Relatos Breves

Eduardo Galeano: Otros niños robados

julio 10, 2017

“Otros niños robados”

El marxismo es la máxima forma de la patología mental— había sentenciado el coronel Antonio Vallejo Nájera, psiquiatra supremo en la España del generalísimo Francisco Franco.
Él había estudiado, en la cárceles, a las madres republicanas, y había comprobado que tenían instintos criminales.
Para defender la pureza de la raza ibérica, amenazada por la degeneración marxista y la criminalidad materna, miles de niños recién nacidos o de muy corta edad, hijos de padres republicanos, fueron secuestrados y arrojados a los brazos de familias devotas de la cruz y la espada.
¿Quienes fueron esos niños? ¿Quienes son, tantos años después?
No se sabe.
La dictadura franquista inventó documentos falsos, que les borraron las huellas, y dictó orden de olvidar: robó los niños y robó la memoria.

Eduardo Galeano

De: “Los hijos de los días”
Ed. Siglo XXI de España Editores – 2012©
ISBN: 978-84-323-1627-2

Eduardo Germán María Hughes Galeano nació en Montevideo, Uruguay, el 3 de septiembre de 1940.
Nació en el seno de una familia de clase alta y católica, de ascendencia italiana, española, galesa y alemana.
Está considerado como uno de los más importantes escritores de la literatura hispana del siglo XX y XXI.
En su juventud trabajó entre otros oficios como obrero de fábrica, dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo y cajero de banco.
Durante el golpe de Estado del 27 de junio de 1973 en su país, fue encarcelado y obligado a abandomar Uruguay. Su libro “Las venas abiertas de América Latina”, fue censurado por las dictaduras militares de Uruguay, Argentina y Chile.
En 1976 fue añadido a la lista de los condenados del escuadrón de la muerte de Videla, que había perpetrado el golpe de Estado en Argentina, país en el que residía en ese momento, teniendo que huir a España.
A principios de 1985, retornó a Montevideo. En octubre de ese año, junto a Mario Benedetti, Hugo Alfaro y otros periodistas y escritores que habían pertenecido al semanario “Marcha”, fundó el semanario Brecha, del que ha sido  integrante de su Consejo Asesor hasta su muerte.
En enero de 2006 se unió entre otros a Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Ernesto Sabato, y Pablo Milanés, en la demanda de soberanía para Puerto Rico. Además firmaron en la proclamación de independencia del país.
En noviembre de 2008 dijo sobre la victoria de Barack Obama:
“La Casa Blanca será la casa de Obama pronto, pero esa Casa Blanca fue construida por esclavos negros. Y me gustaría y espero que él nunca lo olvide”.
En mayo de 2009, en una entrevista declaró:
“No sólo Estados Unidos, sino algunos países europeos han sembrado dictaduras por todo el mundo. Y se sienten como si fueran capaces de enseñar lo que es democracia”.
Su obra ha sido traducida a más de 20 idiomas
Recibió entre otros Premios, galardones y reconocimientos con:
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana – 20012
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de El Salvador – 2005
Doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana, México – 2007
Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina – 2008
Profesorado Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires 2009
Premio Stig Dagerman – 2010
Medalla Bi-100 – 2011
Medalla Bi-200 – 2011
Premio Casa de las Américas – 2011
Distinción Deodoro Roca de la Federación Universitaria de Buenos Aires – 2011
Premio Alba de las letras – 2013
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Guadalajara, México – 2013
Murió en Montevideo, el 13 de abril de 2015.

También en este blog de Eduardo Galeano:

“Eduardo Galeano: De nuestros miedos”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Día del teatro”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Por qué desaparecimos a los desaparecidos”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Homenajes, de: Los hijos de los días”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Fue”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Día contra la violencia doméstica”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El descubrimiento”:AQUÍ

“Eduardo Galeano: Ventana sobre la palabra”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La patria imposible”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La bomba de Dios”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El derecho al delirio”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La Novena”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La Noche”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Ventana sobre el miedo”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Los Nadies”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Pobrezas”: AQUÍ 

“Eduardo Galeano: La alambrada”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El viaje de la palabra”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Bendita Guerra”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Prohibido pasar”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Gente agradecida”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El otro astronauta, de Los hijos de los días”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Día del teatro”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: A dos voces (A Violeta Parra)”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Del fuego al fuego”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El descubrimiento”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Los herejes y el santo”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El musgo y la piedra”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Guerras calladas”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Yo tengo un sueño”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Hombre de buen corazón”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El hambre – 1”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La deuda ajena”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Los hijos de las nubes”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: El rescate de la ciudad prisionera”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La dignidad del arte”: AQUÍ 

