblos furiosos:

-“Bendito seas, mi Dios, que dais el sufrimiento
Como divino remedio a nuestras impurezas
Y cual la mejor y la más pura esencia
Que prepara los fuertes para las santas voluptuosidades!

Yo sé que reservarás un lugar para el Poeta
En las filas bienaventuradas de las Santas Legiones,
Y que lo invitarás para la eterna fiesta
De los Tronos, de las Virtudes, de las Dominaciones.

Yo sé que el dolor es la nobleza única
Donde no morderán jamás la tierra y los infiernos,
Y que es menester para trenzar mi corona mística
Imponer todos los tiempos y todos los universos.

Pero las joyas perdidas de la antigua Palmira,
Los metales desconocidos, las perlas del mar,
Por vuestra mano engastados, no serían suficientes
Para esa hermosa Diadema resplandeciente y diáfana;

Porque no será hecho más que de pura luz,
Tomada en el hogar santo de los rayos primitivos,
Y del que los ojos mortales, en su esplendor entero,
No son sino espejos oscurecidos y dolientes!”

Charles Baudelaire

De: “Las flores del mal” 1857 – 1866

(La primera edición de Las flores del mal es de 1857, en 1861 en una nueva edición el poeta incluye poemas nuevos a excepción de algunos que fueron censurados, estos son incluidos “Les épaves” en 1866. En 1868 muerto ya Baudelaire, se publicó “Las flores del mal”, incluyendo la obra completa y definitiva.

Poema original en francés:

“Bénédiction”

Lorsque, par un décret des puissances Supremes,
Le Poète apparaît en ce monde ennuyé,
Sa mère épouvantée et pleine de blasfema
Crispe ses poings vers Dieu, qui prend en la Pitié:
– “¡Ah! Que n’ai-je mis tout bas sin noeud de vipères,
Plutôt Que de nourrir cette dérision!
Maudite soit la nuit aux plaisirs éphémères
Où mon ventre un mon expiación conçu!
Puisque tu m’as choisie Entre toutes les femmes
Pour être le dégoût de mon mari triste,
Et que je ne puis rejeter pas dans les flammes,
Comme un billet d’amour, ce monstre rabougri,
Je Ferai rejaillir ta haine qui m’accable
Sur l’instrumento maldito de tes méchancetés,
Et je tordrai si bien cet arbre misérable,
qu’il ne pourra pousser ses boutons empestés!”
Elle Ravale ainsi l’écume de sa haine,
Et, ne pas les comprenant desseins éternels,
Elle-même Preparar au Fond de la géhenne
Les Buchers consacrés aux crímenes maternels.
Pourtant, sous la tutelle invisible d’un Ange,
L’Enfant déshérité s’enivre de soleil
Et dans tout ce qu’il boit et dans tout ce qu’il mange
Retrouve l’ambroisie et le néctar vermeil.
II joue avec le vent, porque avec le nuage,
Et s’enivre en chantant du chemin de la croix;
Et l’Esprit qui le traje dans son pèlerinage
Pleure de le voir gai comme un oiseau des bois.
Tous ceux qu’il veut l’aimer observent avec Crainte,
Ou bien, s’enhardissant de sa tranquillité,
Cherchent à qui saura lui tirer une plainte,
Et fuente sur lui l’essai de leur férocité.
Dans le pain et le vin destina à sa bouche
Ils Melent de la cendre avec d’impurs crachats;
Avec hypocrisie ils jettent ce qu’il touche,
Et s’accusent d’avoir mis leurs pieds dans ses pas.
Sa femme va criant sur ​​les lugares publiques:
“Puisqu’il me trouve assez belle verter m’adorer,
Je Ferai le métier des idoles antigüedades,
Et comme je veux elles me faire redorer;
Et je me soûlerai de nardo, d’encens, de mirra,
De genuflexiones, de viandes et de vins,
Pour savoir si je puis dans un coeur qui m’admire
usurpador es RIANT les Hommages divins!
Et, quand je m’ennuierai de ces farsas impies,
Je poserai sur lui et ma frêle fuerte principal;
Et mes ongles, pareils aux ongles des arpías,
Sauront jusqu’à hijo coeur sí frayer chemin des.
Comme un oiseau tout jeune qui temblar et qui palpite,
J’arracherai tout ce coeur rouge de son sein,
Et, vierta rassasier ma bête favorito
Je le lui jetterai par terre avec Dedain!”
Vers le Ciel, où hijo oeil Voit sin trône splendide,
Le Poète serein lève ses bras pieux
Et les vastes éclairs de son esprit lucide
Lui dérobent l’aspecto des peuples furieux:
– “Soyez béni, mon Dieu, qui Donnez LÃ souffrance
Comme un divin Remede à nos impuretés
Et comme la meilleure et la más pura esencia
Qui les preparamos fuertes aux saintes voluptés!
Je sais Que vous gardez une place au Poète
Dans les rangs bienheureux des Saintes legiones,
Que Et vous l’Invitez à l’éternelle fête
Des Trones, des Vertus, des dominaciones.
Je sais de Me douleur est la noblesse única
Où ne jamais mordront la terre et les enfers,
Et qu’il faut vertido tresser ma couronne mística
Imposer tous les temps et tous les univers.
Mais les bijoux perdus de l’antigua Palmira,
Les métaux inconnus, les perles de la mer,
Par votre principal montés, ne pas pourraient suffire
A ce novio diadème éblouissant et clair;
Car il ne fait Que sera de pura lumière,
Puisée au foyer santo des rayons primitifs,
no haga Et les yeux mortels, dans leur splendeur entière,
Ne Que sont des miroirs obscurcis et plaintifs!”

Charles Baudelaire

Du: “Fleurs du mal”

Charles Baudelaire nació en París, el 9 de abril de 1821.
Murió en París, el  31 de Agosto de 1867.

También de Charles Baudelaire en este blog:

“Charles Baudelaire: Murió el 31 de Agosto de 1867”: AQUÍ

“Frases del día: Charles Baudelaire”: AQUÍ   

“Charles Baudelaire: El poeta maldito”: AQUÍ

“Charles Baudelaire: Mujeres malditas, de Las flores del mal”: AQUÍ

“Charles Baudelaire: El sol, de Cuadros Parisienses”: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com mayo 22, 2013 at 3:51 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “Los poetas constituyen la raza que siempre será maldita para los poderosos de la Tierra” Alfred de Vigny en “Stello” – 1832 “Bendición” Cuando, por un decreto de las potencias supremas, El Poeta aparece en este mundo hastiad…..

  • Reply Mi recuerdo a Charles Baudelaire: Las letanías de Satán | Trianarts abril 8, 2014 at 11:43 pm

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Charles Baudelaire: Mujeres malditas, de Las flores del mal | Trianarts agosto 8, 2014 at 2:41 am

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Charles Baudelaire: De profundis clavami, de Las flores del mal | Trianarts enero 3, 2015 at 12:45 am

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Charles Baudelaire: Una carroña » Trianarts abril 8, 2015 at 11:07 pm

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Charles Baudelaire: La campana cascada - Trianarts agosto 31, 2015 at 12:39 am

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Charles Baudelaire: Las ventanas » Trianarts noviembre 22, 2015 at 3:15 am

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Reply Charles Baudelaire: La giganta - Trianarts febrero 27, 2016 at 1:34 am

    […] “Charles Baudelaire: Bendición, de Las flores del mal”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.