Poesia

Eladio Cabañero: Las tinajas

septiembre 26, 2018

“… La vendimia es un barco sorprendido
todos los años en el mismo puerto…”

EC

Mi recuerdo al poeta manchego en el aniversario de su muerte.

“Las tinajas”

I – Tinaja vacía

Suena y repite el golpe, a cada eco
se queja, mansamente dolorida;
es un gigante sin acometida
que tiene un respirar de vientre hueco.

Anhelada por los brazos. Mido, trepo
sus paredes de barro, su medida,
puchero sin hogar, panza cosida,
desnuda en el abrazo de su cepo.

Qué soledad de nervio desunido
estira hasta la punta de la hilera
vaciando y rellenándose el sonido.

La tinaja está sola, cosechera
deshabitada y quieta en el olvido,
soñando ser ya vino a cada espera.

II – Tinaja fermentando

Gira el espeso manantial, se inflama
ronco el erupto que lo restituye,
echa la espuma a arder bruta y concluye
en un mar que la bebe y la derrama.

Hierve el sol en su caz a toda llama,
furioso y humeante. Y algo fluye
por sudor del vientre y se destruye
entre los cataclismos de la brama.

Funde el crisol. Un génesis violento
estalla. En las mareas cenitales
suena el yunque del barro poderoso.

El mosto en su volcán. Los manantiales
gestan la sangre a ciegas. El fermento
navega la tinaja tumultuoso.

III Tinaja llena de vino

El vino en la tinaja triunfadora
es una sangre conmovidamente,
su corazón de barro es una fuente
que tiene un agua espesa y manadora.

Está llena y parada. Tiene ahora
una acequia profunda y un caliente
toro sin desangrar. Está en la frente
del bebedor mortal que la enamora.

Para purificar el sol del vino
el oro derramó sus manantiales
y en la tinaja encuentra su destino.

Dejaron de ser piedra los metales.
La tinaja recorre su camino
hecha un mar de redondos litorales.

Eladio Cabañero

De: “Desde el sol y la anchura” – 1956
Recogido en “Palabra compartida” (Antología poética)
Ed. Biblioteca de autores manchegos – Diputación de Ciudad Real 2014©
ISBN: 978-84-7789-312-7

Eladio Cabañero López nació en Tomelloso, Ciudad Real, el 6 de diciembre de 1930.
Su padre, fotógrafo y maestro de profesión, había sido militante socialista y presidente de la Casa del Pueblo, motivo por el que fue fusilado por el régimen franquista tras la guerra civil, en 1940.
Con sólo cuatro libros publicados, se le incluye entre los poetas más valiosos y representativos de la Generación del 50′, desde que en 1963, le fuera concedido el Premio Nacional de Literatura por “Marisa Sabia y otros poemas”.
Más tarde, obtuvo el Premio de la Crítica por la primera antología de su obra: “Poesía 1956-1970”.
Su nombre aparece en varias de las más importantes antologías de su época a partir de Nuevos poetas españoles, que corrió a cargo de Luis Jiménez Martos en 1961, en la que recoge las voces de once poetas, entre los que se encuentran, los considerados imprescindibles de la citada generación, entre ellos están poetas de la talla de Claudio Rodríguez, José Ángel Valente, Carlos Sahagún, Ángel González, y el propio Eladio Cabañero.
según palabras de Manuel Rico, la poesía de Eladio Cabañero: «Es poesía de la experiencia, es poesía de lo cotidiano, tiene un claro componente emotivo —y ético— y es, en síntesis, un peculiar modo de conocer, tanto la realidad como el propio fenómeno creador»
Murió en Madrid, el 22 de julio de 2000.

*Al margen de los datos biográficos, el resto del análisis de la obra del poeta, están extractados del prólogo que inicia la antología, firmado por Pedro. A. González Moreno.

También de Eladio Cabañero en este blog:

“Eladio Cabañero: Serenidad”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: El encuentro”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: El andamio”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Cardencha de otoño”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: La Mancha al sol”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Ese hombre del puente”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: El hombre”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: La despedida”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: A Luis Cernuda en su muerte”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Bien sabes tú que hay alguien que se encarga…”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Antes cuando la infancia”: AQUÍ

“Eladio Cabañero: Ocaso”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Desde el sol y la anchura Ayuntamiento de Tomelloso – 1956.
Una señal de amor – Madrid Ed. Rialp, 1958.  – Accésit Premio Adonais en 1957.
Recordatorio – Madrid – Ed. Taurus, 1961. (Reeditado en 1995 por Ediciones La Palma)
Marisa Sabia y otros poemas – Madrid – Ed. Gráficas Halar – 1963, por el que obtuvo el Premio Nacional de Literatura  de ese mismo año.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com junio 19, 2016 at 10:16 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “… La vendimia es un barco sorprendido todos los años en el mismo puerto…” EC “Las tinajas” I – Tinaja vacía Suena y repite el golpe, a cada eco se queja, mansamente dolorida; es un gigante sin acometida que tiene un respirar..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.