Poesia

Eladio Cabañero: Cardencha de otoño

septiembre 23, 2017

“… Se sabe bien las piedras, vivas esponjas
del silencio…”

EC

“Cardencha de otoño”

La cardencha despuebla la llanura
en soledad de soles convocados.
Los vuelos por su altura.
Los muertos y los trigos derribados.

La piedra en su relieve y su tormento.
La cardencha, marchita y vareada,
perdió la flor de su cáliz sangriento;
ya está en su cruz, ya está crucificada.

Cardencha de humildad, quieta en tu anclaje,
mástil con el rastrojo por velero,
cuando arriba el crepúsculo al paisaje
miras nocturnamente tu lucero.

Un ámbito de círculos culminas,
centro total de cada agrimensura
cuyo aire llegador cava una mina
en el débil puntal de tu estatura.

Tu caña por el alba, más sumisa
que la escoba de un pobre barrendero,
tembló en la última brisa
y se quedó tronchada en el lindero.

Eladio Cabañero

De: “Desde el sol y la anchura”, 1956
Recogido en “Palabra compartida” (Antología poética)
Ed. Biblioteca de autores manchegos – Diputación de Ciudad Real 2014©
ISBN: 978-84-7789-312-7

Eladio Cabañero López nació en Tomelloso, Ciudad Real, el 6 de diciembre de 1930.
Su padre, fotógrafo y maestro de profesión, había sido militante socialista y presidente de la Casa del Pueblo, motivo por el que fue fusilado por el régimen franquista tras la guerra civil, en 1940.
Con sólo cuatro libros publicados, se le incluye entre los poetas más valiosos y representativos de la Generación del 50′, desde que en 1963, le fuera concedido el Premio Nacional de Literatura por “Marisa Sabia y otros poemas”.
Más tarde, obtuvo el Premio de la Crítica por la primera antología de su obra: “Poesía 1956-1970”.
Su nombre aparece en varias de las más importantes antologías de su época a partir de Nuevos poetas españoles, que corrió a cargo de Luis Jiménez Martos en 1961, en la que recoge las voces de once poetas, entre los que se encuentran, los considerados imprescindibles de la citada generación, entre ellos están poetas de la talla de Claudio Rodríguez, José Ángel Valente, Carlos Sahagún, Ángel González, y el propio Eladio Cabañero.
según palabras de Manuel Rico, la poesía de Eladio Cabañero: «Es poesía de la experiencia, es poesía de lo cotidiano, tiene un claro componente emotivo —y ético— y es, en síntesis, un peculiar modo de conocer, tanto la realidad como el propio fenómeno creador»
Murió en Madrid, el 22 de julio de 2000.

También de Eladio Cabañero en este blog:

“Eladio Cabañero: Las tinajas”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Serenidad”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: El encuentro”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: La Mancha al sol”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Ese hombre del puente”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: El hombre”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: La despedida”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: A Luis Cernuda en su muerte”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Bien sabes tú que hay alguien que se encarga…”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Antes cuando la infancia”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Ocaso”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Desde el sol y la anchura Ayuntamiento de Tomelloso – 1956.
Una señal de amor – Madrid Ed. Rialp, 1958.  – Accésit Premio Adonais en 1957.
Recordatorio – Madrid – Ed. Taurus, 1961. (Reeditado en 1995 por Ediciones La Palma)
Marisa Sabia y otros poemas – Madrid – Ed. Gráficas Halar – 1963, por el que obtuvo el Premio Nacional de Literatura  de ese mismo año.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.