“Eduardo Galeano: Malditos sean los pecadores”: AQUÍ

“Eduardo Galeano:  La fabricación de las lágrimas”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La mala racha”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Gemelos”: AQUÍ 

“Eduardo Galeano: Una mujer cuenta”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Utopía y sus mejores frases”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: Fuego”: AQUÍ

 “Eduardo Galeano: La historia del arte”: AQUÍ 

“Eduardo Galeano: Día de los desaparecidos”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La alambrada”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: La cultura del terror 2”: AQUÍ

“Eduardo Galeano: De viento somos”: AQUÍ

Bibliografía:

Los días siguientes – 1963
China – 1964
Guatemala, país ocupado – 1967
Reportajes – 1967
Los fantasmas del día del león y otros relatos – 1967
Su majestad el fútbol – 1968
Las venas abiertas de América Latina – 1971
Siete imágenes de Bolivia – 1971
Violencia y enajenación – 1971
Crónicas latinoamericanas – 1972
Vagamundo – 1973
Conversaciones con Raimón – 1977
Días y noches de amor y de guerra – 1978
La canción de nosotros – 1980
La piedra arde – 1980
Voces de nuestro tiempo – 1981
Memoria del fuego – 1982-86
Aventuras de los jóvenes dioses – 1984
Ventana sobre Sandino – 1985
Contraseña – 1985
La encrucijada de la biodiversidad colombiana – 1986
El descubrimiento de América que todavía no fue y otros escritos – 1986
El tigre azul y otros artículos 1988-2002
Entrevistas y artículos – 1962 – 1987
El libro de los abrazos – 1989
Nosotros decimos no – 1989
América Latina para entenderte mejor – 1990
Palabras: antología personal – 1990
Ser como ellos y otros artículos – 1992
Amares – 1993
Las palabras andantes – 1993
Úselo y tírelo – 1994
El fútbol a sol y sombra – 1995
Patas arriba: Escuela del mundo al revés – 1998
Carta al ciudadano 6.000 millones – 1999
Bocas del Tiempo – 2004
El Viaje 2006
Carta al señor futuro – 2007
Ventanas sobre el tiempo – 2008
Patas arriba, la escuela del mundo al revés – 2008
Espejos. Una historia casi universal – 2008
Los hijos de los días – 2011
Selva vida – 2014

*En la obra de Ricard Vinyes, que usó el juez español Baltasar Garzón para documentar la causa sobre uno de los capítulos más oscuros del régimen, publicada en 2002, se analiza el “universo carcelario” de las mujeres durante la dictadura franquista y relata cómo en ese período se impulsaron políticas de separación de hijos de sus madres con una legislación específica y sobre la base de las tesis del psiquiatra militar Antonio Vallejo Nágera. En dicha obra Vinyes se muestra escéptico sobre la posibilidad de que se conozca la verdad sobre los hijos de presas que en la dictadura de Franco fueron sustraídos de cárceles e ingresados en centros del estado o la Iglesia Católica, educados y entregados a familias adictas al régimen del genocida.
Entre 1940 y 1941, el estado creó leyes para justificar las “deportaciones sistemáticas y planificadas de niños desde las cárceles hasta centros religiosos o del estado como la institución del Auxilio Social”, apunta el historiador.
“La cárcel era el eslabón más débil de los perdedores de la guerra, y ahí es donde se concentran para aplicar las tesis de Vallejo Nágera. Por lo que un buen día funcionarios les quitaban los hijos a las presas, los subían en un vagón de tren sin decirles a dónde iban, y los distribuían”, asegura Vinyes.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com febrero 14, 2014 at 2:24 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Febrero 14   “Otros niños robados” —El marxismo es la máxima forma de la patología mental—había sentenciado el coronel Antonio Vallejo Nájera, psiquiatra supremo en la España del generalísimo Francisco Franco….

  • Reply Eduardo Galeano: Pobrezas | Trianarts febrero 23, 2014 at 12:39 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: Por qué desaparecimos a los desaparecidos | Trianarts marzo 24, 2014 at 9:17 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: Los Nadies » Trianarts abril 13, 2015 at 2:08 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: La alambrada » Trianarts abril 13, 2015 at 2:45 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: Malditos sean los pecadores » Trianarts abril 13, 2015 at 5:12 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano, In memoriam: La Novena » Trianarts abril 13, 2015 at 6:23 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply La fabricación de las lágrimas de Eduardo Galeano » Trianarts abril 15, 2015 at 3:48 am

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: El derecho al delirio - Trianarts agosto 6, 2015 at 2:49 am

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Reply Eduardo Galeano: El descubrimiento - Trianarts octubre 12, 2015 at 12:32 pm

    […] “Eduardo Galeano: Otros niños robados”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.